No ha comenzado con buen pie el ambicioso plan de climatización de los colegios públicos de Andalucía, más de 6.000 inmuebles en su totalidad, de los que este verano sólo se han acometido obras en 51 centros, apenas el 1% del total, con un desembolso inicial de 2,5 millones de euros. El plan integral del resto de centros aún no tiene fechas concretas para su ejecución. Las asociaciones de madres y padres (Ampas) de los colegios beneficiados con esta primera selección han denunciado tanto los numerosos incumplimientos de sus demandas como las incontables irregularidades detectadas en las obras ejecutadas este verano para climatizar sus centros escolares.

Concretamente, en un céntrico colegio de la capital sevillana una lámpara fluorescente se ha desprendido del techo de un aula de Primaria apenas unos días después de una defectuosa colocación de los ventiladores de techo elegidos para climatizar el aula. Un alumno recibió el golpe de la lámpara aunque pudo esquivarla a tiempo, según confirman a Diario16 fuentes del centro escolar.

En este mismo colegio de Infantil y Primaria, los técnicos enviados por la Administración para la valoración de necesidades dejaron fuera de la cobertura de ventiladores un ala entera de Infantil argumentando que no los necesitaban, aunque precisamente es de las zonas más calurosas del centro, como lo certifican los 31 grados recogidos en una de estas mismas clases la pasada semana.

A estas irregularidades y deficiencias en la acometida del plan de choque de verano se suma que en este mismo centro, que viene demandando desde hace años una batería de necesidades para una climatización integral del centro, han debido cambiar urgentemente todas las cajas de pared que regulan los ventiladores porque varias de ellas han salido ardiendo.

Las Ampas agrupadas en el movimiento Escuelas de calor mantiene el calendario de protestas y movilizaciones que iniciara el pasado junio y este 30 de septiembre han convocado una manifestación que recorrerá el centro de Sevilla desde la Puerta de Jerez hasta las Setas de la Encarnación. Mientras tanto, reparten entradas a las puertas de los centros de infantil y primaria para una ‘película’ titulada Arden las aulas, en la que han hecho constar las elevadas temperaturas que sufren los alumnos andaluces durante varios meses del curso escolar, siendo los únicos centros públicos de Andalucía que carecen de una climatización adecuada.

Mientras tanto, la Consejería de Educación sigue ocultando los datos concretos del balance del plan de choque de verano que pretendía climatizar 51 colegios de los más de 6.000 centros públicos existentes en Andalucía pese a que la propia presidenta, Susana Díaz, anunció durante el inicio del curso escolar el pasado 11 de septiembre que ya se había iniciado la segunda fase del proyecto. Este periódico ha reclamado insistentemente sin éxito a la Consejería de Educación el balance de ejecución de las obras anunciadas tanto por la consejera, Sonia Gaya, como por la propia presidenta Susana Díaz a principios de verano y supuestamente ya llevadas a cabo.

Ventiladores mal colocados o cajas de regulación que salen ardiendo son algunas de las deficiencias denunciadas

Las Ampas de los centros que vienen reivindicando esta climatización han denunciado numerosos incumplimientos en los centros elegidos en la primera fase y han elevado al Defensor del Pueblo Andaluz sus protestas, un organismo que aún no ha conseguido una explicación al respecto por parte de la Administración autonómica.

Este próximo viernes, bajo el movimiento de alumnos y padres de colegios públicos agrupados en las denominadas Escuelas de calor, los centros andaluces están convocados a un nuevo acto de protesta en las puertas de los colegios, como ya hicieran a principios de junio pasado, protestas que lograron la reacción de la Administración andaluza y el anuncio del plan de choque de verano.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre