Hay quien nace sin oportunidades. Igual, a partir de ahora, alejada de su familia, tenga opciones. Es una menor, una niña de quien su padre abusaba sexualmente desde los ocho años. Un progenitor que le ha destrozado la vida y por lo que paga poco más de nueve años de prisión. Ni su madre ni su abuela supieron ni quisieron ayudarla.

La sección segunda de la Audiencia Provincial de A Coruña ha condenado a nueve años y tres meses de cárcel a un hombre por agredir sexualmente a su hija, nacida en 2005, durante un periodo de tiempo indeterminado, pero al menos entre 2013 y 2016, con una frecuencia “prácticamente semanal”.

La Fiscalía también acusaba a la abuela y a la madre de la menor.

Más víctimas

El tribunal, sin embargo, considera que no ha quedado acreditado que la abuela “tuviera constancia de que la niña era abusada, agredida” y destaca que también sufría la violencia de su hijo. La mujer, según el fallo, “tenía como prioridad, dada su simpleza, la defensa de la fama de la familia, de su propio hijo”.

Respecto a la madre, los jueces concluyen que “carecía de capacidad real para actuar en cumplimiento del deber del garante”, pues padece una discapacidad intelectual leve, “lo que favorecía que su capacidad de decisión, de opinión, dentro de la familia, fuera inapreciable”.

El tribunal sostiene que “no supo reaccionar” debido “a su discapacidad y por el ambiente familiar en el que se encontraba, de absoluta anulación”. La Audiencia también le impuso al acusado diez años de libertad vigilada, la privación de la patria potestad respecto de sus tres hijos menores y la prohibición de comunicarse por cualquier medio y aproximarse a ellos durante quince años.

Los jueces relatan que la convivencia del núcleo familiar “estuvo presidida por los comportamientos violentos del condenado con los demás miembros de la familia, por las condiciones económicas precarias, por la mínima capacidad de los adultos para la solución de los conflictos, por la simpleza de sus caracteres y por el aislamiento social”.

Todos estos problemas, según el tribunal, estuvieron “acuciados por el habitual consumo, abusivo, de alcohol por parte de esos adultos, de los tres, quienes llegaban, con frecuencia, a la borrachera”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorEspaña e Italia protagonizan el segundo trasplante renal cruzado internacional del sur de Europa
Artículo siguienteIncendio en el patio trasero
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × 3 =