sábado, 20agosto, 2022
23.3 C
Seville

Penas de prisión para los que amenazaron a la joven que dijo que el islam era “una mierda”

La joven Francesa Mila Orriols fue acosada y recibió amenazas de muerte por meterse con el islam en Instagram

- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

Los jóvenes que acosaron a la adolescente Mila Orriols y la amenazaron han sido declarados culpables. El tribunal francés que juzga delitos de odio les ha condenado a penas de entre 4 y 6 meses de prisión por asediar y amenazar en línea a la joven que dijo que el islam era “una mierda” en una red social.  El acoso y las amenazas en las redes son moneda de cambio y hacen peligrar la libertad de expresión y, sobre todo, pueden inducir a algo tan peligroso como la autocensura, ya que lo que más nos hace peligrar como sociedad no es tanto lo que se dice, sino lo que no se dice.

NUEVA IDENTIDAD

La joven Mila Orriols fue temeraria y, después de una discusión en redes en la que le tildaron de “lesbiana racista”, subió un vídeo en el que declaraba: “El Corán es una religión de odio. El islam es una mierda. A vuestro dios le meto un dedo por el agujero del culo”. Las amenazas no tardaron en llegar y la presión fue tal que la jovén necesita desde entonces protección policial. La joven tiene una nueva identidad falsa y tuvo que dejar el instituto y marcharse a vivir a otro lugar.

JÓVENES ATEOS?

Sorprende la edad de los condenados que oscila entre los 18 y los 29 años, y la mayoría se han definido, curiosamente, como ateos o católicos. En el juicio, los acusados declararon que sus amenazas respondían al tono vulgar que utilizó Mila Orriol. A 10 de los jóvenes se les ha condenado por acoso en línea, y al onceavo, una joven de 18 años, por amenazas de muerte. Muy joven, también, era Mila Orriols cuando subió el vídeo. Tan solo tenía 16 años y 24 horas después de subirlo manifestó su arrepentimiento.

UNA SOCIEDAD GOLPEADA

Francia ha sido un país golpeado duramente por los que no aceptan que alguien pueda criticar o se pueda burlar de aquello que consideran sagrado. Los atentados a la redacción de la revista Charlie Hebdo o el caso del profesor Samuel Paty degollado por mostrar caricaturas de Mahoma en clase son claros ejemplos del riesgo que supone meterse con según quien. La sentencia que se ha aplicado en el caso de la joven Mila Orriols, a pesar de que los culpables no entrarán en la cárcel, puede servir como corta fuegos para que el odio no se extienda. Y que el ejercicio de la libertad de expresión continúe haciéndonos reír, pensar o enfadarnos porque nos ofende.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

lo + leído