El mayor espectáculo del mundo.

El Gran Circo de la F1.

Poco está haciendo la FIA a favor de ese concepto, de esa filosofía en la que el público es lo más importante junto a los pilotos, teóricos protagonistas. Flaco favor le ha hecho la FIA al espectáculo al restringir la normativa e impedir que Ferrari siga usando el motor del año pasado, el 2019, con el que Leclerc y Vettel podían luchar de tú a tú con las antiguas flechas plateadas.

Si el año pasado Ferrari logró poles y ganó carreras con el motor anterior y no le han quitado los triunfos indica que la Ferrari se movía en un vacío legal.

Es intolerable, indignante, la superioridad excesiva de la Mercedes.

Y no menos intolerable es que unos equipos se denuncien a otros, RedBull es el gran especialista en ese sentido cuando Adrian Newey siempre ha sido el hombre que más ha exprimido los límites del reglamento. A quien denuncia habría que multarlo: no es labor del ciudadano hacer de policía de sus iguales.

REPETIMOS E INSISTIMOS: A un equipo que denuncia a otro habría que castigarlo por chivato, como en el colegio. Porque no se trata de que una persona haya matado a otra y salga impune, se trata de que HAY UN EXCESO DE NORMAS ESTÚPIDAS que impiden a los pilotos mostrar su verdadero talento. Hamilton será buenísmo, pero sentadlo en cualquier otro monoplaza y no habría ganado probablemente ni la mitad de campeonatos del mundo (y eso en el caso de las Mercedes no existieran).

La F1 necesita mayor igualdad. Ferrari la había conseguido. No de un modo ilegal sino alegal. Pues que vuelvan a dejar que la laguna exista, y que los otros equipos la utilicen también si quieren.

Es aburrido y enervante ver como en Silverstone y en clasificación en la temporada 2020, las Mercedes sacan un segundo al siguiente monoplaza.

Igual que han permitido la existencia de las Mercedes Rosa, interpretando laxamente su propio reglamento, deberían permitir que la Ferrari recuperase su motor del año pasado. Porque en caso contrario esto no es ningún deporte, es una lucha de ingenieros y marcas de constructores. ¿Dónde quedan los héroes?

Os lo diremos: LOS HÉROES DESAPARECEN APLASTADOS POR LOS PLANCHAASIENTOS DE LOS DESPACHOS.

Hasta las narices estamos.

Otro burbon, por favor.

Tigre tigre.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre