Todo un emporio televisivo al servicio del Banco Santander. Eso fue lo que se pudo ver en la emisión del programa Planeta Calleja en el que la protagonista fue Ana Patricia Botín. El teórico argumento del programa era mostrar a la presidenta de la entidad cántabra las consecuencias del calentamiento global en Groenlandia. Sin embargo, las tres cuartas partes del contenido estuvo orientado a ensalzar la «humanidad» de la señora Botín sin entrar en ninguno de los escándalos del banco que ella preside. Por tanto, de lo que no se habla, no existe y viceversa. En consecuencia, todo el programa estaba orientado a un blanqueamiento de imagen tanto del Santander como de la señora Botín. Y, al parecer, pudo tener efecto, en base a ciertas reacciones vistas en redes sociales:

El programa giró en torno a la figura personal de la presidenta del Santander, donde habló de aspectos relacionados con su vida privada, sus secretos para mantenerse en forma (ayuno, disciplina y madrugar), de la difícil relación con su padre y del daño que le hizo cuando decidió que saliera del banco y, sobre todo, intentó volver a plasmar sus líneas de defensa del feminismo y de la igualdad de oportunidades.

En este último caso, la defensa de la igualdad de oportunidades para hombres y mujeres, la señora Botín afirmó: «Para mí ser feminista a día de hoy es apoyar la igualdad de oportunidades. Yo lo que digo es “tú mira lo que he hecho e intenta juzgarme por ello. No por quién soy, ni si soy de raza blanca o negra o si soy hombre o mujer”». Mientras se rodaba este publirreportaje —¿cuánto habrá pagado el Santander a Mediaset para tal despliegue mediático?— el banco cántabro estaba inmerso en un Expediente de Regulación de Empleo que se ha cebado con las mujeres, sobre todo con las madres jóvenes que disfrutaban del derecho reconocido a la reducción de jornada, tal y como han confirmado a Diario16 varias decenas de ex trabajadoras. Por otro lado, no se puede olvidar cómo en el Día Internacional contra el Cáncer de Mama, el Santander aprovechó esa fecha para promocionar sus productos.

Teóricamente, el programa estaba destinado a que Ana Patricia Botín viera con sus propios ojos las consecuencias del calentamiento global y el deshielo de los polos. Ahí la presidenta del Santander afirmó que ella está concienciada con el cambio climático y que llegó el momento de tomar fuertes medidas: «Hay que pasar a la acción y reflexionar de la importancia de lo que tenemos por delante». No obstante, el Santander es uno de los bancos del mundo que más financiación da a las empresas que, precisamente, son más contaminantes, como bien se le ha recordado en las juntas de accionistas o como se recoge en el informe Banking on Climate Change. Si hay que pasar a la acción y tomar fuertes medidas, como dijo la señora Botín, no tiene más que ejecutar esos préstamos.

A modo de anécdota, sorprendió un detalle: en un programa dedicado al cambio climático el presentador se pasó toda la emisión bebiendo agua de una botella de plástico que, casualmente, correspondía a una empresa patrocinadora que, casualmente, también dispone de una línea de botellas de cristal. Cosas del marketing.

Ana Patricia Botín dijo, en relación a los productos bancarios abusivos (como las preferentes) que «Tenemos que ser muy conscientes de cómo asesoramos a nuestros clientes cuando invierten». Sin embargo, no dijo nada sobre Valores Santander, un producto por el que el banco está siendo condenado por los tribunales españoles. Tampoco se dijo nada de la presunta implicación del Santander en el mayor fraude financiero de Europa, los dividendos Cum-Ex, o las multas impuestas por los supervisores británicos por los seguros PPI, que ha obligado al banco a provisionar más de 1.800 millones de euros para pagar las indemnizaciones a sus clientes.

Desde luego, tampoco se habló de otros casos que están judicializados en la actualidad como, por ejemplo, el Caso Banco Popular, por el que el Santander ya habría obtenido más de 40.000 millones de euros entre operaciones corporativas, cobro de créditos fiscales, venta de activos inmobiliarios o los resultados del negocio principal que está generando la sexta entidad financiera de España. Por todo esto, el Santander sólo pagó un euro y más de 305.000 familias están arruinadas.

Jesús Calleja tampoco hizo mención alguna a otros asuntos que salpicaron a la familia Botín o al Santander en el pasado como, por ejemplo, el tener ocultos al fisco 2.000 millones en el HSBC suizo, el control de la Justicia a través de lobbies jurídicos, la doctrina Botín y las cesiones de crédito, etc., por no hablar de cómo el banco presidido por la señora Botín financia a empresas fabricantes de armas nucleares o de bombas racimo que están prohibidas.

Nada de esto se dijo. Eso sí. Ana Patricia Botín dijo algo que todo el mundo sabía: ella sí sabe cocinar «pasta». En eso, ella tiene toda la razón.

Apúntate a nuestra newsletter

6 Comentarios

  1. Tú lavado de cara es una novela barata, mucha fama y poco contenido. Algo así como un cuento sin moraleja, escrito con mala ortografía. Tú causaste dolor y agonia a miles de familias con el único sentido de adquirir ese triste título de la mujer más rica e influyente que tanto te promocionan tus esbirros. Mercenarios que ocultan tus desmanes, compras por 1€ de ahorros de gente humilde y desaucios entre otros, generando mucha, mucha tristeza.
    Nunca entenderás que la felicidad nada tiene que ver con la riqueza, pues la clave de ello, es la Paz interior, que nunca te la darán tus medios de comunicación, por más dinero que inviertas.
    Por suerte, en la vida no pueden influir las leyes «ad hoc» de los poderosos y si cambiamos los sentimientos, la propia vida te dara otra oportunidad. Aprovechala.

  2. A esta no se la puede blanquear ni con dos manos de pintura. El que se ha manchado es el Calleja. Cualquiera que de acerca a esta se ensucia, mejor no tocarla ni con un palo.

  3. Una vez mas queda demostrado que esta individua maneja todo lo que se menea, sin excepcion, cualquier estamento que se pueda comprar ahi esta ella QUE ASCO Y QUE VERGUENZA TODO VALE POR EL DINERO

  4. Es una farsante que dirige un cortijo de sumisos con los de arriba y despiadados con el resto. Sabe usted Sra. Botín el perfil de las personas que a dedo han incluido en su ERE? Mujeres en baja maternal que han dedicado horas sin remunerar a su empresa. Sabe que un porcentaje elevado de su plantilla está en tratamiento psicológico y psiquiátrico?
    Estudie a sus capataces y corrija su comportamiento, tiene a sus empleados asfixiados y con tanto miedo que nunca se van a atrever a ser sinceros. Siempre suya YO ANÓNIMA.

  5. Una actriz de Óscar emponzoñado que dirige una empresa despiadada. Me da mucha tristeza Calleja, me ha defraudado absolutamente. Hay que elegir mejor a tus acompañantes, creo que no has sido listo, ni siquiera has aumentado audiencia. Para qué te ha servido? REFLEXIONA.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre