De izquierda a derecha: Francisco Pardo, Director de la Policía; Pedro J. Ramírez, director de El Español y la abogada Cruz Sánchez de Lara. Foto: Manuel Mellado / El Español

El Quijote está lleno de frases del Ingenioso Hidalgo dedicadas a su Dulcinea. «En decir que maldecía mi fortuna dijiste mal; porque antes la bendigo y bendeciré todos los días de mi vida, por haberme hecho digno de merecer amar tan alta señora como Dulcinea del Toboso» o aquella en que Don Quijote da una lección a Sancho sobre lo que es amar a una mujer: «Porque has de saber, Sancho, si no lo sabes, que dos cosas solas incitan a amar, más que otras, que son la mucha hermosura y la buena fama, y estas dos cosas se hallan consumadamente en Dulcinea, porque en ser hermosa, ninguna le iguala, y en la buena fama, pocas le llegan».

Con el espíritu del Quijote, Pedro J. Ramírez, periodista y director de El Español, recibió el premio Hidalgo de Honor, y la abogada Cruz Sánchez de Lara, el de Dulcinea de Campo de Criptana. Los galardones fueron concedidos por la Asociación Hidalgos de los Molinos, cuyo principal objetivo es la promoción y divulgación de la cultura alrededor de la obra de Miguel de Cervantes. El Hidalgo y Dulcinea, juntos en Campo de Criptana, recibiendo unos premios en igualdad, unidos, sin ser uno más que otro.

Pedro J. Ramírez es un periodista que cubrió los principales acontecimientos de la Transición para el ABC. En el año 1980 fue nombrado director de Diario16 hasta el año 1989, etapa en la que la histórica publicación se colocó entre las de mayor tirada de España. Tras su salida de Diario16 fundó El Mundo, a la que convirtió en uno de los medios de referencia de España. En 2014 fue cesado de sus funciones de director por «presiones de los poderes», afirmó el riojano. Un año después fundó el diario digital El Español.

Foto: Manuel Mellado / El Español

Tras recibir su premio, Pedro J. Ramírez hizo una comparación entre las noticias y los molinos a los que Don Quijote se enfrentó pensando que eran gigantes. «Cada día, los periodistas cogemos a Rocinante, nos subimos sobre él, emprendemos el camino hacia la noticia e intentamos derribar a los gigantes. A veces los vemos como gigantes, y es que a veces son gigantes», afirmó el director de El Español.

Por su parte, la abogada Cruz Sánchez de Lara fue premiada con el galardón Dulcinea de Campo de Criptana por su labor en defensa de los derechos humanos y de los derechos de las mujeres, una labor que desarrolla al margen de su labor como abogada. Preside la organización Thribune dedicada a la defensa de la justicia social, además de pertenecer a diferentes organizaciones como la Plataforma de Mujeres Artistas contra la Violencia de Género, International Justice Watch o Alianza para la Solidaridad. Ha participado en múltiples acciones humanitarias en países como Argentina, Argelia, República Dominicana, Guatemala, Egipto, Colombia, Israel, Siria, Palestina o México. Su activismo fue premiado con el Women Together Award, que lo recibió en la sede de la ONU en Nueva York. Ha publicado diferentes artículos sobre igualdad, violencia de género, acoso sexual, suicidio y derechos de las mujeres, además de ser autora de varios libros.

Foto: Manuel Mellado / El Español

En su discurso, Sánchez de Lara reivindicó, como no podía ser de otra forma, la figura de Dulcinea en El Quijote y que es nombrada en menos ocasiones en que lo hace el Ingenioso Hidalgo. La abogada arrancó los aplausos del auditorio cuando dijo que para ella «Dulcinea siempre tuvo la cara de Sara Montiel, de Sarita». Terminó su intervención haciendo realidad el sueño del Ingenioso Hidalgo al declarar su amor a Pedro J. Ramírez.

Otro de los premiados fue Francisco Pardo, director general de la Policía, un hombre que ha ocupado importantes cargos en la administración pública como, por ejemplo, cuando fue nombrado secretario de Estado de Defensa con José Bono. Pardo recibió el premio «Molinero de Honor» y reconoció que Campo de Criptana es un lugar especial para él. Como no podía ser de otro modo, hizo una alabanza y una defensa del trabajo de los policías porque son las personas que velan todos los días para que todos los ciudadanos vivan con seguridad.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

16 + 11 =