lunes, 26julio, 2021
28.6 C
Seville

PP y Vox acusan al Gobierno de querer “atropellar” a la Corona

Las derechas elevan el tono de la crispación en la última sesión de control del estado de alarma en el Congreso de los Diputados

- Publicidad -

análisis

Corrupción, negocios oscuros y autoritarismo: La verdadera herencia de los Borbones

Los escándalos económicos de Juan Carlos I, que no ha negado dado que en la carta que remitió a Felipe VI cuando hace un año huyó de España...

Activismo judicial, derechos fundamentales y el dinero de Europa

La sentencia dictada por la Audiencia de Bizkaia en el caso de Irune Costumero, la aprobación de la Ley de Memoria Democrática en el...

El PSOE desenmascara a Pedro Sánchez

El pasado 2 de julio de 2021, el presidente del Gobierno afirmó en una rueda de prensa en el Palacio de la Moncloa, junto...

Europa expresa su preocupación por la falta de renovación del Poder Judicial en España

La Comisión Europea acaba de publicar su Informe sobre el Estado de derecho en España en 2021 y, una vez más, no salimos bien...
- Publicidad-

La última sesión de control al Gobierno del estado de alarma tampoco ha servido para superar el clima de crispación alimentado por las derechas desde que estalló la pandemia de coronavirus. Flotaba en el ambiente del Congreso de los Diputados un cierto clima de distensión que hacía pensar en la posibilidad remota de que PSOE y PP pudieran llegar a algún principio de acuerdo imprescindible para sentar las bases de la futura reconstrucción del país. Sin embargo, esa vana esperanza de recuperación del espíritu de pacto se desvanecía en apenas un segundo, el tiempo justo que tardó Pablo Casado en tomar la palabra para lanzarle a Pedro Sánchez su habitual batería de preguntas trampa, menosprecios personales y juegos retóricos.

El líder de la oposición reprocha al Gobierno que no haya tomado en cuenta sus propuestas para la puesta en marcha de un plan de choque económico y sanitario contra la pandemia. Ese ha sido el único momento en que Casado se ha referido al virus de Wuhan, ya que acto seguido desviaba el debate hacia los asuntos bizantinos que le interesan al Partido Popular para tratar de derribar el Ejecutivo de coalición: “Aquí los únicos antipatriotas son los socios que lo hicieron presidente. El único culpable es usted”.

Pedro Sánchez, acostumbrado ya a que las sesiones de control al Gobierno deriven hacia temas abstractos que nada tienen que ver con la propagación de la epidemia, llevaba bien preparado el discurso y un par de respuestas de urgencia para zafarse de la maniobra de acoso y derribo de las derechas: “Usted elige, señor Casado: si quiere unidad, aquí tiene al Gobierno; si quiere bronca, ahí tiene a la ultraderecha”, repuso señalando a los escaños ocupados por los displicentes diputados de Vox. El presidente defendió la gestión de su gabinete en los tres meses de crisis epidémica (“este Gobierno ha salvado 450.000 vidas”) y se preparó para recibir la siguiente andanada que le tenía preparada Santiago Abascal.

El líder ultra acusó a la coalición PSOE/Unidas Podemos de haber llevado a la “ruina” al país y de haber provocado la “división” y el “atropello” de las instituciones democráticas. Además, atribuyó a Sánchez toda la responsabilidad en la muerte de 48.000 personas por el virus y de que se hayan alcanzado “los mayores récords en las cifras de paro, en ayudas por ERTE y autónomos no pagadas y en colas del hambre”. De paso, vaticinó al presidente del Gobierno que su ingreso mínimo vital para rescatar a más de dos millones de personas de la pobreza supondrá un “efecto llamada” que atraerá a la inmigración descontrolada, una predicción que no se sostiene en ningún dato ni estudio oficial. También le ha acusado de promover la “discriminación por barrios y por edades”, en referencia a los ancianos que no pudieron ser atendidos y terminaron muriendo ante la avalancha de contagiados en los peores días de la crisis (en realidad la competencia en las residencias de la tercera edad pertenece de las comunidades autónomas, pero Abascal ya le carga todos los muertos a Sánchez). Y para rematar el discurso del líder ultraderechista, un alegato en defensa de la monarquía, ya que acusa al presidente del Gobierno de “querer atropellar a la Corona, una institución que no puede defenderse”. Una incoherencia más de Abascal, puesto que ayer mismo, sin ir más lejos, el PSOE votó en contra de crear una comisión de investigación que investigue al rey emérito Juan Carlos I por el cobro de supuestas comisiones en la construcción del AVE a la Meca. Sánchez no quiso entrar al trapo y se limitó a responder que Vox es el “mismo libro que el PP, pero en tapa dura”, y le espetó a Abascal: “A ustedes la ciencia les importa un pimiento”.

- Publicidad-

La mañana deja poco más que una nueva actuación estelar de la portavoz popular, Cayetana Álvarez de Toledo −en su cara a cara con la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, reprochó que el Gobierno pretenda reabrir la mesa de negociación con los “golpistas” catalanes−, y un pequeño cameo del secretario general del PP, Teodoro García Egea, quien le preguntó enfáticamente al vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, qué responsabilidad asume en la gestión de la pandemia. “Toda la responsabilidad”, respondió el líder de Unidas Podemos con desdén, laconismo, hastío y cansancio. Egea aprovechó para dar rienda suelta a su bilis y a su manual de metáforas rudimentarias. “Usted, señor Iglesias, es un monaguillo de Sánchez; ha pasado de los indignados a los enchufados”, le soltó no sin cierta dosis de mala educación. El líder de Podemos supo responder con una esgrima retórica algo más brillante y de enjundia al asegurar: “Ustedes no aceptan perder; son capaces de cualquier cosa por recuperar el poder que creen que les corresponde por derecho divino. Ahora hasta colaboran con los holandeses para promover en Europa recortes a los derechos sociales en España. Se envuelven en cientos de banderas españolas pero solo tienen una denominación: traición a España”.

Por lo demás, nada nuevo bajo el sol, otra sesión de control prescindible, rutinaria e inútil que servirá para más bien poco. La mañana constató el nivel ínfimo de buena parte de nuestra clase política, la insoportable y alarmante decadencia del parlamentarismo español y la frustrante sensación de que el país se va al garete ante la indiferencia y el cainismo sectario de nuestros mediocres representantes públicos.

- Publicidad -

Relacionadas

- Advertisement -
- Publicidad -

1 Comentario

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

Una mirada larga: España ante el desafío de su Plan Marshall

Cuando aún la sombra de la pandemia de la Covid19 se muestra presente en forma de contagios y tasas de incidencia en aumento en...

Otro libro de innovación es posible

Vamos al grano, ¿merece la pena que inviertas 24,70 euros por "el libro de la innovación, guía práctica para innovar en tu empresa"? Si. Porque...

La UNESCO declara Patrimonio Mundial el Paseo del Prado y el Buen Retiro de Madrid

El Paseo del Prado y el Buen Retiro, Paisaje de las Artes y de las Ciencias ha sido inscrita en la Lista del Patrimonio...

Corrupción, negocios oscuros y autoritarismo: La verdadera herencia de los Borbones

Los escándalos económicos de Juan Carlos I, que no ha negado dado que en la carta que remitió a Felipe VI cuando hace un año huyó de España...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Una mirada larga: España ante el desafío de su Plan Marshall

Cuando aún la sombra de la pandemia de la Covid19 se muestra presente en forma de contagios y tasas de incidencia en aumento en...

Otro libro de innovación es posible

Vamos al grano, ¿merece la pena que inviertas 24,70 euros por "el libro de la innovación, guía práctica para innovar en tu empresa"? Si. Porque...

La UNESCO declara Patrimonio Mundial el Paseo del Prado y el Buen Retiro de Madrid

El Paseo del Prado y el Buen Retiro, Paisaje de las Artes y de las Ciencias ha sido inscrita en la Lista del Patrimonio...

Corrupción, negocios oscuros y autoritarismo: La verdadera herencia de los Borbones

Los escándalos económicos de Juan Carlos I, que no ha negado dado que en la carta que remitió a Felipe VI cuando hace un año huyó de España...