Alcoa

Sindicatos y Alcoa han alcanzado un preacuerdo tras una larga y dura negociación. Deberá ser ratificado por los trabajadores y trabajadoras de Avilés y A Coruña. El Gobierno se compromete a mantener el empleo de las dos plantas más allá del 30 de junio de 2019.

Los ministerios de Industria y de Trabajo se han comprometido esta mañana a mantener el empleo a partir del 1 de julio, tal y como lo recoge el preacuerdo de la comisión negociadora del expediente de regulación de empleo que afecta a las plantas que Alcoa tiene en Avilés y A Coruña.

El Gobierno central, el gobierno del Principado de Asturias y el de la Xunta de Galicia se han comprometido a mantener el 100% de los puestos de trabajo de las dos instalaciones pasada esa fecha, si no existe ningún inversor que garantice su funcionamiento. Alcoa asegura que destinará 20 millones de euros a cada planta para mejorar las instalaciones de las series de electrólisis y facilitar que vuelva a recuperar su actividad.

Según informan los comités de La Coruña y Avilés, “tras una larga y dura negociación por las partes», ha logrado alcanzarse este preacuerdo, «que obligatoriamente debe estar ratificado por dos pilares fundamentales”. Uno de los acuerdos es que el Gobierno “debe adquirir un compromiso en cuanto al mantenimiento del 100% del empleo a fecha 1 de julio de 2019 en el caso de que no exista ningún inversor para las dos plantas que garanticen su funcionamiento más lejos del 30 de junio”, plazo fijado para encontrar este comprador.

Alcoa asegura que destinará 20 millones de euros a cada planta para mejorar las instalaciones de las series de electrólisis y facilitar que vuelva a recuperar su actividad

También se indica que “Para este mantenimiento del empleo, Alcoa se ha comprometido a dotar una cantidad de 20 millones de euros para cada planta para la mejora de instalaciones de las series de electrólisis y posible rearranque de estas”, señalan tras la propuesta de la empresa de proceder al cese de la actividad de las mismas de una manera ordenada.

Antes del 30 de junio, fecha fijada por la multinacional para el cierre de las fábricas, se necesita encontrar un comprador. Hasta esa fecha, se mantendría la actividad de la parte de la fundición en ambas fábricas y de la torre de pasta, en La Coruña. Los trabajadores de ambas plantas -369 en la de La Coruña y 317 en la de Avilés- deben ratificar también en asamblea el citado preacuerdo.

Alcoa señala que la recolocación de trabajadores en las plantas de Alúmina y de Aluminio de San Cibrao, están vinculadas a un plan de bajas incentivadas pendiente de aprobar por los trabajadores de Lugo. Podrán adherirse los trabajadores de 57 años o más al 31 de diciembre del 2018. Las bajas incentivadas generarían vacantes para empleados de Avilés y Coruña en los mismos grupos funcionales, que se distribuirían de forma equitativa entre las dos plantas. La empresa calcula que, potencialmente podrían recolocarse hasta 106 empleados.

Además, se aplicarán prejubilaciones obligatorias para todos los empleados de 53 años o más a 31 de diciembre de 2018 que, según los cálculos de la empresa, afectará a unos 44 empleados (36 en A Coruña y 8 en Avilés).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × 3 =