Según el Premio Nobel de Física Doctor Albert Einstein, el ser humano se experimenta a si mismo separado del resto y esta absurdamente limitado a sus deseos particulares, a un entorno reducido y cerrado de personas. Su tarea principal debe ser liberarse de esta prisión, ampliar su círculo de compresión y afecto.

Durante la vigilia tenemos que atender a nuestro cuerpo físico, así como a nuestras obligaciones familiares y sociales, por lo que nuestra mente (inteligencia, memoria y personalidad), debe estar permanentemente enfocada en la realidad del día a día. Nuestra consciencia no puede distraerse, ni olvidarse de satisfacer estas obligaciones pues nuestra existencia física y nuestro entorno material dependen de ello, esto requiere mucho esfuerzo y el tiempo que resta hasta que nos vamos a dormir lo dedicamos al también casi siempre necesario ocio.

Pero mientras estamos enfocados en resolver y sacar adelante la complicada vida, ocurren millones de cosas a nuestro alrededor a las que no prestamos atención, muchas de ellas probablemente nos darían la solución o nos abrirían nuevos caminos por los que transitar y superar las dificultades. Todas estas cosas que ocurren durante la vigilia y que nuestra consciencia no logra tener en cuenta, han quedado grabadas en nuestra memoria, nuestros sentidos las han percibido, nuestro corazón las ha sentido. Por la noche el subconsciente cuando soñamos y creamos nuestro universo particular, hace que vuelvan a aparecer estos sonidos, estas imágenes, estas sensaciones para dar un sentido y aportar soluciones que no hemos descubierto cuando estábamos despiertos, “lo consultare con la almohada”.

Hace unos años recibí un sueño de un hombre de mediana edad que paso a relatar:

Vivo en un piso alto dentro de un bloque, rodeado de jardín y zona arbolada. Estoy tranquilo y confortable en mi hogar.

Me pongo a mirar por la ventana y veo que en el bloque de enfrente a la altura de mi piso hay un individuo tirando gente por la ventana. Me quedo paralizado y me despierto sobresaltado.

A partir de lo anteriormente escrito así lo interprete:

Este señor probablemente tiene una vida acomodada, tranquila, sin muchas complicaciones (piso alto confortable, rodeado de jardín y arboles). Pero en su entorno cercano (bloque de enfrente), está ocurriendo un desastre que muy pocos o solo él pueden ver (desde su casa ve a un individuo tirando gente por la ventana)

Su subconsciente le esta trasmitiendo un mensaje contundente: él no puede quedarse en su zona de confort (paralizado), tiene que hacer algo (salvar a sus vecinos) y hacerlo lo antes posible (despierta sobresaltado).

No sé si lo que le ocurría es algo personal, o de alguien o algo muy relacionado con él, lo que sí está claro es que durante la vigilia ha recibido señales, sensaciones contundentes a las que no ha hecho caso, de que algo muy grave está ocurriendo y si no actúa de una manera inmediata él y su entorno van a salir muy perjudicados.

Deseo que la persona que me envió este sueño haya podido superar una situación tan dura. Espero que la interpretación del sueño le sirviese en su momento por lo menos para buscar soluciones. En la vigilia si el viese a alguien tirando a gente por la ventana, debería llamar a la policía, a los bomberos, a los servicios de salud, haría algo por sus semejantes, en definitiva por él.

De lo contrario su círculo de comprensión y afecto se quedará todavía más limitado y eso, aunque es lo menos importante, no le parecería bien a Albert Einstein.

 

 

Buenas noches, felices sueños

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre