Pedro Sánchez ha pasado fugazmente por el incendio de Valleseco en la isla de Gran Canaria. El presidente en funciones ha eludido hablar de las negociaciones con Unidas Podemos y también de la crisis de los refugiados del Open Arms. Se acerca el fatídico 26 de septiembre, fecha en la que, si antes no se evita, se disolverán las Cortes y se convocarán nuevas elecciones el próximo 10 de noviembre.

Sánchez ha preferido hablar solamente del incendio y sortear los grandes temas políticos del verano. No tenía previsto atender a los medios de comunicación, aunque finalmente ha optado por hacer unas breves declaraciones en las que se ha limitado a referirse al motivo de su visita. El presidente ha garantizado que el Gobierno pondrá “todos los instrumentos, todas las capacidades que se van a necesitar para acabar con este incendio”, incidiendo en que volcará “todos los recursos, todo el material necesario para la seguridad y protección de un entorno natural tan maravilloso”.

Sánchez, que ha estado acompañado por el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, por el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación en funciones, Luis Planas, y por el delegado del Gobierno en Canarias, Juan Salvador León, ha sobrevolado la zona quemada y ha visitado el puesto de mando avanzado, donde ha recibido información sobre la evolución y las consecuencias del incendio.

El presidente en funciones ha agradecido el trabajo realizado por los integrantes de los servicios de extinción, a los que ha calificado de “héroes anónimos” y ha destacado la colaboración entre administraciones para luchar contra un fuego que todavía no se ha extinguido. Además, ha reiterado el compromiso del Gobierno para seguir volcando todos los recursos necesarios hasta garantizar la seguridad en la zona.

Amplio dispositivo de extinción tras el incendio en Gran Canaria

Se mantiene un amplio dispositivo de extinción en Gran Canaria para apoyar a la Comunidad Autónoma de Canarias en la lucha contra el incendio forestal que se declaró el pasado sábado en el municipio de Valleseco. Allí trabajan 11 medios aéreos y 4 brigadas de refuerzo contra incendios forestales.

Para sofocar las llamas desde el aire se han enviado 3 aviones anfibios Canadair de 5.500 litros de capacidad procedentes de las bases de Torrejón en Madrid, Málaga y Talavera la Real en Badajoz, así como un avión de carga en tierra de 3.100 litros de la base de La Gomera, un avión de coordinación y observación procedente de Talavera, 3 helicópteros Kamov de 4.500 litros de las bases de La Almoraima (Cádiz), Huelma (Jaén) y Tenerife Sur, y un equipo de drones que opera en el arco nocturno para vigilancia y seguimiento del incendio.

Complementando la labor de los medios aéreos, trabajan en tierra 4 brigadas de refuerzo contra incendios forestales de las bases de Punta Gorda, Tabuyo del Monte en León, Pino franqueado en Cáceres y Daroca en Zaragoza, que operan con 2 helicópteros de transporte y descarga de 1.200 litros.

También se ha enviado hoy al incendio declarado en Valverde del Fresno, en Cáceres, una brigada de especialistas en extinción con 2 helicópteros de la base de Pinofranqueado en la misma provincia, y un helicóptero Kamov de la base de Caravaca en Murcia al incendio de Estepona en Málaga.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre