“Nunca el pueblo vasco necesitó salvapatrias sanguinarios para defenderse”, ha afirmado el ex lehendakari socialista Patxi López esta mañana desde Ferraz, tras reclamar que, “ante el anuncio de la disolución final de ETA, se debe construir un relato veraz de los ocurrido”.

“Si las cosas no se cuentan es como si no hubieran sucedido, el asesino deja de ser asesino y la víctima deja de ser víctima”, ha advertido. “¡No vamos a caer en la trampa de jugar en su terreno de juego!”, ha asegurado el dirigente del PSOE.

Ha descartado que ningún socialista vaya a asistir, como ya han anunciado desde otros partidos políticos, a la prevista escenificación de la disolución de ETA. “Ningún socialista participará en un acto para lavar la cara de quien nunca se la podrá lavar”, ha subrayado. “ETA sólo busca publicidad”, ha subrayado. “Pero el relato no lo va a construir ETA”, ha advertido. “Cada uno aparece donde quiere aparecer, pero el PSOE no le va a hacer el juego a la banda terrorista”.

“Desde que el 20 de octubre del 2011 la banda armada puso fin a su actividad terrorista”, ha asegurado Patxi López, “ETA ha sido un mero fantasma”. Y si ahora anuncia que al fin desaparece, “bienvenido sea”. Pero “en absoluto vamos a perdonar a los terroristas”, ha advertido. “Con su disolución, no desaparecen las causas pendientes, ¡sólo faltaría!”, ha insistido.

En referencia a la dispersión de los presos etarras en cárceles de toda España, y también en Francia, Patxi López ha reconocido que “el alejamiento, a día de hoy, sólo sirve para la victimización de ese mundo”. Por ello, ha defendido “una política penitenciaria diferente, sin calendario y con discreción”. Y, sobre todo, que el acercamiento de los presos de ETA a las cárceles vascas no se vincule de ninguna manera a su anuncio de disolución. “Debemos hacer todo lo posible por no mezclar la política penitenciaria con el fin de ETA, porque entonces parecería un cambio de cromos”, ha alertado.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre