El número de avales que cada un@ de l@s tres candidat@s a la secretaría general del PSOE ha recibido, parece el siguiente, en números redondos: unos 63.000 para Susana Díaz, alrededor de 57.000 para Pedro Sánchez y unos 12.000 para Patxi López.

La primera idea que surge a partir de estos datos y que ya está apareciendo por medios tradicionales y redes sociales, es que el número de avales conseguidos por Susana Díaz con la militancia a cara descubierta y teniendo la manija del poder directamente en Andalucía e indirectamente en otros lugares influenciados por notables socialistas que apoyan su candidatura, puede ser mayor que el número de votos recibido finalmente.

Lo que sí parece un indicador bastante fiable del resultado final de las primarias, es que dicha militancia socialista está respondiendo de manera emotiva y agradecida a la intensa campaña que Pedro Sánchez lleva ya tiempo realizando para recuperar la secretaría general del PSOE, que esa misma militancia ya le había otorgado y que el primero de octubre pasado no fue admitido por el Comité Federal, lo cual llevó a dimitir al número uno preferido por las bases.

Así, una comparativa elemental de la asistencia a los diversos mítines ofrecidos por l@s tres candidat@s, ofrece en conjunto una abrumadora ventaja para el citado ex secretario general. Y este indicador es bien representativo, puesto que se trata no sólo de votantes, sino en general de afiliad@s al PSOE, que son los que el 21 de mayo tomarán la palabra otra vez vía papeleta.

En este sentido, parece claro que un mínimo análisis objetivo de la realidad debería ser puesto en práctica por las otras dos candidaturas -Susana Díaz y Patxi López- y obrar en consecuencia. Porque, si el río suena y de esa manera, agua lleva y en abundancia. Y el PSOE, la formación más veterana de todo el estado español, quizás ni debe ni mucho menos puede permitirse una espera de aún varias semanas para conocer formalmente lo que ya va configurándose como algo inexorable: la victoria de Sánchez.

De manera que caben varias vías: una, que Susana Díaz y Patxi López se retiren, lo cual sería un gesto que les honraría y que tendría para ambos un rédito político importante y muy por encima de si pierden estrepitosamente; otra, que Susana no se retire pero sí Patxi sin expresar sus preferencias por quienes quedan; una tercera, que se retire Susana y no Patxi; e incluso una cuarta, que Susana siga y que Patxi decida expresamente apoyar a ésta o a Pedro. Cualquier de ellas tiene, a mi juicio, un resultado distinto en porcentaje pero claro en el ganador: Pedro Sánchez.

Hay que recordar que, no se trata sólo de elegir entre tres candidat@s, sino sobre todo de tomar la decisión estratégica y medular para el socialismo y para la ciudadanía española, de seguir con el modelo actual o bien apostar por un modelo de partido de este siglo y de futuro innegable, que es, eso sí parece incuestionable, el que encarna y lidera Pedro Sánchez.

Dicho todo lo anterior, ¿quién sabe si va a haber o no dimisiones en la carrera para las primarias socialistas? Porque, como me recordó hace poco un afamado amigo de la izquierda alternativa, la lógica y la política no parecen ser buenos amigos. A esperar…

¿Quieres recibir las novedades de Diario16? [newsletter_signup_form id=1]
Compartir
Artículo anteriorPatxi López da calabazas a Pedro Sánchez
Artículo siguienteEstado viejoven y moción
Profesor Honorífico de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), donde actualmente imparte Nuevas Tendencias en Comunicación Política y Electoral. En UCM ha ejercido más de cuarenta años de docencia, sobrepasando el cuarto de siglo como Catedrático. Está especializado en Comunicación Institucional y Política, e Imagen Pública. Y asimismo en Métodos y Técnicas de Investigación Social. Postgrado en Sociología por la Universidad de Oslo. En la UCM: Licenciado en Ciencias de la Información (con primer premio extraordinario), y Doctor en Publicidad y Relaciones Públicas, con la máxima calificación. Pionero de la investigación política y electoral en España. Más de cuatro décadas de experiencia dirigiendo (o con cargo de alta responsabilidad), comunicación, marketing e investigación social en los sectores publico, político (sobre todo, campañas electorales), privado (entre otras responsabilidades, director de dos agencias de publicidad, con clientes internacionales) y de ONG. Más de cincuenta publicaciones científicas. Analista político, articulista/tertuliano en prensa, radio y televisión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

quince + diecisiete =