El secretario general de FeSMC-UGT, Miguel Ángel Cilleros, ha trasladado a altos responsables del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, y de AENA (Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea), la preocupación del Sindicato ante la situación que la quiebra del gigante del turismo Thomas Cook puede provocar en nuestro país, donde el operador turístico británico tiene un importante volumen de negocio, especialmente en Baleares y Canarias, además de País Valenciano y Cataluña.

La patronal hotelera pide refuerzo urgente a la conectividad tras la caída de Thomas Cook

Además del impacto que sobre el empleo pudiera tener el cese de actividad de la compañía británica (hoteles, agencias de viaje, servicios aeroportuarios, etc.), Cilleros ha puesto el acento en la importancia de que las distintas empresas propiedad de Thomas Cook en sectores de actividad vinculados a la industria turística puedan tener continuidad a través de distintas fórmulas que generen interés de nuevos inversores, partiendo de la idea de que muchas de ellas son rentables en nuestro país, concretamente en los territorios citados que, en sí mismos, cuentan con una demanda turística no sólo consolidada sino creciente.

Destinos turísticos como Canarias y Baleares son garantía suficiente para considerar económicamente viables los negocios turísticos -especialmente en hospedaje y agencias de viaje- de Thomas Cook en España. Los miles de turistas británicos que acuden a estos destinos no van a dejar de hacerlo por la quiebra del operador británico. Por esta razón, desde la Administración pública debe darse una respuesta a esta realidad, salvaguardando la infraestructura de servicios turísticos que ya existe y evitando, desde su competencia, el cierre de empresas que, necesariamente, son la respuesta a una demanda real que, a pesar de la lamentable quiebra del operador británico, debe seguir contando con una oferta de servicios adecuada.

Por parte de los responsables del Ministerio y de AENA, la respuesta fue relativamente tranquilizadora, en el sentido de priorizar, en primer lugar, la repatriación de los miles de turistas -clientes de Thomas Cook- varados en destinos españoles y, en segundo, velar por el mantenimiento de la actividad de los negocios del operador británico en nuestro país desde la responsabilidad que, como Administración pública, deben asumir, con “planes alternativos” que garanticen la viabilidad de los mismos.

Desde la cuenta oficial del Gobierno de España en Twitter, han querido tranquilizar a la industria turística: “El Gobierno trabaja de manera coordinada y alineada para minimizar el impacto de la quiebra de Thomas Cook en España. AESA vela por el cumplimiento de los derechos de los pasajeros en aeropuertos españoles”.

Las CC.AA. pedirán subvenciones para sus hoteles

Representantes de Turismo de los gobiernos de Canarias, Baleares, Cataluña, Comunidad Valenciana y Andalucía van a pedir al Gobierno que conceda subvenciones para el sector hotelero, para dar tranquilidad a las empresas.

El consejero de Modelo Económico, Turismo y Trabajo de Baleares, Lago Negueruela, ha señalado que “el principal objetivo es articular medidas que den tranquilidad y seguridad a las empresas de estas zonas, ya que constituyen la principal industria turística del país y dependen de ella económicamente. Hay muchos hoteles que no tienen asegurados los cobros de estos días y es un problema que hay que abordar”, ha demandado.

También ha declarado que el Gobierno británico “dedicará la mayor aportación de capital a repatriar a los viajeros afectados y no a compensar las empresas”, ha dicho.

El secretario autonómico de Turismo de la Generalitat Valenciana, Frances Colomer, ha afirmado que es necesario “encontrar una solución para la repatriación de los británicos que están en España para así fortalecer la imagen de España como un país fiable y seguro”.

Por eso apoya los incentivos fiscales para sustituir con celeridad a Thomas Cook y “que otras compañías alternativas puedan operar en la misma escala”.

La reunión estuvo presidida por la ministra de Industria en funciones, Reyes Maroto. También ha acudido a la reunión el secretario general para el Turismo de Andalucía, Manuel Muñoz; el director general de Turismo de Cataluña, Octavi Bono; y la consejera del Gobierno canario, Yaiza Castilla, el presidente de la patronal estatal (CEHAT), Juan Molas, así como la secretaria general de Transporte, María José Rallo.

CEHAT pide refuerzo urgente a la conectividad tras la caída de Thomas Cook

El presidente de (CEHAT), Joan Molas, ha mostrado su preocupación por la grave situación en la que dejará a los destinos vacacionales españoles y especialmente a Canarias, la entrada en liquidación de Thomas Cook, en Reino Unido.

Según ha explicado a HOSTELTUR, “para Canarias se espera una situación muy dura en las próximas semanas”. Por ello pide urgentemente al Gobierno español que refuerce la conectividad, invirtiendo en el propio sector los grandes beneficios que genera.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre