Muchas empresas creen que las campañas de publicidad de pago son la forma más eficaz de conseguir nuevos clientes. Es posible que sea la más rápida, como más de una agencia de marketing online ha demostrado, pero no es la única, ni la más efectiva. Las campañas orgánicas, es decir, el posicionamiento que se logra sin pagos por clic, son muy eficaces, aunque también cuentan con desventajas. Muchas empresas deciden contratar los servicios de una agencia SEM en Barcelona, Madrid u otra ciudad, que orientan y ayudan a sus clientes a crear las mejores estrategias. Sin embargo, vale la pena analizar tanto las opciones de pago como las orgánicas para valorar cuál es la mejor para cada caso.

Ventajas de las campañas de pago

Las campañas de pago se pueden llevar a cabo por las redes sociales o por Google. Estas consisten en posicionar nuestro negocio en los primeros puestos y pagar una comisión a la plataforma anunciadora cada vez que un usuario haga clic en nuestro anuncio. ¿Qué ventajas ofrece este tipo de campañas?

Amplía el alcance

Una de las ventajas de este tipo de campañas es que podemos segmentar nuestro público objetivo y llegar a él. Podemos hacer una clasificación por localización, edad, género o estatus social. De este modo, nos aseguramos de que nuestro anuncio sea visto por quienes pueden convertirse en nuestros clientes potenciales.

Distintos presupuestos

Las campañas de pago se adaptan a diversos presupuestos, por lo que no hay que por qué desembolsar grandes cantidades de dinero para alcanzar objetivos.

Posicionamiento rápido y visibilidad

Los anuncios serán vistos en los lugares de más afluencia de usuarios, por lo que se ganará visibilidad y un posicionamiento excelente en tiempo récord.

¿Cuál es la mayor desventaja de las campañas de pago? En cuanto dejemos de pagar, Google dejará de mostrar nuestros anuncios.

Ventajas de las campañas orgánicas

El posicionamiento orgánico se consigue a través de los contenidos optimizados para SEO que aparecen en los resultados de búsqueda de manera natural, sin tener que pagar por ellas. ¿Cuáles son las ventajas de este tipo de campañas?

Rentabilidad

A diferencia de las campañas de pago, las orgánicas no requieren una inversión financiera, aunque sí requerirán tiempo y paciencia, pues son más lentas que las pagadas.

Tráfico calificado

Las personas que lleguen a nuestro sitio lo harán porque verdaderamente les interesa lo que ofrecemos, por ejemplo, nuestros contenidos de valor, productos verificados u otros aspectos que le llamen la atención.

Resultados duraderos

Si bien es cierto que el posicionamiento se consigue a la larga, los resultados obtenidos se mantienen en el tiempo, incluso si dejamos de publicar contenido durante algunos meses. Este es un aspecto que tener en cuenta con relación a las campañas pagadas, ya que los resultados de estas desaparecen al dejar de pagar.

Conclusiones

¿Cuál de las dos campañas es mejor? No hay por qué decidirse por una, una combinación estratégica de ambas puede ser perfecta. Las campañas de pago nos ayudan a ganar visibilidad a la vez que vamos trabajando los contenidos y redes sociales. Así, cuando dejemos de pagar, los resultados se mantendrán en el tiempo.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre