La habilidad política y parlamentaria de Gabriel Rufián le han llevado a provocar en palabras del presidente del Gobierno un defensa a ultranza de Felipe González. Pedro Sánchez ha puesto en valor en sede parlamentaria al expresidente socialista por su legado político y social.

De hecho, en pleno conflicto, al negarse el PSOE, PP y VOX a una comisión de investigación contra Felipe González, Sánchez pone en valor la herencia política de quien jamás le apoyó ni como candidato a secretario general a su partido ni como líder de su Ejecutivo.

Para el secretario general del Partido Socialista, González es “uno de los grandes modernizadores de la España democrática”.

“Cuatro elecciones ganadas, casi 14 años de Gobierno, una modernización sin precedentes del sistema de salud pública, de las pensiones, de la educación”, ha relatado Sánchez en la sesión de control de este miércoles, en la que ha ensalzado el “legado y la historia” de Felipe González.

Sánchez ha dejado claro que, en referencia a las investigaciones en torno a Juan Carlos I, “nadie es impune en nuestro país, nadie lo es. Impunidad es que las acciones punibles no se castigan y quien determina el castigo es el poder independiente judicial, no el ejecutivo”, ha remarcado el jefe del Ejecutivo, que ha pedido “dejar trabajar a la justicia”.

Apúntate a nuestra newsletter

3 Comentarios

  1. Yo creo que Peter necesita más puñaladas políticas para convencerse del amor que le profesa el traidor de la clase trabajadora.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre