Hasta ahora la labor internacional del presidente era por vídeoconferencia debido al coronavirus.

El presidente del gobierno, Pedro Sánchez, se desplazará mañana a Mauritania en el que será su primer viaje internacional desde que comenzó la crisis causada por la COVID-19.

El viaje tiene por objeto participar en la cumbre internacional sobre el Sahel, en la que coincidirá con el presidente francés, Emmanuel Macron, y que ha sido convocada en la capital, Nuakchot, por el presidente mauritano, Mohamed Ould Ghazouani, en su calidad de presidencia de turno del G5 Sahel.

Sánchez y Macron serán los dos únicos líderes europeos que se desplacen a Mauritania.

Sanchez mantendrá un encuentro bilateral con el presidente de Mauritania y hará entrega de un cargamento de ayuda a ese país para luchar contra la Covid19. La cooperación en materia de gestión de flujos migratorios es un aspecto central, aunque no el único, de la relación bilateral entre España y Mauritania.

El Sahel

El Sahel vive una de las crisis -de seguridad, económica y humanitaria- más graves del planeta y su cercanía geográfica con España hace que sea una prioridad estratégica para nuestro país.

Ghazouani ha invitado a los Jefes de Estado y de Gobierno de los países del G-5 Sahel, formado por Mauritania, Níger, Burkina Faso, Mali y Chad, y algunos líderes europeos (Francia, Alemania, Italia y España). También participarán el Secretario General de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, el Presidente de la Comisión de la Unión Africana, Moussa Faki Mahamat, la Secretaria General de la Organización Internacional de la Francofonía, Louise Mushikiwabo y el Presidente del Consejo Europeo, Charles Michel.

El presidente del gobierno español se desplazará al acabar el Consejo de Ministros de mañana y llegará a Mauritania a las 14:00, hora local, las 16:00 en España.

Será la segunda vez que el presidente Sánchez visita África desde su llegada al cargo. La anterior fue en diciembre de 2018, cuando se desplazó a Mali para visitar el destacamento español de Koulikoro, en el que casi 300 militares españoles forman al ejército maliense frente a la amenaza de grupos yihadistas.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre