El presidente del Gobierno ha inaugurado la II Conferencia Nacional Tripartita, «El futuro del trabajo que queremos», en el Ministerio de Trabajo, donde ha hecho un repaso a las medidas adoptadas durante los nueve meses de mandato. Entre ellas, el Plan Director por un Trabajo Digno, que ha permitido mejorar las condiciones laborales de 200.000 personas; la subida del salario mínimo a 900 euros mensuales, y el plan de empleo joven, entre otras.

Han acompañado al presidente del Gobierno y a la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social en la inauguración de la conferencia, los dirigentes de los sindicatos y de los empresarios, Unai Sordo (CCOO), Pepe Álvarez (UGT), Antonio Garamendi (CEOE) y Gerardo Cuerva (Cepyme), y el director general de la OIT, Guy Ryder.

Durante su intervención, Pedro Sánchez ha agradecido a la OIT y a su director, Guy Ryder la «oportunidad para reflexionar acerca del futuro del trabajo, y de hacerlo en compañía de quienes han de tener una voz privilegiada en esta materia, las organizaciones empresariales y los sindicatos». El presidente ha destacado que su Gobierno tiene dos grandes prioridades en este ámbito: la igualdad entre hombre y mujeres y la lucha contra la precariedad laboral.

Asimismo, Sánchez se ha referido al reto al que nos enfrenta la llamada ‘Cuarta Revolución Industrial’ y a los posibles efectos que los cambios tecnológicos puedan producir en el mercado de trabajo. En esta línea, el presidente ha hecho un llamamiento para que, tanto políticos como agentes económicos y sociales, «en ese balance entre amenaza y oportunidad, abonemos el terreno a la segunda y minimicemos los daños de la primera» a través del diálogo social.

Respecto al futuro del trabajo, Pedro Sánchez también “ha considerado esencial abordar cuatro aspectos que demarcan la calidad del trabajo y su sostenibilidad en el tiempo”. En primer lugar, extender la normativa laboral y la protección social a las nuevas formas de empleo; en segundo lugar, invertir en capital humano, en su formación y aprendizaje continuo; en tercer lugar, prestar especial atención a los jóvenes, promoviendo oportunidades para facilitar su transición al empleo y, por último, adaptar las representaciones sindicales y empresariales a las transformaciones en marcha.

La Conferencia Nacional Tripartita

Fruto de este proyecto, se ha venido desarrollando un amplio debate en todo el mundo sobre el futuro del trabajo, para comprender el alcance de las transformaciones que se están produciendo en la sociedad y en el mundo laboral, y para responder adecuadamente a los desafíos que de ellas se derivan. Este debate culminará en la próxima Conferencia Internacional del Trabajo que tendrá lugar en Ginebra en el mes de junio de este año.

Pepe Álvarez: Un nuevo contrato social para abordar el futuro del trabajo

El Secretario General de UGT, Pepe Álvarez, ha reclamado “un nuevo contrato social que haga posible aventurar un futuro con garantías para los ciudadanos y ciudadanas. Un contrato que aborde la justicia social, el trabajo decente, la lucha contra la pobreza, la igualdad, el medio ambiente, como proclama la ONU en su Agenda 2030”.

Pepe Álvarez ha realizado estas declaraciones durante la II Conferencia Nacional Tripartita de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre el futuro del trabajo, donde ha afirmado que “hay retos inmediatos que la sociedad nos exige abordar para visualizar lo que será de verdad el futuro del trabajo, como es, por ejemplo, las transformaciones que estamos viviendo con motivo de la era digital, y que están generando nuevas formas de explotación contra las que tenemos que luchar”.

Unai Sordo: “Hay que corregir los efectos más lesivos de las reformas de los últimos años”

El secretario general de CCOO, Unai Sordo defendió el diálogo social y consideró imprescindible el reconocimiento del valor de los agentes sociales. En este contexto, destacó el papel de una organización como la OIT que cuenta con el tripartismo como gran fortaleza, y la apuesta por el contrato social que ha posibilitado el periodo de estabilidad y prosperidad más prolongado de la historia.

El reto de un mundo más justo, más humano debiera no olvidar aquella apuesta tras los desastres de la guerra de construir un gran pacto social, un contrato social, que evitara que la humanidad se deslizara por la autodestrucción”, reivindicó. “Hoy no habrá contrato social que no tenga una perspectiva y dimensión global”, destacó.

Unai Sordo manifestó la disposición para trabajar de CCOO para que el trabajo del futuro sea el trabajo decente. Para ello, es necesario prever los cambios, anticipar sus impactos, adecuar las formas de producir y distribuir, convencido de que el efecto sobre el empleo va a ser enorme.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 + 17 =