Leo con alegría el premio Ondas a mejor actriz  otorgado ex equo a Isabel Torres, Daniela Santiago y a Jenet por su trabajo en  «La Veneno». Es un premio importante no sólo por la soberbia interpretación de las tres, sino porque supone la inclusión de las mujeres trans en nuestra sociedad.

Leo también (y me avergüenza) la polémica creada por este premio.

Me parece mentira que en pleno siglo XXI se cuestione el sexo de las personas trans y se considere una agresión al colectivo de las actrices, el hecho de que se les otorgue un Premio  Ondas, mas que merecido, a estas tres mujeres

Hace aproximadamente una semana recibí el premio a mejor actriz en el New York film awards por mi personaje de mujer trans en la película panameña «Todos cambiamos».

Es el cuarto premio que recibo desde que esta película se estrenó en el año 2019 (Los Angeles Film Awards 2019, Oklahoma latino film festival 2020 y Hollywood film awards2020). Hasta ahora nadie ha protestado.

Cuando el director; Arturo Montenegro, me ofreció el personaje, mi primera pregunta fue por qué me elegía a mí, mujer CIS (nací mujer y lo sigo siendo) para hacer de Federico/Lizzie. La persona en la que estaba basada el guión exigió que fuera una actriz CIS quien la representara porque ella, desde que nació, se sintió mujer y quería que fuera así.

El reto estaba servido y yo lo asumí con ganas.


Tenía, por aquel entonces, una vecina trans en mi edificio: Silvia. Ella había creado una firma de ropa interior para personas trans, Translingerie y no sólo me hizo la ropa para los distintos cambios físicos del personaje, sino que me presentó a un buen grupo de mujeres trans que me contaron de primera mano sus procesos de transición y me hicieron entender el sufrimiento por el que habían pasado y la valentía necesaria para afrontarlo. Todas ellas me apoyaron en todo momento y me pidieron que contara su historia para que el mundo entendiera que el cambio que habían hecho surgía de la necesidad imperiosa de ser quienes se sienten ser, a pesar de la vergüenza de sus familias y de una sociedad que las menosprecia y les cierra sus puertas.

Si ser mujer en el siglo XXI es difícil, ser mujer trans supone una lucha titánica por la dignidad y el respeto. Sirva Carla Antonelli como referente de esta lucha en España.

Cada día que interpreté a Federico/Lizzie sentí las voces de Silvia, Estrella, Erika, Carla….pidiéndome que contara su historia.


«Todos cambiamos» creó una fuerte polémica en Panamá, pero dio luz a una minoría que necesita de todo nuestro amor y de unas leyes que las amparen.

Soy actriz porque pienso que el Arte sirve para hacer un mundo mejor, y películas como «Todos cambiamos» son una buena herramienta para ello.

También lo es la serie «La Veneno», una obra maestra de los Javis y de todo el equipo que la conforman.

Ha servido para abrir mentes y corazones, que es de lo que se trata.

Por eso yo, Arantxa de Juan, mujer CIS, actriz y directora, feminista  pido disculpas a  Isabel Torres, Daniela Santiago y a Jenet por las molestias que les haya podido causar  esta absurda polémica desde cualquiera de los colectivos a los que pertenezco  y les doy todo mi apoyo. Como el que recibí a la hora de hacer mi personaje y cada vez que me otorgan un premio.

Serán necesarias más historias como «Todos Cambiamos» o «La veneno» para que todo esto no vuelva a pasar.


¡Nos ponemos manos a la obra!

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre