La noche del 19 de septiembre de 2019, tuvo nuestro presidente la oportunidad de explicar muchas cuestiones que muchos ansiábamos escuchar de su voz, y otra mucha gente ajena al partido, entender por fin. Las preguntas que el excelente periodista Antonio García Ferreras le hizo a Pedro Sánchez eran evidentes en si mismas, y, por lo tanto, previsibles. Sin embargo, mi estimado Pedro no estuvo, de ninguna de las maneras, a la altura. Debo ser crítico y ayudarle en la medida en que yo creo que puedo. Se avecina una campaña “campal”; un todos contra todos en la que “solo puede quedar uno”, y nuestro presidente no puede patinar en cuestiones sencillas unas de ellas, y trascendentales otras. Si anoche hubiera sido un debate y no una entrevista de amigo, nuestro querido Pedro lo habría pasada francamente mal. Voy a resumir esa entrevista en los diez errores de bulto cometidos por mi secretario general, para que, a ser posible, no se repitan en campaña, y mucho menos en un debate con otros líderes políticos, porque ellos sí sabrán aprovecharse de esos errores.

  • ¿Hay o no hay ministerios de primera y segunda categoría? Unidas Podemos entendió que sí, y que a ellas se les ofrecían los de segunda. El Psoe dijo que eso no era así y se consideró insultante que Unidas Podemos los rechazara despreciativamente. Sin embargo, anoche Pedro Sánchez reconoció que, efectivamente, hay ministerios que de ninguna manera está dispuesto a ceder a Unidas Podemos, y otros sí. ¿En qué quedamos?
  • Directamente relacionado con este error está el segundo. Pedro habló de que “no podría dormir por la noche, al igual que el 95% de los españoles”. Tal vez debería haberle preguntado a Ximo Puig o Javier Lambán si duermen o no por la noche. O a cualquiera de los muchos alcaldes y alcaldesas del Psoe que en España gobiernan en coalición con Unidas Podemos ¿Tomarán pastillas para dormir? Además, el porcentaje ese del 95%, ¿de dónde sale exactamente? ¿Podría citar el estudio?
  • Otro patinazo fue el asunto de la “inexperiencia” para asumir responsabilidades. Sin pretender hacer sangre… ¿qué experiencia de gobierno tenías tú, Pedro, cuando de pronto te viste presidente sin ni siquiera esperarlo? ¿Cuál, haber sido unos meses concejal hace una serie de años? Y Maxim Huerta, ¿qué experiencia de gobierno tenía? ¿Y Pedro Duque? Estimado Pedro, esto suena a excusa, y de las malas. Y lo peor es que lo es.
  • Pedro habló de la diferencia entre gobernar un país y gobernar un ayuntamiento o una comunidad. Perdón, Sr. presidente, pero para la ciudadanía de una comunidad o de un pueblo, sus circunstancias “cercanas” son lo primero: por ejemplo, una inundación, un incendio forestal, o la alta tasa de paro juvenil del municipio ¿Acaso un alcalde o alcaldesa con vergüenza dormiría por la noche en esas circunstancias?
  • Hasta ahora hemos nombrado los fallos. Lo que viene a continuación son auténticos patinazos. El primero de ellos se produjo cuando se le otorgó a Unidas Podemos la categoría de “socio preferente”. Un presidente no puede tener “socios preferentes”. Otra cosa es que termine gobernando con un determinado socio; una cosa es esto, y otra muy diferente, anunciarlo. Al hacerlo, se establece una prioridad apriorística de unos españoles y españolas sobre otros. Esto es inaceptable. Un presidente debe gobernar para todos, y, en este sentido poner sobre la mesa un programa de gobierno para se adhieran todos los que lo deseen. Debe intentar incorporar a cuantas más formaciones mejor a la hora de sacar adelante las leyes buscando el máximo consenso, aunque eso implique renunciar a algunas cuestiones. Y esto aún con mayoría absoluta. Nunca conformarse con sacar adelante los proyectos con los votos justos, excluyendo al resto de los españoles y españolas que no forman parte de sus “socios preferentes”. Se gobierna para todo el mundo, y la acción de gobierno debe ser lo más moderada y “acogedora” posible.
  • El segundo patinazo es lo mismo, pero a la inversa, y además una contradicción. Después de haber declaro a Unidas Podemos “socio preferente”, ahora resulta que has decido “vetar” a esta formación como posible socia de un gobierno de coalición; de nuevo vuelves a excluir, presidente, solo que ahora lo haces con otro grupo ciudadanos y ciudadanas ¿Te has planteado la posibilidad de que Unidas Podemos rectifique, aprenda, y se modere? Entonces sí sería posible una coalición con ellos (se habrían “errejonizado”), pero esto hay que explicarlo, y en este artículo lo haremos después. Tú tendrías que haberlo explica anoche.
  • La madre de todos los errores: la caducidad de la oferta. Lo que todo el mundo pregunta y nadie entiende. España merece una explicación, y el Psoe necesita ser creíble si quiere obtener la confianza mayoritaria de la ciudadanía ¿Por qué el Psoe se niega a ofrecer a Unidas Podemos lo que en julio era una buena oferta (según el Psoe) y que ahora, Unidas Podemos, estaría encantada de aceptar? Además, tú mismo reconoces que hay ministerios de primera (los que no te dejan dormir), y los de segunda (los que se pueden ofrecer a Unidas Podemos aunque no tengan experiencia) ¿Qué ha cambiado? No se puede argumentar “la ofensa” de la respuesta de Unidas Podemos, especialmente cuando aceptar esa oferta supone ahora un halago y un gran reconocimiento del error cometido ¿No se supone que tú lo que quieres es gobernar? Pues ahí los tienes. Si no lo explicas parece que tú quieres ir a elecciones porque Iván Redondo te ha prometido un puñado más de escaños.
  • Otro gran tropezón es calificar a Unidas Podemos como una fuerza ¿progresista? y después de haberla declaro socio preferente vetarla de manera definitiva para el futuro. Son demasiadas contradicciones en la misma frase.
  • Lamentable resulta, presidente, verte caer en el inmenso error de establecer una dicotomía para esta sociedad dividiéndola en izquierda y derecha. Y claro, como tú defines al Psoe como de izquierdas, se supone que ser “de izquierdas” es mejor que “ser de derechas” ¿No comprendes que esto es una actitud frentista y excluyente, que nos sitúa a todos en bandos contrarios al de nuestros amigos, vecinos, compañeros de trabajo, incluso de nuestras familias? Encima, nos sitúa a nosotros en el mismo bando que Unidas Podemos, el Partido Comunista, Bildu, y Ezquerra Republicana. Ahí es nada.
  • He dejado el error más grave de todos para el final, y es el de confundir al partido Ciudadanos, con su líder Albert Rivera. Son cosas muy diferentes. Un partido político es como un coche, que puede ir para adelante y para atrás, y corregir su trayectoria relativamente de forma lateral. Siguiendo con el paralelismo, un partido tiene unas posibilidades de actuación derivadas de sus estatutos, su ideología, su trayectoria y sus planteamientos políticos. Con todo se genera una expectativa que la ciudadanía valora. Pero aparte del coche, está el conductor, que puede ser un “suicida” político que lleve a su partido a la perdición, con sus extravagancias, contradicciones, y sus impresentables cordones sanitarios. No se deben confundir ambas cuestiones.

Hasta aquí los errores. Vamos ahora a resolver, en pocas palabras, todos estos problemas explicando someramente, pues este artículo ya es de por si muy extenso, cuáles deberían haber sido los planteamientos del presidente del gobierno, líder y candidato del Psoe en las próximas elecciones.

Lo primero, nunca más caer en el error de “izquierdas” y “derechas”. Es Psoe es el Psoe, un partido PROGRESISTA, MODERADO y SOCIALDEMÓCRATA. Allá ellos los se autodefinan, y, al hacerlo, excluyan a los demás y se autoaíslen ellos mismos. La unión hace la fuerza, y esa unión debe ser la todos los españoles y españolas, a ser posible.

En ese sentido, entender que no hay “socios prioritarios”. Unidas Podemos es un partido CONSERVADOR, RADICAL y REVOLUCIONARIO, por eso es por lo no es posible llegar a acuerdos con ellos en cuestiones de Estado. Plantean soluciones anticuadas, se creen que están en posesión de la verdad absoluta, y quieren ir “contra el mundo” acabando con el Capitalismo ellos solos. Hugo Chávez también lo intentó, y además con su asesoramiento. Ciudadanos es un partido PROGRESISTA, MODERADO (como el Psoe) y LIBERAL. El Psoe debe hacerle ver a este partido la ridiculez de los cordones sanitarios, y, por supuesto, no cometer el Psoe semejante error, cuando además es el partido con el mejor podría formarse un gobierno estable.

Sin extenderme más, abordaré por último el tema de la caducidad de la oferta. Las ofertas no son yogures. Mientras hay tiempo, hay posibilidad de hablar. Hay que explicar que los cambios cuantitativos promueven cambios cualitativos (incluso Carlos Marx lo sabía…). El motivo de que la oferta de julio no valga para septiembre no tiene que ver con “caducidades”, sino con que en las negociaciones el sector “pablista” de Unidas Podemos fue mostrándose cada vez más como lo que es, un grupo radical y sectario que pasó, al mostrar su sectarismo en todo se esplendor, de ser un partido con el que, en principio, se podía hablar, a ser un sector del partido absolutamente “infumable” al que ninguna persona sensata querría tener en ningún ministerio. Y por cierto, no hay “ministerios de segunda…” Ahora bien, si el grupo mayoritario pablista retrocede en influencia dentro de Unidas Podemos, tal vez más adelante, se pueda hablar con ellos. Incluso los pablistas pueden aprender, y moderarse; por eso no debe excluirse a nadie.

En resumidas cuentas, las explicaciones deben ir en el sentido de que el Psoe es un partido moderado, progresista, socialdemócrata que ha obtenido el apoyo mayoritario de la ciudadanía, que el Psoe, por supuesto, lo que quiere es gobernar, y que no ha sido posible por la radicalidad del sector pablista de Unidas Podemos, la intransigencia fascistoide de un PP que lo único que quiere que es las cosas empeoren para obtener beneficio partidista (yo cuestiono su patriotismo…), y un Albert Rivera que es un hombre perdido en busca de un objetivo en la vida. En estas condiciones no hay más remedio que devolver la confianza a la ciudadanía y que sea esta la que juzgue. Y estoy seguro de que lo hará.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × dos =