El pasado sábado, miembros del coro y la orquesta de la Ópera de Nueva York se reunieron con el mánager general de la institución, Peter Gelb, y le transmitieron su negativa a actuar con Plácido Domingo ante las múltiples acusaciones de acoso sexual y comportamiento indebido que el tenor ha recibido en las últimas semanas, de un total de 20 mujeres hasta ahora.

Tras varias conversaciones en los días que siguieron a esa reunión, Plácido Domingo ha decidido comunicado personalmente que no volverá a actuar en ese escenario. Hoy debía protagonizar allí el estreno de un nuevo montaje del Macbeth de Verdi, en la que sería su primera actuación en Estados Unidos tras la catarata de acusaciones.

En su comunicado, el tenor recuerda que debutó el Metropolitan con 27 años, “y he cantado en este magnífico teatro durante 51 gloriosos y consecutivos años. Aunque rechazo con fuerza las recientes acusaciones contra mí y me preocupa este clima en el que las personas son condenadas sin el debido proceso, después de reflexionar, creo que mi aparición en esta producción del Macbeth distraería el arduo trabajo de mis colegas, tanto en el escenario como detrás. Como resultado, solicité retirarme y agradezco al Met por concederme gentilmente esta solicitud».

“Este miércoles debía protagonizar el estreno de un nuevo montaje de Macbeth, en la que sería su primera actuación en EE UU tras la catarata de acusaciones”

El cantante no deja lugar a dudas en su comunicado de que no se trata de la cancelación de esta ópera, sino de su decisión de no volver a actuar en este escenario neoyorquino: “Estoy feliz de que, a mi 78 años, he podido cantar este papel en el ensayo general de Macbeth, la que considero mi última actuación en el escenario del Met. Estoy agradecido a Dios y al público por lo que me han dejado conseguir aquí”.

Según algunas fuentes internas, podría ser la propia Ópera de Nueva York la que habría pedido al tenor que renunciara para buscar una salida lo más elegante posible al clima de tensión desatado por las acusaciones que penden sobre él. No obstante, la institución neoyorquina ya había confirmado su confianza en el cantante, mientras que sigue abierta, por otro lado, la investigación encargada por la Ópera de Los Ángeles.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here