martes, 7diciembre, 2021
8.2 C
Seville

Policías, camioneros, autónomos: los grupos de presión que aúpan a Abascal

Vox explota como nadie el descontento en la calle

- Publicidad -

análisis

El día que los padres políticos del PP torpedearon la Constitución

“La Constitución es la solución, no el problema. El mejor homenaje hacia el pasado es que tomemos las riendas del presente y nos hagamos...

Una burda comparsa de ruido y furia

El periodista Alfonso Rojo, director de “El periodista digital”, es uno de los más fieros voceros de la caverna mediática de la derecha, y...

El TSJ de Madrid revoca la sentencia dictada en el caso José María Iñigo

Me es difícil escribir este articulo, estaba claro o así lo entendía yo, que el mesotelioma que causó la muerte de José María Iñigo,...

Hablamos nuevamente de la ley de amnistía de 1977

Ya hace 46 años de la muerte del dictador Franco y 44 que a ser aprobada la ley de amnistía que impide, a estas...
- Publicidad -
- Publicidad-

Las derechas se han apropiado de la bandera, del himno nacional y del concepto mismo de España. Ahora quieren patrimonializar la Policía Nacional y la Guardia Civil. Mejor dicho, ya lo han hecho. Ayer, el gremio de fuerzas de seguridad se manifestaba en Madrid para protestar contra la reforma del Gobierno que pretende acabar con la ley mordaza. Aquello, más que una legítima movilización para mejorar las condiciones laborales de los agentes, fue un acto político a mayor gloria de Santiago Abascal y de Vox. El manifiesto callejero previo al recurso de inconstitucionalidad que llegará después.

Pablo Casado también quiso sacar su tajada electoral de la movida policial, pero el hombre no tiene ni la mitad de tirón que su competidor, así que pierde el tiempo. Él va a esas cosas porque tiene que ir, cantinflea un poco por allí, olfatea por si quedan algunas sobras de la extrema derecha, suelta una frase de cuñado de las suyas y con las mismas se vuelve para Génova. Sabe que no es, ni de lejos, el hombre elegido por las masas policiales, que lo consideran un feble, y si no asistiera a la convocatoria ni siquiera se notaría su ausencia. Nos guste o no, los agentes afiliados a Jusapol están con Vox. Son la guardia pretoriana, los Proud Boys del Trump español. Y ese éxito es incontestable. No se puede negar que Abascal sabe trabajarse el grupo de cabildeo o de presión, cosa que Casado no. Casado sabrá de títulos universitarios exprés para engordar currículum, pero no le hables tú de sacar adelante un partido ni de moverse por Granada porque es de orientación torpe y al final acaba metiéndose sin querer en una misa negra en recuerdo de Franco.

Sin embargo, cuando Vox pone la diana en un lobby, le saca cien mil votos o más. Que el Gobierno se olvida de los problemas de los transportistas o autónomos, allí está Vox para sacar provecho. Que los agricultores están quemados porque tienen que tirar la fruta a la basura o porque el diésel está por las nubes, allá que se van los de Vox con el megáfono, la camisa a cuadros de leñador, el hacha y la gorra con orejeras del rural. Que los taurinos y cazadores se levantan en armas contra Sánchez, allí aparece Vox con las redes de pescador (y las de Twitter) para sacar provecho del río revuelto. Y entre mitin y mitin, entre performance y performance, todavía tienen tiempo de mandarle algún mensaje de apoyo y resistencia a los machistas que se niegan a pagar la pensión de la ex, que todo suma. Al caer la tarde, los proselitistas ultras regresan al cuartel general cantando fraternalmente, ay ho, ay ho, como los enanitos de Blancanieves, se sientan alrededor de una mesa ante el sargento Smith y hacen recuento de votos recolectados. Así se va llenando el granero, así se va levantando un partido.

La estrategia política voxista está tirando fuerte en buena medida por dos motivos. En primer lugar, porque el PSOE de Sánchez se está olvidando negligentemente de la calle, de la sociología real de España, de los problemas acuciantes de los distintos gremios profesionales (no hay más que ver su bochornosa gestión del conflicto gaditano del Metal) mientras se dedica a sus congresillos regionales y a sus discusiones metafísicas sobre el futuro de la socialdemocracia, el feminismo transgenerista y la importancia de comer brócoli para frenar el cambio climático. La nueva izquierda debate teóricamente, la ultraderecha de siempre va al grano, o sea al voto del desafecto.

En segundo término, el secreto del éxito de Vox hay que buscarlo en que Casado está en otra cosa, mayormente en pegarse tiros en el pie en su guerra fratricida contra Ayuso. Resulta curioso comprobar cómo Abascal jamás dice nada que pueda suponer un coste electoral entre su parroquia y si tiene que entrar en abierta contradicción lógica lo hace con total tranquilidad. Ayer, sin ir más lejos, fue capaz de acusar al Gobierno de “desarmar a la Policía para armar a los delincuentes” y al mismo tiempo criticar la tanqueta Marlaska que estos días reprime con dureza al obreraje de Cádiz. “Nos parece muy significativo que el Gobierno utilice medidas más contundentes contra los trabajadores desesperados que contra quienes asaltan nuestras fronteras o dan un golpe separatista en Cataluña”, afirmó el líder voxista. Es decir, que en un burdo truco de hábil ilusionista supo dar jabón a los policías cabreados que se manifestaban en Madrid mientras dejaba con el culo al aire a los mismos agentes que hacen frente a los piquetes en los astilleros de Navantia. ¿Se puede ser más incoherente y demagógico? Pues le funciona.

Si hacemos un análisis semiótico de su declaración ante la prensa constataremos su guiño descarado al proletariado gaditano abandonado por la izquierda. Abascal está diciéndole a la famélica legión: venid conmigo, romped con el sanchismo podemita que os ha traicionado, acercaos a mí que yo soy el camino, la verdad y la vida. Hay que tener morro y no poca destreza política para en una misma tarde y en una misma frase querer seducir a unos y a otros, a los que reparten palos y a los que los reciben, a los maderos antidisturbios y a los que sufren la leña. Eso es la extrema derecha populista: cubos de demagogia, cantos de sirena por doquier, piquito de oro y melodías de flautista de Hamelín que los acólitos, incautos y desahuciados del Estado de bienestar siguen sin rechistar y sin mostrar ni un ápice de capacidad crítica. Sin duda, Abascal es el hombre más peligroso de la derecha española. Y Casado un chiquilicuatre. Ya lo dijo Aguirre.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

2 Comentarios

  1. Camioneros,policias,autonomos,militares,parados que viven en suburbios..esta claro que todo aquel y aquella que aplaude y vitorea a la cabra de la legion vota a esta gentuza creyendo que van a salir de donde esta.Informacion,cultura y educacion no es lo que hay en sus cabezas.
    Por otro lado,la bandera y el himno no es que se lo haya apropiado las derechas,es que es una bandera y un himno de la derecha.La constitucion fue refrendada como un pack, o lo tomas o lo dejas todo y en esa constitucion va la monarquia,la bandera y si me apura hasta el himno,evidentemente esto es de derecha porque fue exigido en su dia por la derecha.Casi 40 años de nacional-catolicismo y mas de 40 años de democracia con reminiscencia franquista(jueces,policias,miltares,curas..)en total,camino de un siglo, han dejado huella en la mente de los españoles.

    • Bien por VOX. El gobierno del psoe y podemitas está acabando con las empresas y autónomos asfisiandolos a impuestos y requisitos. La ministra Yolanda no sabe ni por donde anda, el Casado ya esta amortizado por cobarde y de la de podemos Irene mejor no hablar ya qu no aporta nada a esta sociedad. Y los militares como los policias y guardias civiles como sus familias están con VOX, ya que el psoe de Pedro está a favor de los delincuentes.. y no defiende a los propietarios que tienen alquilada una vivienda, sólo defiende a los ocupas. En fin, un desastre de gobierno. SOLO QUEDA VOX.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

Qué contraste!: Dominicana y Honduras

En agosto del 2020 en República Dominicana se produjo un cambio electoral: el Partido Revolucionario Moderno (PRM)  y su candidato Luis Abinader remplazaron al...

El día que los padres políticos del PP torpedearon la Constitución

“La Constitución es la solución, no el problema. El mejor homenaje hacia el pasado es que tomemos las riendas del presente y nos hagamos...

Ayuso ensalza la figura de un presunto corrupto para defender la vigencia de la Constitución

Isabel Díaz Ayuso no podía pasar desapercibida en un día como el de hoy en el que se conmemoran los 43 años del referéndum...

¡Qué decadencia tan poco estética la de Europa!

Europa está en decadencia. Se quiera o no, vive de un pasado glorioso como cuna de la civilización occidental, pero ya no da para...
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Qué contraste!: Dominicana y Honduras

En agosto del 2020 en República Dominicana se produjo un cambio electoral: el Partido Revolucionario Moderno (PRM)  y su candidato Luis Abinader remplazaron al...

El día que los padres políticos del PP torpedearon la Constitución

“La Constitución es la solución, no el problema. El mejor homenaje hacia el pasado es que tomemos las riendas del presente y nos hagamos...

Ayuso ensalza la figura de un presunto corrupto para defender la vigencia de la Constitución

Isabel Díaz Ayuso no podía pasar desapercibida en un día como el de hoy en el que se conmemoran los 43 años del referéndum...

¡Qué decadencia tan poco estética la de Europa!

Europa está en decadencia. Se quiera o no, vive de un pasado glorioso como cuna de la civilización occidental, pero ya no da para...