En los últimos días se han producido distintas sentencias que dan la razón, en primera instancia, a los afectados que pretenden recuperar el dinero que les fue expoliado tras la resolución del Popular culpando de esa situación a las distintas ampliaciones de capital.

Sin embargo, la realidad es que, en primer lugar, se trata de demandas que tienen poca posibilidad de prosperar en instancias superiores, tal y como ocurrió con la famosa sentencia de un juzgado de Oviedo que fue anulada por la Audiencia Provincial. En segundo término, se pretende realizar una similitud entre la salida a Bolsa de Bankia y la resolución del Banco Popular, algo que nada tiene que ver.

En estas sentencias, además, tienen una fundamentación muy débil. Suelen coincidir en que los reclamantes no tienen formación suficiente y que su inversión desapareció con la intervención del Popular. El argumento de la intervención es utilizado en las sentencias como fundamental para determinar que el Banco Popular no tenía las cuentas en el estado en que se informaba en el folleto informativo de la ampliación. «Si el banco fue intervenido entonces las cuentas deberían estar mal o eran irregulares», es un argumento al que se ha recurrido en repetidas ocasiones. Sin embargo, los jueces que dictan esta sentencia no tiene en cuenta un hecho que es fundamental: el Banco Popular superó los test de estrés del Banco Central Europeo sin ningún problema tanto en los años 2010, 2011, 2014 y 2016.

Además, pretenden hacer ver que hubo un falseamiento de esas cuentas, algo que no ha sido demostrado, sobre todo porque las mismas fueron supervisadas por entidades y empresas independientes antes de llevar a efecto las diferentes ampliaciones de capital, tal y como hemos informado en Diario16 en repetidas ocasiones.

Fuentes de algunas asociaciones de afectados nos confirman que esos despachos pretenden aprovecharse de la ignorancia de los jueces de lugares aislados: «quieren desviar la atención hacia las ampliaciones o hacia las cuentas o hacia lo que sea, para acotar el precio que han de pagar y dar imagen de que aquello era un desastre, lo cual es absolutamente falso ya que el Popular era el único banco que cumplía de manera transparente y nunca entró en comportamientos corruptos como los cometidos en otras entidades con las preferentes o el IRPH.

«En esas sentencias no se nombra a Saracho, ni a Uría. Este último fue quien gestionó el banco con Saracho. ¿Cómo es posible que si este despacho trabajaba en teoría para los antiguos accionistas del Popular, hoy expoliados, por una enorme cantidad de euros que cobró,  se persone ahora en los juicios  en nombre del Santander, frente a antiguos accionistas, consejeros y empleados del banco? ¿Ningún juez, ni accionista ve esto? ¿Por qué no se menciona que JP Morgan pagara a Saracho anticipadamente sus más de 80 millones y luego éste los contratara para asesorar en el catastrófico final del Popular? Estos aspectos no los han tenido en cuenta estos jueces que desean su minuto de gloria. No es casual que una de las últimas sentencias fuera en Galicia, la tierra que siempre manejó José María Arias, el ex presidente del Pastor, y que preside Alberto Núñez Feijóo, el hombre que presentó el libro pro-Santander de Manuel Medina. Además, estos despachos están utilizado la misma teoría de los grandes despachos de Madrid y que trasladan a terceros abogados locales, ya que estos por conflicto de intereses no actúan directamente. Igual está ocurriendo en otros puntos de la geografía española, más concretamente, en Sevilla», afirma a Diario16 el portavoz de una de las plataformas de afectados que no se creen esta estrategia judicial por la gran cantidad de lagunas deja.

El desconcierto y la situación desesperada de muchos de los más de 305.000 afectados del Caso Banco Popular está provocando que muchos despachos de abogados estén utilizando estrategias que, en muchos casos, generan confusión o, directamente, falsas expectativas.

Algunos de estos bufetes son los que tienen conflicto de interés con el Santander y, como no tienen la posibilidad de ir contra el más que presunto culpable, necesitan abrir caminos para no perder la rentabilidad del mayor caso judicial de los últimos años. Para no caer en el conflicto estos despachos están trasladando a otros más pequeños y de provincias esos casos.

Por otro lado, nos encontramos con despachos que intentan captar la atención de los afectados en sesiones celebradas en salones de hoteles a través de exposiciones espectaculares que llenan los ojos de estas personas desesperadas utilizando técnicas de captación más propias de una operación de marketing directo que de un despacho de abogados.

Unos y otros coinciden en llevar el asunto por la vía civil apuntando hacia las ampliaciones de capital o al estado de las cuentas intentando que los afectados crean que lo ocurrido con el Banco Popular fue exactamente igual que lo sucedido con la salida a bolsa de Bankia, dos hechos que no tienen comparación alguna.

El Banco Popular fue intervenido bajo el mandato del Consejo de Administración presidido por Emilio Saracho. Hay que recordar que el ejercicio de 2.016 se cerró con solvencia y liquidez suficientes, tal y como reconocieron tanto el Banco Central Europeo como el Gobierno español. Estos aspectos se pueden comprobar en el interés mostrado por entidades como el BBVA en hacer una oferta de compra durante el mandato de Ángel Ron quien propuso a Francisco González realizar la operación a través de una OPA, hecho que el dirigente de la entidad vasca rechazó.

El BCE, a través del anterior vicepresidente, Vítor Constancio, el Gobierno de España y el propio Banco Santander han reconocido públicamente que la intervención del Banco Popular fue consecuencia de una crisis de liquidez, no de solvencia, achacando ese problema a un pánico bancario que generaron enormes fugas de depósitos que son la consecuencia de las actividades y estrategias de Emilio Saracho, tal y como hemos informado en Diario16 durante años. Toda la operación estaba orientada, según diferentes comunicaciones internas del propio Popular, a bajar al máximo el precio de la acción y, de este modo, hacer insostenible la entidad para que fuera comprada al menor precio posible.

Por tanto, los verdaderos responsables de la caída del Popular no están en quienes diseñaron e implementaron la ampliación de capital y el plan de negocio que fue frenado por el Ministerio de Economía sino en quienes, a través de movimientos poco éticos y, por supuesto, fuera de la buena praxis, llevaron al Popular a ser declarado inviable.

Por estas razones, y por otras que iremos analizando en los próximos días, no se puede comparar el Caso Bankia con el Caso Banco Popular porque, en realidad, todo lo ocurrido podría ser bautizado como Caso Banco Santander.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

19 Comentarios

  1. Gracias amigos de Diario 16, sois el único aliento, la única pizca de esperanza de que algún día los accionistas minoritarios del banco popular tengamos JUSTICIA.

  2. Hola a todos…muchas gracias de corazón a todos los trabajadores de diario 16….es la lucha contra esta organización criminal ..que es en lo que tristemente se ha convertido España. …..gracias a todos los politicos y al resto de periodistas por hacernos ver lo que realmente significa la palabra democracia y justicia para vosotros……luego os sorprendeis y os echáis las manos a ld cabeza cuando alguien pierde la cabeza y comete una barbarie…..cínicos mentirosos…ya es la época de garrapatas .pues llega el buen tiempo /en este caso entiéndase elecciones/ yo y mis familiares votaremos a erc. …me dicen esto hace unos meses y me descojono vivo…..desde mi humilde opinión es la única alternativa que tenemos para llamar la atención y que la sociedad llegue a enterarse. .lo demás son brindis al sol….tenemos esta última pequeña oportunidad no tiremos a la basura por conflictos morales que como se ha visto sólo sirve para que se rían de nosotros y nos roben impunemente. ..un saludo a la gente de bien

  3. Muchas gracias a todo el equipo de Diario 16 por su gran labor. Quiero pensar que algún día la justicia hará su labor y será justa .Y el responsable de toda esta desgracia que para mí es el BANCO SANTANDER pague sus delitos que son comprar gobiernos e instituciones igual en España que en Europa por el poder que tiene que es el dinero.Y las personas a las que hace mucho daño le da igual , solo busca el poder sea como sea y cueste lo que cueste. Un abrazo para todos.

  4. Muchas gracias por la gran labor que están realizando y claro que tiene razón El Popular no es Bankia Bankia fue una estafa y lo del Banco Popular a sido un Robo

  5. Bueno,como otro año mas llega la decl. de la renta,QUE NADIE SE OLVIDE(el que pueda) de seguir compensando las perdidas por el ROBO del Banco Popular.Aunque sea poco es lo que hay, despues de que esta banda de ladrones del estado nos robara.GRACIAS DIARIO 16 por tus informes,vosotros si que sois periodistas y no los demas cobardes y vendidos.A ver si un dia sale un periodista de renombre y sale con lo que hay que tener.

    • Don Manuel Domínguez Moreno y Don Esteban Cano son periodistas de verdad y de mucho renombre. Otra cosa es que los periodistas de mentira y ensalzados y recomoensados con fama y dádivas por la escoria corruptora, tengan en este país de pandereta y analfabetismo, más audiencia que los primeros. Más audiencia y fama no es sinónimo de más honestidad y profesionalidad, es esto los primeros les llevan años luz de ventaja. Los de renombre de los medios comprados, que miren a sus hijos a los ojos y luego se vayan directos a un vertedero con las sustancias semejantes a ellos.

  6. Ese es el camino y no otro ,nos quieren marear, hay que darle al banco un valor y que todo el mundo cobre. Cracias por su trabajo y enfoque

    • Eso es lo justo. Retrotaer a un valor real (incluido el fondo de comercio, pymes, supresión de competencia, etc… Además de sedes y valor patrimonial) y pagar.

  7. Estaba preguntándome qué pasaría con todos esos despachos de abogados que tienen conflicto de interés con el Banco Satánico si éste comenzara a tambalearse y se supiera con bastante certeza que sus días están contados. ¿ Se lanzarían a por él como buitres carroñeros tratando de sacar tajada antes de que desapareciera ?. O por el contrario, ¿ podría más el amor y la devoción que le profesan al tal Banco Satánico, y se abstendrían por tanto de pensar tan siquiera en la más remota posibilidad de demandarlo, renunciando así a unos muy probables y suculentos honorarios ?.
    Creo que la anterior disyuntiva, sería para esos despachos con conflicto de interés un duro dilema. Como si se les abrieran las carnes, como si sintieran partirse en dos mitades.
    Y a mí, con sólo imaginar que todo lo anterior pueda ocurrir, me gotea el colmillo.

  8. El Santander acometerá esta semana la integración del Popular en Cataluña y Canarias
    Banco Santander completará el fin de semana del 12 de abril la integración tecnológica en la plataforma del grupo de las oficinas de Popular en Cataluña y Canarias, según fuentes de la entidad consultadas por Europa Press.
    En concreto, el próximo fin de semana Santander integrará un total de 275 oficinas de la red de Banco Popular, que se sumarán a las 325 sucursales de Galicia, Cantabria, Asturias y País Vasco que terminó de integrar el pasado mes de marzo.
    Así, a partir del lunes 15 de abril operarán bajo los sistemas de Banco Santander un total de 600 oficinas procedentes de la entidad que el grupo presidido por Ana Botín adquirió en junio de 2017, lo que representa el 40% del total de oficinas de Popular.
    En el momento de la compra de Popular, Santander estimó que completaría la integración de las 1.500 sucursales de la entidad en España en dos años. Desde el banco han confirmado a Europa Press que el proceso avanza satisfactoriamente y según los plazos previstos, por lo que la integración de todo el territorio nacional culminará previsiblemente el próximo mes de julio.
    De esta manera, el próximo fin de semana tendrá lugar la quinta de las nueve fases en que se divide la integración tecnológica. La primera se inició el pasado mes de noviembre en Galicia, una región en la que también tuvieron lugar la segunda y la tercera oleada. En la cuarta finalizó la integración de las oficinas en Galicia y se acometió la de las sucursales de Cantabria, Asturias y País Vasco.
    Banco Popular desapareció como entidad jurídica el pasado mes de septiembre, momento en que todas las oficinas pasaron a añadir en sus rótulos la firma Santander. La intención es que las marcas Popular y Pastor desaparezcan, pero no es hasta que se completa la integración tecnológica en una oficina cuando el grupo cambia el cartel de la sucursal por el del resto de oficinas de Santander.
    De esta manera, en las comunidades integradas los clientes pueden encontrarse con varias oficinas de Banco Santander a poca distancia, un solapamiento que se resolverá en el marco del proceso de reestructuración que el grupo llevará a cabo.
    En este sentido, los sindicatos prevén que las negociaciones sobre el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que llevará a cabo la entidad tengan lugar después de Semana Santa, aunque la dirección del banco todavía no se ha puesto en contacto con la representación de los trabajadores.
    EL ERE COMENZARÁ A NEGOCIARSE DESPUÉS DE SEMANA SANTA
    Las fechas que se manejan tienen en cuenta que el pasado 3 de abril la entidad presentó a los analistas e inversores su nuevo Plan Estratégico y que la junta general de accionistas se celebra este viernes 12 de abril, por lo que no se espera que la negociación tenga lugar antes de la festividad de Semana Santa.
    Las fuentes sindicales consultadas por Europa Press han apuntado que los más de 30.000 empleados de Banco Santander en España confían en que el banco respetará el Protocolo de Fusión firmado el pasado mes de noviembre a la hora de ejecutar el ERE.
    Según este protocolo, la dirección del banco se comprometió a no recurrir a los artículos de movilidad geográfica, modificaciones sustanciales de condiciones de trabajo y despido colectivo del Estatuto de los Trabajadores sin previo proceso de diálogo y participación sindical en búsqueda de soluciones consensuadas, renunciando de forma expresa a la toma de medidas traumáticas en procesos de reorganización por la absorción del Popular.
    Aunque todavía no existe un número oficial de empleados afectados por el ERE, varios medios han mencionado un recorte de entre 3.000 y 4.000 personas por el cierre de más de 1.000 sucursales.
    El nuevo Plan Estratégico de Banco Santander contempla un ahorro anual progresivo de costes operativos de 1.200 millones en el medio plazo, de los que 250 millones de euros corresponderán a sinergias adicionales por la integración de Banco Popular, que se suman a los 500 millones que la entidad estimó en el momento de la adquisición.
    La culminación con éxito de la integración de Popular es una de las prioridades de Santander España, así como el mantenimiento del liderazgo en el caso del negocio de pymes y empresas aprovechando el ‘know-how’ de la entidad que el banco cántabro compró por el simbólico precio de 1 euro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

18 − 11 =