A la hora de obtener financiación, tanto para superar una situación personal como para afrontar un gasto relacionado con la empresa, la banca tradicional siempre se ha apoyado en los créditos financieros. Pese a que, históricamente, la concesión crediticia ha sido uno de los productos que se ha posicionado como una de las mejores oportunidades a la hora de inyectar una dosis extra de capital, la realidad es que había multitud de factores que necesitaban de una renovación. Hasta adaptarlo a las necesidades actuales.

Desde la irrupción en el mercado de los créditos y microcréditos rápidos online, cada vez son más las familias que se decantan por este tipo de soluciones frente a otras de corte más tradicional. Estos productos financieros se gestionan a través de Internet, no necesitan papeleos y ofrecen la posibilidad de recibir un préstamo de dinero urgente en cuestión de horas. El no tener que enfrentarnos a tediosos trámites administrativos y no tener que dar explicaciones son algunas de las claves al por qué estos préstamos son considerados una de las opciones más populares a la hora de conseguir dinero rápido.

Son muchas las ventajas que se desprende de la contratación de este tipo de servicios. A continuación, una radiografía a la situación actual de los préstamos rápidos online en España en base a algunos de los interrogantes más habituales en torno a ellos. 

Préstamos rápidos, su definición

Los préstamos rápidos actúan como una forma de financiación que es capaz de ser aprobada y gestionado en un breve lapso de tiempo. No obstante, es importante tener en cuenta que son muchos los factores que intervienen en la cantidad de tiempo que es necesaria para que la persona interesada en este producto reciba el dinero en su cuenta.

En la mayoría de las ocasiones, toda la operación se tramita en una misma solicitud a través de un simple formulario en la página web de la entidad financiera. Al finalizar de realizarla, se da la respuesta al interesado acerca de si se ha aprobado su petición o no. Una vez aprobada, la transferencia se realiza de manera automática en cuestión de minutos a la cuenta bancaria del cliente. Es cuestión de la entidad bancaria la cantidad de tiempo que transcurra hasta que el dinero quede reflejado en nuestra cuenta bancaria.

No obstante, en la mayoría de los casos son suficientes unas cuantas horas para poder tener en el dinero en nuestro poder. Son muchas las razones para solicitarlos, ser ágil para concederlos puede ser fundamental para la persona que está interesada en este tipo de cantidades. En un contexto tan incierto como el actual, además, este tipo de fórmulas han sido especialmente utilizadas tanto por las familias como por los autónomos para obtener la dosis de liquidez que necesitan en cada momento puntual.

La sencillez, la principal diferencia

Años atrás, cuando nos encontrábamos en una situación en la nos veíamos en la obligación de tener que solicitar un préstamo, era habitual tener que esperar varias semanas hasta conocer la respuesta del banco. No obstante, gracias a la aparición de empresas de préstamos rápidos online como Teleprestamos, se ha hecho un importante esfuerzo para imprimir la máxima agilidad en todas las peticiones que se cursan de manera diaria. Este tipo de empresas funcionan como comparadores de préstamos rápidos, ayudando a todos los interesados a conocer de las mejores ofertas que existen en el momento de llevar a cabo la petición.

En la mayoría de los casos, el único requisito imprescindible para poder llevar a cabo la tramitación es disponer de un dispositivo con conexión a internet, bien sea a través de un teléfono móvil, una tablet o un ordenador. La solicitud de la cantidad a prestar, además de los plazos a devolver, se realiza a través de la propia página web, no siendo necesario realizar papeleos ni enviar documentación alguna en la mayoría de los casos.

De esta manera, se trabaja para que las personas o profesionales que necesitan de un extra de liquidez en una situación en particular tengan la capacidad para poder obtener el producto solicitado de una forma mucho más ágil. Sin trámites administrativos y sin tener que demorar la concesión del préstamo como consecuencia de la infinidad de estudios de viabilidad a los que conviene enfrentarse.

Una simple petición a través de internet es más que suficiente para que comience un proceso que no se alargará más que unos minutos. De forma inmediata la entidad financiera responderá a la solicitud e indicará el resultado del estudio de riesgos financieros. En caso de que la solicitud haya sido aprobada, tan solo queda verificar los datos aportardos en el formulario de solicitud online, no siendo necesario enviar documentos para ello, ya que utilizan herramientas online de verifiación sin papeleos. 

¿Cuál es la cantidad que se puede solicitar y cuáles son los intereses que conviene afrontar?

Como se puede comprobar en el comparador de préstamos indicado anteriormente, las cantidades son muy variadas. Dependiendo de la empresa crediticia por el que nos decantemos finalmente. Existen empresas que prometen un préstamo rápido de hasta 50.000€ en 24 horas. No obstante, existen otras capaces de ofrecer hasta 10.000€ en cuestión de minutos. Cuanto mayor sea la cantidad requerida, el estudio de riesgos financiero será más exhaustivo y mayor será el tiempo necesario para obtener la aprobación.

Dependiendo de nuestras necesidades, podremos optar por una empresa de préstamos rápidos o por otra. En cualquier caso, es importante saber que en la mayoría de ellas será necesario enfrentarnos al pago de los intereses. Cumplir con los plazos de devolución pactados previamente será clave para no tener que abonar intereses por demora, que harían que además no podamos continuar contratando este tipo de servicios. 

Los préstamos rápidos online se han convertido en una fórmula a tener en cuenta en aquellos momentos en los que se necesita de un extra de liquidez. Fueron creados para conseguir dinero urgente de forma puntual, pero se están convirtiendo en una forma de financiación para un mayor número de casos. Confiando en sus posibilidades, puede convertirse en una gran herramienta para solventar todo tipo de situaciones financieras. 

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre