La congresista demócrata Alexandria Ocasio Cortez, símbolo del giro progresista de la política americana

El pasado jueves, el senador estadounidense Bob Menéndez, el latino de más alto rango en el Capitolio, junto con las congresistas Nydia M. Velázquez y Alexandria Ocasio-Cortez, presentó la  Ley de Autodeterminación de Puerto Rico de 2021, una legislación bicameral y bipartidista que empoderará a los puertorriqueños con un proceso inclusivo y democrático para determinar su propio futuro político y su relación con los Estados Unidos. Bajo esta legislación propuesta, se creará una convención sobre el estatus y se elegirán delegados para discutir las opciones con los funcionarios federales y, por lo tanto, crear un debate bilateral oficial, legítima y completa sobre el estatus.

“Los más de tres millones de residentes de Puerto Rico merecen un proceso integral y justo para trazar su propio camino a seguir. Es por eso que me enorgullece presentar esta legislación bicameral y bipartidista junto con mis colegas de la Cámara, la presidenta Nydia Velázquez y la congresista Alexandria Ocasio-Cortez. Este es el enfoque más inclusivo para hacer frente a la larga cuestión de la condición política de Puerto Rico, pero lo más importante, que ofrece al pueblo de Puerto Rico un proceso legítimo y democrático para determinar su propio futuro«, afirmó Menéndez.

La idea de una comisión para determinar el estatus de Puerto Rico existe desde hace más de un siglo y se ha utilizado en varias propuestas legislativas federales. Nydia Velázquez presentó por primera vez la Ley de Autodeterminación de Puerto Rico en la Cámara de Representantes de los Estados Unidos en 2007, y  fue reintroducida el año pasado en la Cámara tanto por ella como por Ocasio-Cortez.

“Hace más de un siglo, Estados Unidos invadió Puerto Rico. Y desde entonces, Estados Unidos ha seguido su propio dominio colonial. Si bien muchos pueden estar en desacuerdo sobre el futuro del estatus de Puerto Rico, debemos reconocer que la decisión debe provenir de aquellos que se verán más afectados: el pueblo de Puerto Rico. Es por eso que estamos presentando la Ley de Autodeterminación de Puerto Rico. Después de más de cien años de dominio colonial, los puertorriqueños finalmente tendrían un mecanismo democrático para determinar su propio futuro. Me gustaría agradecer a los cientos de grupos de defensa por hacer posible este proyecto de ley, así como a Alexandria Ocasio-Cortez y al senador Bob Menendez», sentenció Velázquez.

Por su parte, Ocasio-Cortez dijo que «la posición de principio, especialmente para el jefe de ese poder colonizador, es decir que la gente debe tener un proceso de autodeterminación y no poner el pulgar en la escala de una dirección u otra. Nuestro proyecto de ley esboza un proceso justo, democrático, y proceso inclusivo para que los puertorriqueños decidan su futuro.

En el Senado, la  Ley de Autodeterminación de Puerto Rico  es copatrocinada por los senadores Bernie Sanders, Roger Wicker, Sherrod Brown, Cory Booker, Kirsten Gillibrand, Elizabeth Warren y Ed Markey.

Sanders afirmó que “durante demasiado tiempo, el pueblo de Puerto Rico ha enfrentado asistencia inadecuada y explotación colonial a raíz de desastres naturales, crisis económicas paralizantes y sufrimiento humano injusto. El pueblo de Puerto Rico se merece el derecho a decidir su propio futuro. Merecen el derecho a que sus voces sean escuchadas por igual en la gobernanza y las elecciones. Me enorgullece unirme a mis colegas en este proyecto de ley que devuelve la autodeterminación de ese futuro al pueblo de Puerto Rico”.

Por su parte, el republicano Wicker dijo que “el pueblo de Puerto Rico tiene derecho a determinar su estado futuro en un proceso justo y democrático. La Ley de Autodeterminación de Puerto Rico proporcionaría un mecanismo integral para que los representantes elegidos democráticamente de Puerto Rico consideren todas las opciones para el futuro político de la isla y negocien un resultado permanente que refleje la voluntad del pueblo”.

“Los puertorriqueños son ciudadanos estadounidenses y merecen el derecho a determinar su propio futuro político y su relación con Estados Unidos, punto”,  dijo el Sen. Brown.

“Depende del pueblo de Puerto Rico decidir qué es lo mejor para el futuro de la isla a la que llaman hogar, y es por eso que estoy orgulloso de copatrocinar la Ley de Autodeterminación de Puerto Rico de 2021”,  dijo el Senador Gillibrand. .  “Esta legislación brinda un camino hacia adelante inclusivo y democrático que centra las voces y preocupaciones de los más afectados por el estatus político de Puerto Rico”.

“El camino a seguir de Puerto Rico debe ser establecido por el pueblo de Puerto Rico”,  dijo el Sen. Markey.  “Su pasado se ha visto empañado por devastadores desastres naturales, crisis económicas y el apoyo inadecuado del gobierno federal. Pero su gobernanza y su futuro político deberían ser de autodeterminación, impulsados ​​por las voces, necesidades y perspectivas de sus residentes. Me enorgullece copatrocinar esta legislación que legítimamente asocia al pueblo de Puerto Rico con su futuro ”.

La Ley de Autodeterminación incluye las siguientes fases:

  1. Convención de Creación de Estatus:  El proyecto de ley propone la creación de una «convención de estatus» compuesta por delegados elegidos por los votantes puertorriqueños que propondrían una solución a largo plazo para el estatus territorial de la isla, ya sea estadidad, independencia, asociación libre cualquier opción distinta al ordenamiento territorial vigente.
  2. Elección de delegados: una  vez que se determina el número de delegados, los votantes decidirán quién formará parte de la delegación. La elección de delegados será financiada con fondos públicos. Para mantener el dinero oscuro fuera de esta elección, se establecerá un Fondo de Contrapartida Pública de la Convención del Estatus de Puerto Rico, y estará sujeto a la Comisión Federal de Elecciones. 
  3. Colaboración de los delegados con una Comisión Negociadora Bilateral:  Se creará una Comisión Negociadora Bilateral compuesta por varios miembros del Congreso y la administración para brindar asesoría y consulta a los delegados sobre las diferentes opciones de estatus.
  4. Voto por referéndum : Luego de la colaboración entre los delegados y la Comisión Negociadora Bilateral, se realizará una votación por referéndum, donde los delegados presentarán las opciones de estatus al pueblo de Puerto Rico. Se destinará una asignación de $ 2.5 millones de dólares a la Comisión Estatal de Elecciones de Puerto Rico para ejecutar dicho referéndum. Además, los delegados realizarán una campaña de educación a través de los medios tradicionales de pago relacionados con el referéndum de esta sección. Se autoriza una apropiación de $ 5 millones de dólares para realizar dicha campaña. 
  5. Reconocimiento del Congreso:  Si el referéndum bajo la Ley es aprobado por el pueblo de Puerto Rico, el Congreso aprobará una resolución conjunta para ratificar la opción de autodeterminación aprobada en la votación del referéndum.

En el Congreso de los Estados Unidos, la Ley de Autodeterminación de Puerto Rico también está copatrocinada por los representantes Adriano Espaillat, Al Green, Albio Sires, Alma Adams, Anna Eshoo, Andy Levin, Anthony Brown, Ayanna Pressley, Barbara Lee, Bennie Thompson, Betty McCollum, Bobby Scott, GK Butterfield, Carolyn Maloney, Jesús “Chuy” García, Cori Bush, Danny Davis, David Scott, Doris Matsui, Dwight Evans, Gerry Connolly, Grace Meng, Ilhan Omar, Jahana Hayes, Jamaal Bowman, Jared Huffman, Jim McGovern, Karen Bass, Kweisi Mfume, Lisa Blunt Rochester, entre otros.

Apúntate a nuestra newsletter

2 Comentarios

  1. Que gran diferencia con España, la cual no dejará nunca que el pueblo Catalán con su soberanía como nación pueda decidir nada. Atada de pies y manos las colonias se quedan cueste lo que cueste….bien diferente de la democracia de EEUU. Una lástima porque la democracia no se merece este castigo.

    • Tom para tu info te haré una pequeña explicación histórica de la diferencia entre Cataluña y Puerto Rico. La primera fue parte de la Corona de Aragón que junto a Castilla son el germen lo que conocemos como el Reino de España y esto sucedió hace más de 500 años. Puerto Rico fue una colonia española hasta que USA la invade y pasa a su dominio. Es de justicia que los Portorriqueños decidan su futuro después de más de 1 siglo de colonialismo y además el derecho a la autodeterminación de la ONU les ampara. Cataluña no ha sido nunca una colonia, es rotundamente falso. Existe sí catalanes que desean formar su propia nación y hay leyes en España que lo podrían hacer posible, si buscaran el consenso necesario. Tom espero que sirva esta explicación para que se te aclaren un poco tus ideas, saludos

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre