domingo, 26septiembre, 2021
29.2 C
Seville

Políticamente correcto

Antonio Guerrero
Antonio Guerrero colecciona miradas, entre otras cosas. Prefiere las miradas zurdas antes que las diestras. Nació en Huelva en 1971 y reside en Almería. Estudió relaciones laborales y la licenciatura de Filosofía.
- Publicidad -

análisis

El grito de la España muda

Esta pasada semana tuvo cierto relieve la decisión de la España vacía de presentarse a las próximas elecciones. Así, con este enfoque, se informó,...

Puigdemont: cuatro años jugando al gato y al ratón con el CNI

La detención de Carles Puigdemont en Cerdeña ha vuelto a desatar los rumores sobre el estrecho seguimiento que se le está haciendo al ex...

Pablo Casado pierde fuelle

El líder de la oposición y presidente del PP, Pablo Casado, pierde fuelle. Lo hace ante las encuestas, cuando hace un mes le daban...

El PP pretende ahora representar los valores de la UME frente a Moncloa cuando definió al grupo militar creado por Zapatero como «capricho faraónico»

Donde dije digo digo diego. Así está el PP con el tema de la tragedia por la erupción del volcán en Las Palmas. Pone...
- Publicidad-

Hay una multitud de versiones de esta expresión, en lo que a significado se refiere. Pero no se sabe bien cuál de ellas es la correcta. Al principio se vinculaba esta idea a la corrección política, para igualar las minorías y evitar la discriminación. También se ha relacionado con dos movimientos filosóficos: con la Escuela de Frankfurt y con la Asociación Americana de Antropología. De ahí salió aquello de que toda lengua lleva una visión de la realidad y que esta determina el pensamiento.

Así pues, el uso del lenguaje puede corregir las mentalidades. No obstante esto derivó en una gama muy amplia de eufemismos y de derivaciones ya hoy incontrolables y con una finalidad menos honrada. Por una parte, hoy día, lo políticamente correcto alude a una ficción creada por el lenguaje fragmentario y populista con fines poco limpios; por otra a la desconexión entre ideologías y realidades a la hora de plasmar máximas o eslóganes preparados para la aceptación social, lo que conduce a muchas hipocresías obviamente.

Pero sobre todo, esta expresión está dentro de las convenciones sociales basadas en los vínculos con el poder. Por eso lo políticamente correcto se ha convertido en una dictadura, como se suele decir, y en un vehículo de censura. Se establece un dualismo así entre el Ser y el Parecer, favoreciendo al Parecer. Pero yo voy a añadir otra versión más de la expresión, la establecida entre la identidad personal y producto cultural.

Seguir los dictados de lo políticamente correcto implica ofrecer un producto, cosificado, y estar esclavizado a los índices de aceptación social (Parecer), algo lejano a la sinceridad. Por otro lado, mantener la identidad personal (Ser) implica un repertorio de valores morales mayores, la honestidad por ejemplo, amén de perder aceptación social. Lo importante aquí es que no es posible estar en ambos lados simultáneamente, narrando sin declararse y aplazando respuestas, ya que la audiencia te castiga; te descubre. Los lados de las gradas exigen un posicionamiento.

Y en esa tarea, amén de la crítica, creo que es mejor decir lo que uno piensa sin eufemismos. Se obtiene respecto aunque se pierde clamor. El Ser debe tener más valor que el Parecer. Y sin duda, a la hora de escribir en un medio, se agradece más por el lector. A este, en realidad, se le da una muestra de respeto. Debe haber un tu a tu sin opacidades.

- Publicidad -

Relacionadas

- Advertisement -
- Publicidad -

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

Los primeros sondeos dan un empate técnico en Alemania

Se cierran los colegios electorales y empieza el recuento de votos en Alemania. El Partido Socialdemócrata alemán (SPD) y la coalición de la Unión...

Acabar con los despropósitos

Un gran huracán de locura nos arrasa. La enemistad y el descontento que se percibe por todo el orbe es una prueba de que...

Hasta los dioses quieren la máxima tensión en la F1 de este año

Era Rusia y era Sochi. Era Max Verstappen saliendo desde el último lugar de la parrilla. Era Lewis Hamilton fallando y perdiendo posiciones en la salida. Era...

Otro Galicia Camiño Emprendedor es posible

El pasado jueves fui a Chantada, tras la invitación de la Fundación Ronsel a celebrar la vida, y el reencuentro con mentorias físicas con...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Los primeros sondeos dan un empate técnico en Alemania

Se cierran los colegios electorales y empieza el recuento de votos en Alemania. El Partido Socialdemócrata alemán (SPD) y la coalición de la Unión...

Acabar con los despropósitos

Un gran huracán de locura nos arrasa. La enemistad y el descontento que se percibe por todo el orbe es una prueba de que...

Hasta los dioses quieren la máxima tensión en la F1 de este año

Era Rusia y era Sochi. Era Max Verstappen saliendo desde el último lugar de la parrilla. Era Lewis Hamilton fallando y perdiendo posiciones en la salida. Era...

Otro Galicia Camiño Emprendedor es posible

El pasado jueves fui a Chantada, tras la invitación de la Fundación Ronsel a celebrar la vida, y el reencuentro con mentorias físicas con...