No le quieren bien: las personas que dicen sería un error de Fernando Alonso el firmar con Renault.

Leo en un artículo del Confidencial, pero no de Javier Rubio: el siempre interesante cronista -para mí el mejor- de la F1, en el que se hacen eco de las voces más diversas, desde la del simpático Mark Webber al sabelotodo Giancarlo Minardi, pasando por unos cuantos comentaristas y ex pilotos. Todos opinando que no debe de volver a cabalgar un Renault.

Ninguno le quiere bien. Tampoco Mark Webber, aunque pueda parecer lo contrario: jamás consiguió batir al bicampeón español y eso duele y no se olvida; aunque el dolor y el rencor sean completamente inconscientes.

Dicen, la mayoría, sandeces; como que Renault es un equipo de segunda. También lo era Mercedes cuando volvió Schumacher. También lo era RedBull cuando quienes no le querían bien aconsejaron al español no aceptar la oferta de Marko… porque no era seguro.   (Los padres siempre quieren lo peor para sus hijos, porque sólo lo peor es seguro. FADANELLI. Educar a los topos)

Renault en 2022 puede tener un coche ganador. Es perfectamente posible.

Pero eso lo de menos. Miro en mi interior y miro en el interior de Fernando Alonso a quien conozco casi tan bien como un escritor conoce a uno de sus personajes. Supongo que nadie lo recordará, pero fui yo él primero que escribí el HASTA LUEGO, mucho antes de que nadie lo imprimiera en ningún alerón. Fui yo también quién explicó, y sé que Fernando Alonso me comprendió, porque FERNANDO ALONSO ERA y es EL MEJOR PILOTO DE TODOS LOS TIEMPOS.

Y de nuevo soy yo, Tigre Manjatan, quien le dice -desde el corazón y la intuición- que firme con Renault.

En esta columna de opinión, que no de información, siempre utilizamos (hoy no) la primera persona del plural, la mayestática:

Fuimos

Pensamos

Haremos

Lo hacemos…, lo hago como un homenaje absoluto a Fernando Alonso, porque en cuanto le escuché hablar ante los micrófonos en primera persona del plural a la prensa me sedujo y encantó. ¡Qué poderío, chaval!

Es lo de menos, repito, que Renault le vaya a dar o no un coche ganador. Es lo de menos como muy bien comprendió Schumacher cuando volvió. Él ya no tenía nada que demostrar. Y lo mismo le pasa al Hombre del 14: No tiene nada que demostrar. Fernando Alonso no tiene nada que demostrar. Es el mejor. Yo lo sé. Él lo sabe. Todos sus seguidores, y me atrevo a decir que también todos sus detractores gruñones, lo saben.

Haga lo que haga no va a menguasr su reputación: al contrario, incluso si el Renault no fuese un coche ganador (intuyo que sí lo será) volver a correr con los de Enstone sólo puede acrecentar su leyenda.

Tendrá enfrente a Estaba Ocón, que es un piloto excelente, y conseguir derrotarlo sería enorme. Será enorme.

Si Alonso vuelve, disfrutará; será feliz. La Fórmula 1 es su casa, el lugar donde se convirtió en dios. Si gana otro campeonato mundial, o dos, fenomenal. Si no los gana…

da igual. Es suficiente con volver a montar a subirse a lomos de los únicos verdaderos pura sangre del automovilismo: los F1.

Cada carrera será gloria y satisfacción. Personalmente me sentiré orgulloso de él, NOS sentiremos orgullosos; como él también se sentirá -se lo prometo- orgulloso de sí mismo si firma con la Renault.

Otro burbon, por favor.

Tigre tigre.

(17 de agosto de 2018)

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. “Alain Prost, Juan Manuel Fangio, Lewis Hamilton y Michael Schumacher”, ha señalado recientemente Mark Webber como los mejores de la historia.

    Cuánta sabiduría hay en el Tao del Tigre, que sabe mirar en el fondo de las almas.

    Es un placer leerle.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre