Si algo no gustó al PP de la moción de censura (aparte de perder la presidencia del Gobierno) fue que el PSOE logró el apoyo vital del PNV durante la misma. Y la represalia no se hizo esperar: retirar de los Presupuestos Generales del Estado las dos partidas de 31 millones de euros destinadas al País Vasco como “castigo”. Una jugada que le ha salido rana a los populares, porque el grupo vasco ha logrado el apoyo del Parlamento, y el dinero se queda con los nacionalistas.

Desde el PNV han querido recordar además que ellos no traicionaron a nadie al dar el voto del sí a la moción de Mariano Rajoy, porque “el acuerdo con el Partido Popular era exclusivamente presupuestario”. La portavoz económica del grupo vasco, Idoia Sagastizabal, ha acusado al PP de partir de “una premisa falsa para justificar sus enmiendas” y ha preguntado a la bancada popular si “es esta su mejor estrategia porque consideran a este grupo parlamentario traidor por apoyar la moción de censura”.

En cualquier caso, Sagastizabal se ha mostrado “satisfecha” con el resultado final del Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para el año 2018, que recupera las inversiones para Lanbide (26,6 millones) y BIMEP (5 millones) enmendadas en el Senado y que eleva las inversiones contempladas para Euskadi a 540 millones gracias al apoyo de EAJ-PNV a los mismos además de la subida generalizada de pensiones incorporada también a estos Presupuestos por el Grupo Vasco.

La portavoz del grupo vasco ha reprochado al PP que “para ustedes cualquier excusa es buena para evitar afrontar la realidad y asumir sus errores”. Desde el Partido Popular afirman que no están en crisis, con el coordinador general del partido afirmando que el proceso de primarias “está siendo ejemplar” y convencido de que el PP saldrá “fortalecido” del próximo Congreso Nacional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

7 − 6 =