Cinco personas han sido acusadas en Estados Unidos por un tribunal federal por su presunta participación en dos esquemas de fraude de valores. Según los fiscales, los sistemas involucraron un fraude de oferta de una compañía de petróleo y gas con sede en Texas y el intento de manipulación de las acciones de una compañía de cannabis que cotiza en bolsa. De ser declarados culpables se enfrentan a penas de más de 20 años de prisión para cada uno.

La acusación de la Fiscalía, a la que Diario16 ha tenido acceso, fue presentada en el Distrito Este de Nueva York contra Richard Dale Sterritt Jr., Michael Greer, Robert Magness, Mark Ross y Robyn Straza, acusándolos de conspiración para cometer fraude de valores, fraude electrónico y blanqueo de capitales, entre otros delitos. 

Mark Lesko, fiscal federal interino para el Distrito Este de Nueva York, afirmó que «a través de una red de esquemas relacionados, Sterritt y sus coacusados ​​supuestamente robaron millones de dólares a inversionistas, intentaron manipular acciones que cotizan en bolsa y blanquearon el producto de sus delitos mediante la compra de artículos de lujo, como, por ejemplo, un Bentley».

Según el escrito de acusación, durante casi tres años, Sterritt, Greer, Magness y Ross presuntamente cometieron una serie de esquemas que incluían un fraude de oferta en valores de la compañía productora de exploración de petróleo y gas Zona Energy y un plan para manipular el precio y el volumen de negociación de acciones de OrgHarvest Inc., que produce, cultiva y extrae productos orgánicos de cannabis.

La acusación afirma que Sterritt atrajo a los inversores de Zona Energy con el alias Richard Richman. También acusa a Sterritt y al resto de los imputados de hacer tergiversaciones materiales sobre el negocio, la administración y el uso de los ingresos de la oferta de acciones de Zona Energy. 

De los más de 16 millones de dólares recaudados por los inversores de Zona Energy en la oferta, Sterritt y sus asociados presuntamente malversaron más de 10 millones para comprar artículos de lujo, pagar gastos personales o canalizar fondos hacia otras empresas controladas por Sterritt.

Como parte de la supuesta manipulación del mercado de OrgHarvest, Sterritt, Magness y Ross están acusados ​​de participar en operaciones equivalentes para inflar artificialmente el precio de las acciones de la empresa de cannabis con el fin de aumentar los ingresos y ocultar la apropiación indebida de Zona Energy

En la acusación se afirma que los cinco imputados ​​coordinaron los intercambios de OrgHarvest con un agente policial encubierto que se hacía pasar por un promotor de acciones corrupto. Creían que el agente encubierto controlaba un equipo de corredores corruptos que comprarían las acciones de OrgHarvest infladas artificialmente en las cuentas de sus clientes.

Sterritt, quien según la acusación controlaba en secreto la mayoría de las acciones de OrgHarvest a través de fideicomisos a nombre de sus novias, familiares y co-conspiradores, acordó con el agente encubierto colocar operaciones equivalentes a precios, volúmenes y tiempos específicos para apuntalar. el precio de las acciones.

Sterritt, Greer, Ross y Straza también, según la acusación, blanquearon dinero de inversionistas de la venta de acciones de Zona Energy entre cuentas bancarias controladas por Sterritt, Greer y Straza. 

En algunos casos, los fondos de los inversores se transfirieron entre cuentas bancarias de múltiples entidades diferentes a nombre de Greer y/o Straza y fueron utilizados para gastos personales, artículos de lujo, cirugía plástica y para proporcionar dinero en efectivo a la familia, amigos, novias y cómplices de Sterritt.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre