El vicepresidente de la Junta y consejero de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior, Francisco Igea, el hombre de Ciudadanos que permitió que el PP presidiera Castilla y León a pesar de haber perdido las elecciones y de haber garantizado en la campaña que no permitiría que Alfonso Fernández Mañueco fuera presidente, tendrá que responder ante un juzgado el próximo 2 de diciembre en el Juzgado de Instrucción número 5 de Valladolid, por un delito de amenazas, de quedar demostrados los hechos, Igea podría tener que dejar la Vicepresidencia de la Junta.

Borja Collantes, el denunciante, asegura en la denuncia que Igea le amenazó directamente. “Si vuelve a salir algo de mi familia te destrozo y reviento el partido por dentro, porque tengo documentación que si sale a la luz va a hacer mucho daño”. El escrito relata que Igea puso el dedo índice entre las cejas del denunciante y que también le dijo: “La próxima vez que hables de mi familia te reviento la cabeza”.

En el caso de resultar una sentencia condenatoria, a Igea le podría salir cara la cuestión, ya que, según reflejan los estatutos de Ciudadanos, podrán llevar a la suspensión de la condición de afiliado entre seis meses y dos años, la pérdida del cargo orgánico que estuviera desempeñando durante ese plazo o la inhabilitación para desempeñar cargos en el seno del partido o en representación de este durante ese periodo.

El portavoz de los socialistas en las Cortes de Castilla y León, Luis Tudanca, se ha referido al conflicto con ironía: “todo un vicepresidente de la Junta” de ejemplo y regenere “con todas sus fuerzas”, al tiempo que ha matizado que la comunidad “no se merece lo que le están haciendo”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

  1. Lo del Vicepresidente … Habrá que demostrarlo y el político tendrá buenos abogados…Aunque este señor no sé por qué me da que abre mucho la boca y luego…Justicia y política ? Puede salir cualquier cosa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

13 − seis =