Después de un durísimo debate de investidura cargado de descalificaciones, insultos y desprecios de la derecha a las formaciones políticas que apoyaron con su voto o su abstención al candidato socialista, finalmente Sánchez, como ejemplo de resistencia, promete su cargo en Zarzuela ante el Rey Felipe VI, sin biblia ni crucifijo, tal y como había hecho después de ganar la moción de censura a Mariano Rajoy.

Por segunda vez, la forma de llegar a la Presidencia es un rasgo único en Sánchez, por vez primera desde que se instauró de nuevo la Democracia en España, el Gobierno será de coalición, dos partidos políticos formarán el nuevo Ejecutivo: PSOE y Unidas Podemos.

En su carrera por la Presidencia del Gobierno, Sánchez sufrió un duro golpe en octubre de 2016 cuando un comité federal del PSOE provocó su dimisión. Un sector de su partido consideraba que era necesario facilitar la investidura de Mariano Rajoy, algo a lo que se negó rotundamente llegando a abandonar su escaño para no incumplir un mandato del máximo órgano entre congresos del PSOE.

Las formas utilizadas para “cargarse” al que había sido elegido, por primera vez y de forma directa, por las bases, Secretario General, no encajó bien entre la militancia del PSOE, así, desde el primer día comenzaron a trabajar con la intención de recuperar tanto su voz, como a su Secretario General y, después de meses de trabajo altruista consiguieron su objetivo.

Pero el nuevo presidente no lo va a tener fácil tal y como quedó reflejado en el debate de investidura, el líder del Ejecutivo tendrá que lidiar con muchas sensibilidades, la crisis territorial en Cataluña y una posible recesión económica que ya anuncian desde Europa hace meses además de una derecha y ultraderecha que no parecen estar dispuestos a facilitar un Gobierno de progreso.

No ha sido un camino de rosas para Sánchez llegar y mantenerse en Moncloa, su perfil de político frío, persistente y tenaz ha sido decisivo para ello, pero también ha puesto de manifiesto una capacidad de diálogo casi camaleónica del ya presidente del Gobierno.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre