Los resultados de las dos citas electorales de abril y mayo han confirmado que el PSOE ha recuperado una parte del electorado que le retiró la confianza tras el abandono de los socialistas de los preceptos fundamentales sobre los que asentar un proyecto político orientado en exclusiva para el pueblo. El viaje al centro tuvo como consecuencia la adopción de medidas por parte de los gobiernos del PSOE que favorecían a los poderes fácticos y que dejaban desprotegidos a los ciudadanos. Por eso la gente apoyó a otras opciones de izquierda o, definitivamente, se quedó en su casa porque en España, el votante progresista prefiere abstenerse a pasar por el trauma de votar a las opciones de la derecha.

Las políticas sociales implementadas por el gobierno de Sánchez y que tanto fueron criticadas por la derecha son el antídoto perfecto contra el populismo de la extrema derecha y, sobre todo, el elemento fundamental para frenar las técnicas de propaganda aplicadas por el gurú de los ultras de todo el mundo: Steve Bannon, el hombre que llevó a Donald Trump a la Casa Blanca gracias a la implementación de modelos de difusión de mensajes a través del big data.

Todas estas técnicas fueron aplicadas durante las generales, las locales, las autonómicas y las europeas por Vox. Sin embargo, no hicieron más que aumentar el apoyo de los españoles al proyecto encabezado por el presidente del Gobierno.

En un mundo en el que la ciudadanía ha visto cómo siguen siendo las víctimas de la crisis económica global mientras las élites financieras, económicas y empresariales incrementan su riqueza al mismo ritmo en que se empobrecen las clases medias y trabajadoras, la aplicación de unas políticas de claro corte social han servido para que los ciudadanos centren su voto en quien presentó hechos y no sólo proyectos, en quien presentó medidas orientadas a la realidad y no a quimeras o mensajes del nacionalismo español más rancio.

Por tanto, Sánchez ha mostrado al resto de partidos progresistas del mundo lo que hay que hacer para arrinconar a Steve Bannon y a las formaciones ultras a las que apoya.

El pueblo siempre apoyará al gobernante que se centra en los problemas reales de la gente y que parte de esa base para generar prosperidad. El pueblo sabe que los mensajes patrióticos no solucionan nada. Lo que de verdad importa a la gente es que su salario le permita vivir con dignidad, que su trabajo sea seguro y que el gobierno no dé carta blanca a los abusos laborales que permitió la reforma de Mariano Rajoy. La gente quiere tener la seguridad de que no le van a echar de su casa o que las instituciones le garantizarán alternativas habitacionales públicas en caso de tener una situación de pobreza sobrevenida.

Bannon ha fracasado en España porque el pueblo ha priorizado su apoyo a un gobierno con una agenda marcadamente social y que apuesta por la igualdad, a pesar de que pudiera haberse creído las fake news que propagaba a través del big data de Steve Bannon.

1 Comentario

  1. sanchez no hub hecho nada sin la presion de UPodemos

    No apoyo la mocion d Up cntra m.rahoy
    pero se beneficio del apoyo de Up en la suya

    De hecho no esta tan comodo cn Up qe cn C$ e incluso cn :
    podria hundirles ahora qe hay mayoria en el congreso para condenar el franqusmo, pero nomlo hara , pqe le le lavan

    ACOSO DETALLADO A UNIDAS PODEMOS
    https://www.youtube.com/watch?v=mbxeXTxEcWk

    ANALISIS DETALLADO METODO SICOLOGICO
    PROPG VX Y PROPUESTAS
    https://youtu.be/NlhZWeHyc8w

    psoe=PPa$:€ mandanga
    https://www.youtube.com/watch?v=We0J4x89toY

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre