La Iniciativa Legislativa Popular para reconocer y dar derechos a el Mar Menor, firmada por el secretario general de UGT, Pepe Álvarez ha sido ya respaldada por decenas de miles de personas.

Pepe Álvarez quiere denunciar que “la situación actual del Mar Menor es la consecuencia de muchos años de explotación sin freno de nuestros recursos naturales, desde una perspectiva sesgada por una ansia productivista e intensivista de extraer el máximo rendimiento de la tierra a cualquier precio, sin tener en cuenta las consecuencias”.

Esta visión ha sido protegida “por políticos miopes, que no han sido capaces de reaccionar ni ante la más que evidente situación, con miles de peces muertos y aguas putrefactas”, señala el líder de UGT.

No sorprende, entonces, que aún hoy, “desde la peculiar visión del futuro que tiene la ultraderecha de nuestro país, se abogue por la derogación de las únicas e insuficientes medidas que se han aprobado para la recuperación del Mar Menor, bajo la bandera de la defensa de un modelo productivo fracasado”, ha señalado Álvarez.

El Mar Menor, una laguna con un sistema ecológico único en el mundo de agua salada, ha sido arrasado por un conjunto descontrolado de fuerzas sin control: vertidos mineros, urbanismo insaciable, regantes ilegales, y décadas de nitratos agrícolas que provocaron la muerte de la vegetación por debajo de tres metros.

“Un cóctel resultado de la avaricia, la incompetencia y la ausencia de cualquier cosa que se asemeje a responsabilidad de nuestros gobernantes”, ha denunciado Álvarez.

El modelo, se ha podido evidenciar, hace aguas, y en Europa miran con lupa nuestra gestión de esta tremenda crisis medioambiental. Solo desde la ceguera se puede creer que vamos a poder mantener un modelo caduco y enfermo sin consecuencias, sin ser tachados de irresponsables o algo incluso peor.

Cambio del modelo productivo

El secretario general de UGT reclama un cambio de “nuestro modelo económico. La responsabilidad medioambiental es clave”. La tecnología, la ciencia y la innovación pueden ayudar de formar inmensa a revertir ciertas situaciones, pero si nos empecinamos en adoptar soluciones aparentemente conciliadoras no conseguiremos salvar empleos y empresas sino hundirlas en un lodo infecto,

“En el Mar Menor, la radicalidad en la solución es necesaria”. Es urgente la búsqueda de iniciativas que permitan cambiar la dirección y crecer como país también. “Sin preservar el medioambiente no habrá bienestar social”. Pepe Álvarez finaliza animando a “apoyar y firmar esta iniciativa (https://sosmarmenor.org/) , porque es imprescindible recuperar la manga del Mar Menor”.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre