El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha avalado hoy, en la cumbre de la ONU sobre migración en Marrakech, el apoyo de España al Pacto Mundial para una Migración Segura y Ordenada que van a suscribir al menos 164 de los 193 países miembros de las Naciones Unidas para abordar de forma conjunta el fenómeno migratorio.

Sánchez ha defendido un acuerdo que, al fin, aborda las migraciones de una manera integral. El pacto, aunque no es vinculante, es una declaración de principios que identifica la migración como un movimiento natural de la población y que se debe gestionar desde el respeto a los derechos humanos.

“Pocos asuntos son tan urgentes como el que debatimos hoy aquí. La migración no desaparecerá y no podemos rehuir los debates que genera”, ha dicho Sánchez.

El presidente ha hablado de la necesidad de trabajar en medidas a corto y largo plazo y en el entendimiento de que ningún país es capaz de gestionar este fenómeno “estructural” en solitario. “Es una materia global. Ningún país puede abordar el fenómeno de manera aislada y juntos conseguiremos una respuesta más eficaz”, ha destacado Sánchez. “Este pacto es muy importante para España porque representa un avance cualitativo en un multilateralismo eficaz”.

“Los partidos, incluso los que usan el fenómeno migratorio para sacar rédito lectoral, son conscientes de la solidaridad española. Los líderes de la oposición han entendido la importancia de estar aquí y el Gobierno de España agradece que no haya sido motivo de confrontación”, ha defendido la Secretaria de Estado de Migraciones, Consuelo Rumí, que acompañó al presidente.

“Esto es una responsabilidad compartida. Soy consciente de que la tarea es inmensa porque justo cuando más necesitamos los organismos multilaterales, como Naciones Unidas, están siendo cuestionados por esos grandes países que dominan el mundo”.

“España va a colaborar en la ejecución equilibrada de los 23 objetivos. Es necesario que favorezcamos las vertientes positivas de la migración y gestionamos adecuadamente las negativas”, ha afirmado Sánchez.

En el acuerdo, figuran medidas de calado como que la detención de migrantes solo se aplique en última instancia, se apela a que los Gobiernos velen por evitar la desinformación y los discursos negativos sobre la migración en los medios y se exhorta a garantizar los derechos humanos de los migrantes.

España ha reforzado la necesidad de la cooperación internacional para enfrentar las mafias que trafican con seres humanos. “La inmigración irregular no es el camino. Debemos seguir luchando conjuntamente contra las redes de tráfico porque es una violación inadmisible de los derechos humanos”, ha defendido el presidente.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here