Un reciente estudio del Instituto Nacional de Estadística (INE), revelaba que la práctica totalidad de hogares de España cuentan con una conexión a internet. La cifra exacta, según los datos recogidos en octubre del presente 2019, hablan de un número que alcanza el 91,4% de viviendas del país, con cierta paridad entre hombres y mujeres conectados. La red de redes ya se propaga por todo el mundo, y su reflejo en España queda más que claro con esta estadística.

A raíz de esto, la aparición de servicios y productos que basan su esencia en estas conexiones es algo que cae por su propio peso. Son muchos los sectores que han dado el salto al formato digital para ofrecer soluciones más modernas y avanzadas, más adecuadas para estas nuevas necesidades que están surgiendo en los hogares de medio mundo. No importa a dónde mires, sean sectores como el de la alimentación, el entretenimiento o incluso el económico.

De hecho, este último es el que más ha evolucionado con las nuevas tecnologías. En los últimos años, hemos podido ver cómo el paradigma digital ha propiciado un aumento en la presencia de los préstamos online. El consumo de créditos personales ha aumentado en nuestro país, un producto financiero propio del formato online y web, pero no es el único. Junto a él, otros tipos de créditos online han ido propagándose por cada vez más situaciones y personas.

¿El motivo? Las ventajas que presentan. Estos nuevos productos financieros no requieren reuniones, ni largas esperas, ni recopilaciones masivas de documentación. Tan solo exigen acudir a una web, rellenar un formulario y, a lo sumo, presentar una nómina. Con eso es suficiente, aunque en la otra cara de la moneda se pueden encontrar intereses excesivos y cierta falta de flexibilidad en algunas ocasiones.

Con esta premisa de por medio, los usuarios se están encontrando muchos tipos de préstamos diferentes por internet. Pero, ¿qué es lo que hay disponible dentro del océano digital? Eso es justo lo que vamos a desgranar aquí. Vamos a ver cuáles son los préstamos online que puedes encontrar en las financieras y los bancos a través de internet.

¿Qué créditos online puedo encontrar al buscar por la red?

Para poder establecer las diferentes categorías y tener una referencia clara, vamos a tomar como base lo que recoge el comparador online 24prestamo.es. Este portal se encarga de recopilar las mejores propuestas de las diferentes financieras de internet, comparando sus premisas y mostrándolas al consumidor para que este escoja en función de aspectos como el capital disponible, los plazos máximos y mínimos, los intereses o el tipo de crédito. Nos vamos a quedar con ese último aspecto, ya que es el que más interesa al posible cliente.

¿Qué tipos de préstamos podemos encontrar en la red? El más destacable en los tiempos que corren es el préstamo rápido online. Se caracteriza por cumplir con lo que su nombre indica, esto es, por ofrecer el dinero que se necesita con la mayor premura posible. Desde que el usuario rellena el formulario de solicitud, uno bastante simple, sencillo y directo, tan solo debe esperar unos segundos para recibir una respuesta. ¿Es afirmativa? Entonces el dinero se ingresa en la cuenta bancaria indicada al momento o, a lo sumo, en un máximo de 24 horas.

Quizá el mayor hándicap de los rápidos sea que suelen tener unos plazos de devolución tan reducidos como el importe disponible. A veces, los hay que ofrecen un máximo de 300 euros a devolver en 30 días, aunque con la ventaja de no tener intereses de ninguna clase. Si el plazo y el importe se dilatan, también lo harán los intereses, llegando a superar a veces el 10% de cuantía adicional.

Por otra parte, también se pueden encontrar los tradicionales préstamos personales, pero con el añadido de ser online. En este caso, las cantidades de dinero suelen ser superiores a las de los rápidos, aunque tampoco demasiado grandes, ya que van destinados a particulares. La media se suele mover en torno a los 1.000 o a los 2.000 euros, con el añadido de que no hay que explicar el motivo por el que se solicitan, aunque esto último es algo muy habitual en cualquier préstamo por internet.

El último tipo de crédito online importante que puedes encontrar es uno bastante interesante: el crédito con ASNEF. Este, pensado para las personas que figuran en los listados de ASNEF, tiene como ventaja que no hay problemas por figurar en ellos, no importa que existan problemas previos por morosidad. ¿La diferencia con otros préstamos de internet? Además de esto que acabamos de explicar, que sí hay que presentar un documento que garantice la solvencia económica. Con una nómina es más que suficiente.

Todo esto es lo que puedes encontrar si buceas en la red buscando préstamos. Por supuesto, existen otras opciones. Se pueden encontrar créditos en función del importe que se necesite, con o sin intereses, que no pidan documentación o que no requieran avales. Hay mucho entre lo que elegir en la red, y es que se ha democratizado por completo el campo de los préstamos.

 

Fuente:  RTVE | Europa Press | 24Préstamo

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

3 Comentarios

  1. Visita Freezl yo lo recomiendo esta financiera es confiable, no pide aval, el proceso es online puedes saber en su calculadora la cantidad a devolver además menciona Freezlpromo y obtendrás un descuento

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

doce + doce =