En tiempos de coronavirus el factor salud está cada vez más presente en arquitectura e interiorismo. Airlite, una ecopintura que elimina bacterias y virus, ha realizado una donación para pintar el Centro de Atención Temprana de Down Madrid. Próximamente lo hará en el Centro Ocupacional que la entidad tiene en Tres Olivos (Madrid). “Es una pintura capaz de eliminar virus y bacterias. Gracias al efecto de la luz, unos iones rompen las moléculas que están en el aire y destruyen las paredes celulares y la cobertura externa de los virus”, explica María Marín, directora de Airlite España.

Las propiedades de esta ecopintura protegen especialmente a niños con mayor dificultad para mantener la distancia de seguridad y con patologías asociadas al síndrome de Down. “Tienen muchísimas bronquiolitis, muchos ingresos hospitalarios y muchas neumonías”, asegura Elena López-Riobóo, Coordinadora del Centro de Atención Temprana, donde atienden a más de 150 menores.

Los espacios cerrados, donde se pasa entre el 80% y el 90% del tiempo, presentan ambientes entre dos y cinco veces más contaminados que los exteriores, circunstancia especialmente grave en caso de los niños y los centros escolares. Los colegios son campo abonado para gérmenes y bacterias, junto a otros peligros como la contaminación del aire, los ácaros del polvo y las esporas de moho.

Los estudios señalan la elevada eficacia de la pintura en la eliminación de virus (como gripe A y enterovirus), bacterias (incluidas las multirresistentes a antibióticos)  y moho, que causan enfermedades e infecciones. En Italia está recomendado para colegios y guarderías por el Ministerio de Medio Ambiente. Se aplica sobre cualquier superficie y se activa mediante la luz, natural o artificial. Combate la contaminación (elimina hasta un 88,8% de los contaminantes) porque tiene el mismo efecto que una parcela de árboles: una superficie de un metro cuadrado cubierta con  la pintura utilizada en el Centro para la atención del síndrome de Down elimina 0,069 gramos de dióxido de nitrógeno cada 12 horas.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anterior¿Por qué quiere ser independiente Catalunya? (3/11)
Artículo siguienteBanco Popular: la última decisión de la CNMV está viciada de nulidad por ser contraria a la ley
Javier Puebla ha sido galardonado con diversos premios, tanto en prosa –Nadal, por Sonríe Delgado, y Berenguer, por La inutilidad de un beso– como en poesía: El gigante y el enano: V Certamen Vicente Presa. En 2010 recibió el premio Cultura Viva por el conjunto de su obra. Es el primer escritor en la historia de la literatura en haber escrito un cuento al día durante un año: El año del cazador; 365 relatos que encierran una novela dentro. En 2005 fundó el taller 3Estaciones y la editorial Haz Mlagros. Cineasta, escritor, columnista y viajero: ejerció funciones diplomáticas en Dakar durante cuatro años, y allí escribió Pequeñas Historias Africanas, Belkís y Blanco y negra. Gusta de afirmar en las entrevistas que nació para contar historias, y quizá por eso algunos de sus artículos parecen relatos o cuentos.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre