Foto: Phyllis Graber Jensen (Bates College).

La narrativa de esta estadounidense tiene el aura de lo insondable basado en lo sencillo, en el minimalismo más expresivo con los mínimos elementos posibles, en el canto al detalle por encima de la estridencia y cualquier abuso de los recursos literarios por un equivocado sentido exacerbado de la acumulación. En definitiva, el placer de leer algo sincero que llega muy adentro sin necesidad de artificios ni fuegos fatuos.

Su nueva novela, Todo es posible, le sirve para despejar dudas y fantasmas de su infancia

En Todo es posible vuelve a lograrlo con una historia que puede parecer lejana por la ambientación pero que enseguida atrapa sin remisión por la increíble fuerza de unos personajes llenos de vida. Cuando una famosa escritora decide volver al lugar que la vio nacer en un pueblo perdido del Medio Oeste americano, los que la conocieron trazan, en un cruce de miradas personales, el perfil de una sociedad ensimismada y casi inaccesible.

Al igual que su espectacular novela anterior, Me llamo Lucy Barton, con la que mantiene un hilo conductor muy singular, en Todo es posible da pinceladas de su propia vida, la de Strout, y le sirve para despejar dudas y fantasmas de su infancia. Y lo hace todo con un magistral empleo de lo austero, evidenciando que menos siempre es más, una vez más.

 

Todo es posible
Elizabeth Strout
Duomo
304 páginas
16,80 €

Comprar

 

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre