Personal médico y enfermeros del SESCAM (Servicio Sanitario de Castilla La Mancha) denuncian a este medio las condiciones en las que tienen que trabajar. Se trata del servicio que se presta desde el Punto de Atención Continuada (lo que comúnmente se conocía como las urgencias de los centros de salud). Las urgencias que se realizan a domicilio en todo los pueblos responden a estos Puntos de Atención Continuada.

Las mascarillas o las batas no son adecuadas para poder realizar la atención a los pacientes sin exponerse al contagio. Y además, el equipo de trabajo es insuficiente: no consta ni gorro ni calzas, algo que la normativa establece, como la bata impermeable.

El personal médico y sanitario consultado por diario16 nos explica que la bata tiene que ser de material impermeable y las mascarillas del tipo «ffp2». Según el ministerio de Sanidad, para poder dispensar aerosoles a los pacientes, el tipo necesario es el «ffp3».

Llevan trabajando toda la semana en estas condiciones y ante la situación tan grave que se está produciendo, muchos plantean sus quejas y denuncian las condiciones en las que se ven obligados a trabajar.

La situación en los hospitales públicos es diferente, según nos señalan, aunque no es la más adecuada: en algunos casos, denuncian que tienen tres mascarillas para todos, que tienen que turnárselas y reutilizarlas. «Estamos pasándolas canutas», nos dicen. «Lo que más nos preocupa es trasladar el virus a nuestro entorno, cuando pueden tomarse las medidas profilácticas de manera sencilla, con el material previsto», apuntan.

 

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre