Respondemos a estímulos primarios como la necesidad de pertenecer a un grupo, es algo inherente a nuestra naturaleza, somos gregarios, lo que deja de ser normal es ese punto de ruptura en el cual la razón pasa sin pena ni gloria y las emociones predominan ¿A que es un disparate? En principio somos seres racionales pero la inmensa mayoría parece que no razona.

Es necesario usar nuestro intelecto para llegar a conclusiones correctas sobre la verdad y la realidad, además abordar y resolver problemas.

Pero la mayoría no está interesada en profundizar, es más fácil y cómodo evitar la verdad, porque eso implica un trabajo de documentación, análisis y conclusiones, convertirnos en individuos críticos, en ese sentido hay varios culpables implicados, la formación en el seno familiar, las instituciones educativas y el propio individuo, quien como su propio arquitecto es el máximo responsable de su estado de inopia, por voluntad propia.

Es más fácil ser una oveja conducida por un “benevolente” pastor, pastando en las praderas, disfrutando de la hierba, el aire fresco y una semi libertad “vigilada”, no hay que temer, os están cuidando, es así que cuando menos lo esperamos somos apresados a traición y esquilados, dejándonos apenas con la piel puesta, eso sí, con unos cortes de puñal, peor parados que en una riña callejera, pero aún así la mayoría continúan disfrutando de las putadas del capital.

Dadle al pueblo Pan y Circo, que estén jorobados por soportar las presiones económicas, un salario de mierda, un trabajo esclavizante, una vida de perros, malviviendo solo para trabajar, y dejad que disfruten los pobres desgraciados con el fútbol, la fiesta patronal, los toros, la Navidad, etc., El opio del pueblo, en ese momento el éxtasis los embriaga, alienándolos jodidamente de la realidad, así se divierten, bailan, ríen, cantan, durante unos días, unas horas, olvidando que están de mierda hasta el cuello.

Qué bien lo tiene planificado el sistema, es la forma de mantener sumidos en un continuo letargo a la mayoría con su particular LSD.

Alguien me dijo, prefiero las fiestas a que pavimenten las calles de mi pueblo, porque “Es importante divertirse”, a lo que conteste, la fiesta podéis montarla vosotros mismos, os vais a un escampado, hacéis una candela, lleváis una guitarra y os ponéis a bailar, así lo hacían nuestros abuelos y tontos no se quedaron.

Considero inaceptable que los recursos económicos de los ayuntamientos, se destinen a festejos que impliquen un desembolso, las necesidades sociales han de ser nuestra prioridad, pero eso depende de la conciencia individual y colectiva que tengamos al respecto, tenemos dos caminos, continuar en el subdesarrollo, o emprender el camino de la equidad, hacia la senda del verdadero desarrollo.

La inmensa mayoría se queja por nuestra situación de mierda, pero la culpa no la tienen los políticos de turno, ni la CEOE, ni siquiera el capital, toda la culpa recae sobre el rebaño de ovejas que sigue eligiendo a los mismos pastores, hampones y sinvergüenzas.

¿Por qué no somos un país desarrollado? Nunca lo hemos sido, estamos hablando de otro modelo de sociedad.

Una sociedad desarrollada es la que vela por sus intereses generales, eso implica preservar el Estado del Bienestar, la población se cuida a sí misma, su estructura implica el nosotros, en el que imperan la lógica y la razón, donde no se toleran las injusticias sociales y el capital es un servicio más, ¿Veis lo atrasados que estamos en ese aspecto? Somos un país tercermundista por voluntad propia, porque la mayoría encuentra placer revolcándose en esta charca de animales.

¡Despertad de una jodida vez! Dejaos de tanto circo y diversión, el día después va a ser más jodido que el día previo a la celebración, mientras estabais entregados a vuestros entretenimientos vacuos, entre la euforia, la devoción y la diversión, los políticos de turno, como buenos pastores, sin darnos siquiera cuenta, nos han cortado la lana y este invierno pasaremos frío envueltos en mantas sin poder poner la puta calefacción.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anterior¿Expulsará Ciudadanos al asesor que será procesado por el Caso Lezo?
Artículo siguienteEl autónomo y el amianto
Nacido el 23 de abril de 1975 en Santa Fe Bogotá D.C. Sus dos patrias España y Colombia, estudió Ingeniería Técnica Industrial en la Universidad Distrital Francisco José de Caldas, su vocación el trabajo y servicio social, implicado en derribar barreras para hacer más accesibles los contenidos a personas con discapacidades visuales y auditivas. Autor de un Audio Blog político con cerca de 100 publicaciones, en continuo proceso de construcción. Residente en Huelva, militante activo y comprometido en todas las reivindicaciones sociales. Republicano su inclinación política es transversal y de Izquierdas.

1 Comentario

  1. Si a la gente le quitas el pan y el circo se te levanta pero si le quitas la dignidad ( trabajo, vivienda, salud, educación, economía) no pasa nada. ¿Hay quien lo entienda? ¿Sí? Pues que me lo explique por favor.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre