Tuvimos lo esperado, actos «Violentos» nunca antes visto en una Diada. Yo no lo recuerdo.

El Programa de Control de Población y Recursos conocido como (PCPR).

Esta diseñado para controlar el movimiento de recursos humanos y materiales. Si podemos controlar el movimiento del elemento humano, los individuos que le brindan apoyo a los insurgentes, entonces podemos eliminar las fuentes de apoyo entre la población al insurgente. Cualquier movimiento insurgente depende de la población local para inteligencia, dinero, comida, y reclutas. En adición a los recursos humanos el guerrillero requiere apoyo logístico en la forma de municiones, explosivos, comida, equipo de comunicaciones, y cualquier otra cosa que puede ayudarle en su lucha en contra del gobierno.

  1. Recursos Humanos. Entre los servicios que proveen la población local a los insurgentes están los reclutas, inteligencia, labor manual, guías y correos.( Es obvio que tienen la excusa perfecta con los CDR).

 

  1. Reclutas. Tradicionalmente, los grupos insurgentes han tenido que depender de la población local, para suplirlos con el personal que requieren la expansión de organizaciones políticas y militares. No importa si son reclutados voluntariamente o a la fuerza, los insurgentes dependen de un suministro continuo de reclutas de la población local para el éxito de su insurrección. ( Locales partidistas en vigilancia).

 

  1. Inteligencia. Las organizaciones militares y políticas insurgentes no pueden operar efectivamente sin buena inteligencia. En un situación de ataque interno los insurgentes pueden recopilar esta información, ya sea por redes de informantes establecidos o por la interrogación rutinaria de los habitantes locales. Debido a su status como no-combatientes los habitantes locales gozan de la habilidad de poder obtener inteligencia de las fuerzas gubernamentales que seria imposible de obtener por los insurgentes. ( Dentro del grupo de manifestantes , ( Que les llamaremos «Pacíficos»), hemos tenido infiltrados pacíficos , cuya finalidad era observar y escuchar. Incluso delatar a sus propios compañeros infiltrados en sus propios grupos violentos con el fin de ganarse la confianza).

 

  1. Trabajo Manual. Tradicionalmente, los insurgentes han dependido de los habitantes para hacer varios trabajos de orden manual que varían desde llenar sacos de arena hasta la construcción de casamatas  (Bóveda o construcción muy resistente para instalar piezas de artillería.) en las bases de operación; la transportación de suministros y la evacuación de heridos. La necesidad de estos servicios es obvio porque los insurgentes no tienen el personal ni el tiempo para hacer estas actividades. (El infiltrado una vez ganó la confianza, puede acceder a información, ubicaciones, nombres y basta que tenga acceso a un número de teléfono para » Chuponear» a todo su entorno.

 

  1. Correos y Guías. Los habitantes locales son buenos correos y guías, no solamente porque son civiles, sino por su conocimiento del área. En adición, debido a su posición fuera de la organización política y militar de los insurgentes, no están en la posición de comprometer ( Los habitantes identificados por los infiltrados como correos y guías, serían los primeros en ser detenidos en caso de una intervención).

Lo descrito aquí es en previsión a una probable condena rigurosa a nuestros presos políticos. Las probabilidades de una reacción popular son muy altas y la indignación social suele ser difícilmente controlable y más si dentro de los grupos » Insurgentes» tenemos infiltrados.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

  1. Todo está dicho y comprobado. En diferentes «disturbios»provocados por policías encubiertos, tipo «china» rompiendo cristales y atacando policías para, provocar y justificar las acciones contra nuestros compatriotas. En cierta ocasión, se hizo famoso el policía encubierto que, tan encubierto estaba que, sus propios compañeros le zurraron de lo lindo, a pesar que gritaba que era de los suyos. Toda la porquería franquista nos la están poniendo delante. Comenzaron por la corrupción institucionalizada y sigue con el terrorismo institucionalizado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciseis − 10 =