Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, ha participado en la presentación de la candidatura de Ángel Gabilondo a las elecciones de la Comunidad de Madrid que se celebrarán el próximo 4 de mayo tras el adelanto provocado por la reacción histérica de Isabel Díaz Ayuso ante el peligro de una moción de censura y para intentar aprovechar el calado que en el PP creen que tiene el trumpismo de la presidenta de la Comunidad de Madrid.

El presidente del Gobierno ha señalado que las raíces de Madrid significan apego, tolerancia, pasión, progreso, futuro, proyectos, cultura y vida compartida. «Madrid se merece de una vez por todas lo mejor», ha sentenciado Sánchez.

Por ello, ha sido tajante al afirmar que «Madrid no es extremismo. Madrid no es odio. Madrid no es intolerancia», palabras que van dirigidas a la línea de flotación de Isabel Díaz Ayuso y a su trumpismo que, casualmente, representan lo contrario a lo reseñado por el presidente del Gobierno, sobre todo por la más que probable alianza con la extrema derecha si Díaz Ayuso lograra los números necesarios para formar gobierno.

«¿Qué tenemos en la Comunidad de Madrid? Cero gestión, cero gobierno. Ahora, eso sí, infinita crispación, insultos y provocaciones. Y muchos fuegos artificiales. Esto es lo que no necesita Madrid. Madrid necesita un gobierno en serio», ha aseverado Sánchez de manera contundente.

Sánchez ha recordado que la única ley que ha salido adelante el actual Gobierno de Díaz Ayuso ha sido la Ley del Suelo, es decir, «la que tiene que ver con la especulación. Ni una ley para avanzar y no dejar a nadie atrás», ha dicho.

Este hecho lo ha contrapuesto con las preocupaciones de los madrileños y de los españoles: la vacunación y la recuperación económica. «¿En qué está el Gobierno de la Comunidad de Madrid? En los peores datos sanitarios, en un adelanto electoral y en bloquear ayudas a personas y pymes», ha señalado Sánchez.

El presidente del Gobierno ha hecho una revisión del dinero que ha llegado a Madrid desde los fondos del Estado: «3.300 millones de euros del Fondo COVID, 39 millones de euros del Fondo Social Extraordinario, 53 millones de euros del Plan de medidas económicas extraordinarias, 2,5 millones de euros Fondo Alimentación Infantil». Aún así, Sánchez ha afirmado que Madrid está a la cola en gestión sanitaria y económica. Estas son las cosas que tienen el trumpismo de Ayuso.

«Lo que hay que hacer es gobernar en serio. El espectáculo se lo regalamos a los demás. El único candidato capaz de hacerlo es Ángel Gabilondo. Gabilondo y el PSOE encarnan todo lo que necesita un gobierno serio. Lo necesitamos. Reivindiquemos el Madrid que merecemos porque Madrid, cada rincón de Madrid, ahora y con urgencia, necesita sensatez, cordura y seriedad. A la política madrileña le sobran gritos y le falta seriedad. A la política madrileña le sobran fuegos artificiales y le falta trabajo con seriedad. Para eso estamos aquí», ha señalado Sánchez.

Gabilondo: «creo que pillo la indirecta»

Ángel Gabilondo ha iniciado su intervención dirigiéndose directamente a Sánchez: «presidente, si no me he equivocado al contar, has utilizado 14 veces la palabra serio. ¡Vale, creo que pillo la indirecta! Soy 3 cosas: soso, serio y formal. Y en mayúsculas».

El candidato ha afirmado que puede garantizar un gobierno serio. «No creo en la bronca. El descaro y el insulto no me representan. No soy un político de marketing. Estoy en la izquierda que cambia las cosas».

Gabilondo ha dicho que siente profunda vergüenza por ver convertida la política regional en una feria de disparates sobre asuntos serios. « Mi propósito: liderar en estas elecciones un debate político realista y concreto. Hablemos de problemas concretos, de la Comunidad que tenemos y de la Comunidad que queremos y necesitamos. Somos la CCAA que menos invierte en educación por habitante. El gasto en educación recae en mayor medida sobre los hogares. La peor media en alumnos por ordenador en un centro público. ¿Es esa la región que queremos? NO. Somos la comunidad con más sanidad privada. No nos confundamos: eso no es libertad, es fomentar la desigualdad. La alternativa a nuestra candidatura no es la ultraderecha. Es peor: es la degradación de la política. ¡Basta ya de tanto odio y furia!», ha dicho Gabilondo.

2 Comentarios

  1. El Madrid actual es una construcción de dos dictadores: Primo de Rivera y Franco. Y Madrid así erigido significa la desertización industrial y científica del resto de España, salvo los dos focos resistentes: Euzkadi y Catalunya. Todo lo demás es yermo para poder progresar, sus gentes están condenadas a la emigración perpetua. Un Estado cimentado así tiene sus pilares en una ciénaga y esta condenado a la desaparición.

  2. El Madrid actual es una construcción de dos dictadores: Primo de Rivera y Franco. Y Madrid así erigido significa la desertización industrial y científica del resto de España, salvo los dos focos resistentes: Euzkadi y Catalunya. Todo lo demás es yermo para poder progresar, sus gentes están condenadas a la emigración perpetua. Un Estado cimentado así tiene sus pilares en una ciénaga y esta condenado a la desaparición.
    Recomiendo leer: «Madrid es una isla»

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre