Como esto no mejore, parece que el virus se va a llevar por delante la cabalgata de los Reyes Magos de todas partes de España. Y es que mientras no se consiga doblegar la curva de contagios, parece difícil ningún tipo de evento multitudinario en las calles.

Por el momento, el Ayuntamiento de Madrid ya ha suspendido las de los distritos, mientras parece difícil que puedan celebrarse en ningún sitio.

Así lo recoge un decreto publicado este martes en el Boletín Oficial del Ayuntamiento de Madrid (BOAM), que dispone que «los órganos de contratación de los distritos adoptarán la decisión que corresponda, en función de la fase de tramitación administrativa en que se encuentren los contratos que den soporte a estas actuaciones, tendente a adaptar la tramitación a esta suspensión”.

La exposición de motivos del decreto expone «la necesidad de seguir favoreciendo actuaciones y medidas que contribuyan tanto a la mejoría de la situación actual como a la prevención de situaciones que puedan facilitar el contagio”.

Y recuerda que, por ejemplo, las fiestas patronales ya quedaron definitivamente suspendidas por ser «una actividad no esencial», permitiendo «reutilizar el importe que dejaba de gastarse en estas actividades en beneficio de la población más desfavorecida».

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre