La precampaña de la izquierda de momento tiene como único protagonista a Pedro Sánchez. Así, el todavía presidente del Gobierno pide en Mérida, terreno socialista, que “el 28 de abril tiene que ganar el sentido común”, al mismo tiempo que defiende que “aquí progresamos todos o no progresa nadie”.

Mientras, Pablo Casado, que por la derecha en cuestión de mítines va ganando ventaja a Vox y Ciudadanos, sigue con el mensaje sin cuartel, muy similar al de la CEDA de antes de la Guerra Civil, de que el líder del Ejecutivo de seguir gobernando “rompería España y la vendería a los soberanistas catalanes”.

Sánchez ha reiterado que es “muy importante participar” y no solo ha apelado “a la España de izquierdas y progresista”: “Tenemos que apelar mucho más allá, a la España moderada, sensata, cabal, que lo que quiere es progresar y no retroceder”. En las elecciones generales “tenemos que dar la espalda a la crispación y el egoísmo de una derecha que solo se ha mirado el ombligo y no ha pensado en el bienestar de la mayoría social de este país”. “El 28 de abril que gane el sentido común”, ha sentenciado el secretario general del PSOE.

 

La España de todos

“Vamos  a hablar mucho de España” durante estas semanas hasta el 28 de abril. De la España de la derecha “en la que caben solo ellos y los que piensan como ellos” y la España que representa el Partido Socialista, “en la que cabemos todos”. Y ha recordado la manifestación del domingo pasado en la Plaza de Colón, concretamente la foto de familia de las tres derechas. “Esa foto representa la involución, es una foto que va contra la historia de España y lo que necesita España es conquistar su futuro la próxima década y no regresar 40 años atrás”.

“No hay cordón sanitario que vaya a resistir la movilización de la izquierda”

Pedro Sánchez rechaza la ruta al pasado de las derechas y denuncia que “se atreven a ponernos un cordón sanitario a los socialistas”, un partido que firmó la Constitución. “Con la misma cuerda que hacen ese cordón sanitario al PSOE se atan a la ultraderecha y les digo que no hay cordón sanitario que vaya a resistir la movilización de la izquierda, de la España moderada y progresista” que “no quiere regresar a 40 años atrás” porque “en esta España cabemos todos y no solo ellos”.

Junto al secretario general de los socialistas extremeños y presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha asegurado que la primera medida de su gobierno será “aprobar unos presupuestos sociales que tumbó la derecha por intereses partidistas” y que “la apuesta” primordial será “la educación, la Formación Profesional y la universitaria” para “construir la España que queremos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

once − cuatro =