El gobierno portugués acaba de anunciar hoy que los permisos de asilo y residencia que estaban en trámite, quedarán prorrogados hasta el 1 de julio.

Así se facilitará la cobertura a todos los solicitantes inmigrantes que ahora mismo no pueden salir de casa, pues han de permanecer confinados por el COVID-19.

Es una manera de regularizar temporalmente a los solicitantes que ya hayan comenzado los trámites, tomando como fecha de referencia el 18 de marzo, que fue cuando se declaró el Estado de Alerta Nacional.

Esta medida está destinada a proteger a los inmigrantes, pero también al personal de Aduanas, para evitar cualquier contagio que pudiera protegerse.

Se cierran las ventanillas y se suspenden todas las citas que había hasta el momento.

Hasta hoy el número reportado por infecciones de COVID-19 es de 5170 casos y un centenar de fallecidos.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre