sábado, 31julio, 2021
28.8 C
Seville

Pobreza heredada

Aprendiendo a trabajar

Francisco Silverahttp://www.quenosenada.blogspot.com.es
Escritor y profesor, licenciado en Filosofía por la Universidad de Sevilla y Doctor por la Universidad de Valladolid. He sido gestor cultural, lógicamente frustrado, y soy profesor funcionario de Enseñanza Secundaria, de Filosofía, hasta donde lo permitan los gobiernos actuales.
- Publicidad -

análisis

Homenaje a Antoni Benaiges, asesinado en 1936 por llevar a Burgos el modelo francés de “escuela avanzada”

Antoni Benaiges fue un maestro inquieto, comprometido y valiente, que llevó a un pueblecito de Burgos, Bañuelos de Bureba, las más avanzadas técnicas de...

Buen viaje Deliveroo, y que ustedes lo estafen bien

Deliveroo, la plataforma de reparto de comida a domicilio, planea irse de España. Pues que cierren la puerta al salir y buen viaje, como...

El Repaso del 30 de julio: información importante sobre contagios en personas vacunadas, vacunación a embarazadas y protección

Como cada día en El Repaso ponemos el foco en aquella información que consideramos ha de ser explicada y desarrollada. Hoy, especialmente ponemos el...

El caso Kitchen airea las vergüenzas de la Justicia española

El juez García Castellón ha dejado el caso Kitchen en nada. Es cierto que prosigue la investigación contra el ex ministro de Interior Jorge...
- Publicidad-

Tuve una alumna, Marta Mora, ahora colega antropóloga recién acabada su carrera, que me recomienda un libro de Paul Willis, Aprendiendo a trabajar, al hilo de conversaciones sobre eso que ampulosamente llamamos el Sistema. La tesis del mismo es sencilla, las clases son continuistas, esto es: se enseña a la descendencia de las clases trabajadoras a seguir siéndolo, mientras que todo soplará a tu favor para seguir como rentista o algo parecido.

Tópico: la Educación es el ascensor social. Si uno analiza los resultados académicos de los últimos años de estudios de la clase trabajadora, va a encontrar una correlación entre sus orígenes sociales, sus notas y su destino laboral. Yo me eduqué entre chavales (no había muchachas) en su mayoría hijos de gentes con carrera o de poder económico indudable: casi todos acabaron estudios lucrativos (ayer bromeaba con un amigo artista compañero de la época sobre que él y yo hicimos Humanidades)… Ingenierías, Arquitectura, Medicina o Derecho… no cabían las dudas: estudiar o estudiar. La vida me hizo compatibilizar eso con una barriada menos que obrera: mis amigos de las tardes de fútbol en la calle hoy son currantes de nivel más bien bajo, como sus padres.

Leía una estadística reciente que hablaba de más de un 90% de herencia de la posición social, eso sí lo recogemos. Recuerdo que entre los primeros teóricos del liberalismo se planteaba la pertinencia de la herencia o no como institución coherente con la meritocracia justificativa de las políticas económicas. O sea: usted déjeme mover la pasta como yo quiera, incluso desregúleme el contrato de trabajo que cada cual firmará lo que considere justo y yo no tengo por qué pagar por alguien a quien no necesito en un momento determinado, la sociedad es una sabana hecha para la lucha por la supervivencia… pero a mi chiquilla, a mi chiquillo no me los toques porque todo lo mío, sin comerlo ni beberlo, es suyo, incluidos los colegios más poderosos, las relaciones… la clase.

No quiero hacer política barata, yo quiero que mis churumbeles hereden mis libros, mis discos, mis guitarras, mi amor, que es lo que tengo, pero el Estado (what the fuck?) debería garantizar, al menos, que no podamos putearnos conscientemente unas a otros y ahí, una vez más, tiene su oficio la Enseñanza, ahora conocida como Educación, no ya por la refinación cultural (indesligable de la felicidad, sin duda) sino por las posibilidades laborales que abre pero, recuerdo, no todo el mundo puede ser médico o abogada… lo admitimos, pero ¿ofrece la Enseñanza Pública la posibilidad de corrección de la situación discriminatoria heredada?

- Publicidad-

Yo creo que no, y mi respuesta es fea: la Educación ofrece una áurea mediocridad, en el mejor de los casos, para obtener un titulillo que te permita ser oficinista. No hay una búsqueda de la creatividad, de la innovación, del análisis crítico, de la investigación, de la verdadera competitividad que después la sociedad va a imponerte con lógica aplastante: ¡Tú quitarás la mierda que Yo defeco porque Yo te puedo pagar y Tú necesitas cobrar! Y seré claro, ese horizonte es el de un oficio docente mediocrizado, sin carrera profesional, con Facultades de Magisterio que son parodias del rigor y el estudio, una Secundaria que muchas veces es una lucha por la dignidad personal en el aula diaria, un Bachillerato mal diseñado y promotor del fracaso personal: un sistema que no es más que una enorme guardería criapollos (obvio lo de las pollas) para generar una masa obrera acrítica que califique como «cultura» lo que no es más que entretenimiento vulgar (a veces disfrazado de poesía) repleto de lugares comunes construidos para que tenga referencias… pero no quiera defenderse.

Rebélese, estudie.

- Publicidad -

Relacionadas

- Advertisement -
- Publicidad -

1 Comentario

  1. Pues tiene más razón que un santo. Nos hacen vivir en continuo estado aspiracional a niveles superiores.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

Yolanda Díaz pretende lanzar una gran plataforma de izquierdas para plantar cara a la extrema derecha en las próximas elecciones

La vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, ha defendido esta misma semana "levantar un proyecto de país para la próxima década" desde "muchos espacios...

Doña Emilia, un valor seguro bajo la sombrilla

Cuando Agatha Christie aún ni siquiera se planteaba ser una novelista de obras policiacas, en España la rompedora Emilia Pardo Bazán ya había roto...

Pablo Carreño derrumba a Djokovic y conquista una épica medalla de bronce

Pablo Carreño ya había hecho historia al colarse en semis derrotando al número dos del mundo. Pero lo que ha logrado hoy, adquiere otra...

El desigual reparto de vacunas entre países ricos y pobres convierte la pandemia en endémica

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha avisado de que la brecha de las vacunas contra el coronavirus entre países ricos y pobres...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Yolanda Díaz pretende lanzar una gran plataforma de izquierdas para plantar cara a la extrema derecha en las próximas elecciones

La vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, ha defendido esta misma semana "levantar un proyecto de país para la próxima década" desde "muchos espacios...

Doña Emilia, un valor seguro bajo la sombrilla

Cuando Agatha Christie aún ni siquiera se planteaba ser una novelista de obras policiacas, en España la rompedora Emilia Pardo Bazán ya había roto...

Pablo Carreño derrumba a Djokovic y conquista una épica medalla de bronce

Pablo Carreño ya había hecho historia al colarse en semis derrotando al número dos del mundo. Pero lo que ha logrado hoy, adquiere otra...

El desigual reparto de vacunas entre países ricos y pobres convierte la pandemia en endémica

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha avisado de que la brecha de las vacunas contra el coronavirus entre países ricos y pobres...