jueves, 11agosto, 2022
23.5 C
Seville

PNV y PSOE vetaron en las Juntas de Álava la comparecencia de las mujeres víctimas del SAP

Según distintas fuentes consultadas por Diario16, la diputada del PSE que vetó la comparecencia habría afirmado que "no iba a participar en un Sálvame"

Juan Carlos Ruiz
Juan Carlos Ruiz
Periodista y Licenciado en Ciencias de la Información
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

Antes de que la Red Resistencia contra el SAP (Síndrome de Alienación Parental) compareciera en la Comisión de Derechos Humanos, Infancia y Justicia del Departamento de Justicia, Igualdad y Política Social del Gobierno vasco, según ha podido conocer Diario16, las madres de este colectivo solicitaron comparecer también en las Juntas Generales de Álava, recibiendo el veto de PNV y PSOE

El argumento que emplearon sendas formaciones políticas para oponerse a la participación del colectivo fue que «sus casos se encuentran judicializados», como explica José Damián García Moreno de IU, presente en en la comisión que debía decidir sobre la comparecencia de la Red Resistencia contra el SAP.

«La Red solicitó comparecer en las Juntas Generales de Álava. Es la Junta de Portavoces quien da el visto bueno o no a las comparecencias externas y tanto PNV como PSOE vetan esta comparecencia. ¿Qué excusa ponen?, sobre todo el PNV, es que este asunto está judicializado y que no las dejaban comparecer. Algo que parece kafkiano. Una cosa es la vía judicial, que cada persona o colectivo es muy libre de ejercerla y otra la parlamentaria. Y todos los alaveses y alavesas tienen el derecho de poder acudir a su parlamento», reclama García Moreno.

Por su parte, Claudia Venceslao, de EH Bildu, comenta que «ellas ya estuvieron aquí durante la pandemia, cuando hacíamos las conexiones telemáticas y como red de mujeres que sufre el SAP, en una comisión que se hizo a puerta cerrada sobre menores. Pero ahí no hubo ningún problema. En enero de 2022, se volvió a solicitar que viniesen, pero como se quería hablar de asuntos que estaban judicializados, se produjo el veto. Y no es el único colectivo que ha sido vetado». Argumenta que la Junta de Portavoces está compuesta por partidos, y como tienen mayoría absoluta, «pues lo que voten PNV y PSOE es lo que sale. Entonces, con el caso de Inma Fuentes y otras madres pasó lo mismo. Alegan que, como está judicializado, se inventan que no pueden venir, es como una norma no escrita, pero como tienen mayoría absoluta es lo que dicen ellos».

Prosigue Claudia diciendo que siempre han estado a favor «de que ahí pueda venir quien quiera, independientemente de lo que quiera hablar. Siempre hemos votado a favor. También votaron a favor el PP y Elkarrekin Araba, pero la mayoría absoluta ha impedido que viniesen«.

Preguntas y peticiones de información

EH Bildu ha presentado ante las Juntas Generales de Álava varias preguntas y solicitudes de información, «por ejemplo, sobre los Puntos de Visita, si había quejas, si no, si se aplica el SAP -que dicen que no se aplica-, pero vamos, si tu coges la memoria del Departamento de Servicios Sociales del Instituto Foral, pone claramente aquellos casos de instrumentalización de madres y madres».

A pesar de las preguntas, «nos contestan lo que el departamento quiere», resalta Venceslao.

A principios de legislatura EH Bildu sacó adelante, por unanimidad, una moción que comprometía a Diputación a no poder aplicar el SAP, hacer una revisión de los casos en que se ha aplicado, a cambiar Valora, que es la herramienta que utiliza el Departamento de Políticas Sociales para graduar el nivel de desprotección de los niños y las niñas. «Pero las madres nos siguen diciendo que se continua aplicando el SAP», comenta.

Las Comisiones no son «Sálvame»

Según distintas fuentes consultadas por Diario16, la diputada del PSOE que vetó la comparecencia habría afirmado que «no iba a participar en un Sálvame», extremo que tanto José Damián García Moreno como Claudia Venceslao dicen desconocer cuando se les pregunta.

El pasado martes la Red de Resistencia contra el Síndrome de Alienación Parental pidió ante los Juzgados de Vitoria el fin de la violencia institucional

El Síndrome de Alienación Parental (SAP) es un instrumento pseudocientífico no avalado por ninguna asociación de psiquiatría ni psicología a nivel mundial que consiste en dictaminar que existe una situación de grave riesgo e incluso de desamparo de menores como consecuencia de una manipulación, instrumentalización o influencia negativa de la madre hacia el padre.

La aplicación del SAP genera riesgos en los menores

Sin embargo, según EH Bildu, esta práctica ha estado silenciada en Álava a pesar de que afecta a madres, hijos e hijas: una violencia institucional hacia las mujeres que son madres. “La aplicación de este falso síndrome está generando riesgo para niños y niñas y está provocando una involución en los Derechos Humanos de las personas menores y de sus madres”, denuncia Claudia Venceslao. Remarca que la violencia hacia las mujeres se encuentra en todas nuestras facetas vitales, pero que en este caso concreto hablamos de madres que tienen que permitir dejar marchar a sus hijos e hijas con padres maltratadores y abusadores: “Hablamos de madres a las que se les quita la custodia de sus hijos e hijas, por decir alto y claro que sus niños y niñas sufren violencia y abuso”.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

1 COMENTARIO

  1. Juan Carlos, por favor, un poco de rigor. El SAP es un conjunto de síntomas que demuestran una manipulación por parte de la MADRE o del PADRE. Lo pueden ejercer tanto uno como otro, con el objetivo de hacer creer a sus hijos que el otro progenitor es mala persona, peligrosa, maltratadora o lo que se les ocurra. Si se puede manipular a un adulto, ¿cómo no se va a poder manipular a un menor? ¿No creen acaso los niños en los Reyes Magos?
    Negando esta realidad solo ayudáis a desproteger a los menores que lo sufren.

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

lo + leído