Foto: Agustín Millán

La Educación es sinónimo de progreso, libertad y respeto para la sociedad. No obstante, en las últimas semanas el veto parental y otras afirmaciones en la misma línea de vulneración a los derechos de los menores han copado cabeceras y conversaciones. Ante este clima de crispación son muchas las personas que se han sentido apeladas con las peticiones de la ultraderecha en materia de educación con apoyo de la derecha.

Entre ellos se encuentran la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB), que instó durante una rueda de prensa convocada esta mañana junto a CCOO y la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado (CEAPA) a la reforma de la LOMCE como medida de blindaje para la educación en diversidad LGTBI y hacerla transversal.

Además, la Federación solicitó “un apoyo más decidido por parte de las Administraciones para implementar las formaciones en diversidad afectivo-sexual, familiar y de género”. Respecto a la reforma de la LOMCE, desde FELGTB explicaron que implicaría “la implantación de ejercicios y ejemplos que contemplen la diversidad afectivo-sexual, familiar y de género en todas las asignaturas y cursos, la inclusión de la diversidad familiar en educación infantil o la atención a la diversidad sexual, de género y familiar en asignaturas como Conocimiento del Medio en educación primaria”, en otras.

En este sentido, Loren González, de la Comisión Ejecutiva de FELGTB expresó que “salvo en casos excepcionales de comunidades que cuentan con programas impulsados desde las consejerías de Educación, son las entidades LGTBI las que, gracias a su personal voluntario, ofrecen estas formaciones”. Una responsabilidad que desde la federación consideran que “no debería recaer en los centros, ni el tercer sector, sino que debería contar con medidas específicas impulsadas por las Administraciones de manera coordinada con las entidades LGTBI”.

En otro orden de cosas, González recordó que cada año se registran más de 600 incidencias de odio contra el colectivo LGTBI y que el 60% de los menores trans sufren transfobia en las aulas.

Unión ciudadana contra el veto parental

La plaza Pedro Zerolo se ha convertido esta tarde en bastión contra el negacionismo de la ultraderecha. Para ello han unido sus fuerzas la FELGTB, Amnistía Internacional, la CEAPA, CCOO, Arcópoli y COGA junto a la ciudadanía, con el fin de denunciar públicamente el veto parental impulsado por VOX.

Foto: Agustín Millán

A la concentración también asistieron representantes de Izquierda Unida, Podemos, Más País, PSOE, así como miembros de UGT y del Sindicato de Estudiante, que también mostraron su contrariedad con la propuesta del veto parental.

Luis Miguel López Reillo, Secretario general de UGT Madrid, comentó a Diario16 que el pin parental atentaba contra la libertad de expresión con el beneplácito del Partido Popular.

Foto: Agustín Millán

Durante la rueda de prensa de la mañana compartieron sus visiones acerca de esta alarmante situación contra la educación pública de los menores. De este modo, Carmen Morillas de CEAPA mostró su total rechazo alegando que “las familias y las escuelas somos pilares fundamentales y nuestros hijos e hijas no son de nuestra propiedad, son seres humanos con derechos”.

Por su parte, el responsable de Menores, Educación y Diversidad Afectivo-Sexual de Amnistía, Carlos Sanguino advirtió que en la actualidad “existen alrededor de 20 países europeos que incluyen en su currículo asignaturas y programas sobre derechos humanos con normalidad”.

Al igual, la secretaria de Política Social y Movimientos Sociales de la Confederación de CCOO, Paula Guisande, espetó que dichas iniciativas “buscan el contagio al resto de la sociedad para cercenar el derecho fundamental a la educación de niños y niñas, pero también poner en cuestión la profesionalidad de las personas docentes que cumplen la Ley”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here