El Partido Popular de Pablo Casado lo tiene claro: Andalucía primero, pero no lo primero. También los ultraderechistas de Vox lo ven con nitidez: España, lo único. Con estas variables irreconciliables ambas formaciones mantienen en Sevilla este miércoles 9 de enero las negociaciones iniciadas horas antes en Madrid en un lugar secreto y sin la presencia de sus líderes andaluces: Juanma Moreno y Francisco Serrano. En juego está la Presidencia de la Junta de Andalucía y desterrar definitivamente 37 años de gobiernos socialistas ininterrumpidos. No importa en este caso que sobre la mesa de negociación se pongan reclamaciones anticonstitucionalistas y antiautonomistas.

Pese a considerar “inaceptables” las 19 propuestas de Vox, la dirección del PP no ha sentido el más mínimo rubor para volver a sentarse con los ultraderechistas apenas unas horas después de las seis mantenidas este martes en un lugar secreto de Madrid.

Las propuestas del partido ultraderechista han causado una honda división en el PP, formación que ha virado claramente a planteamientos muy a la derecha a instancias de su nuevo líder, Pablo Casado, pese a granjearse el enfado público de cada vez más dirigentes del partido a nivel nacional por la deriva que está tomando el acercamiento al partido anticonstitucionalista y antiautonomista, evidenciado en propuestas “disparatadas” y “estrambóticas” en palabras de altos cargos del Partido Popular.

Abascal augura una negociación “larga” y el líder andaluz de Ciudadanos un acuerdo “en pocas horas”

En esta primera toma de contacto entre ambas formaciones conservadoras, el partido liderado por el ex popular Santiago Abascal ha augurado que la negociación para que Vox dé su visto bueno a la investidura de Moreno “será larga” y no se espera una pronta resolución, pese a que este miércoles los secretarios generales de PP y Vox, Teodoro García y Javier Ortega respectivamente, se verán por la tarde en Sevilla. Será entonces cuando el PP haga una contraoferta a los 19 puntos “inaceptables” de Vox.

Mientras tanto, Ciudadanos sigue dando por hecho que en “muy pocas horas” habrá un “gobierno del cambio” en Andalucía pese a ser conscientes de que la coalición de gobierno en minoría PP-Ciudadanos pasa por las condiciones que imponga Vox desde la ultraderecha. De este modo, el acuerdo de 90 medidas para el cambio firmado por PP y Ciudadanos para relevar al PSOE en Andalucía puede quedar en papel mojado e ir a nuevas elecciones autonómicas si Vox y PP no acercan posiciones, una tesitura que nadie a priori contempla ni en Vox ni en Partido Popular ni en Ciudadanos.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

20 + 10 =