domingo, 25julio, 2021
27.2 C
Seville

Patrióticos perdedores

- Publicidad -

análisis

La UE a Casado: «El bloqueo del Poder Judicial no puede ser absoluto»

El Documento de Trabajo de los Servicios de la Comisión Europea revela que el nivel percibido de independencia judicial en España es “bajo” entre...

El «liberalismo progresista» que vende Arrimadas es solo un camelo electoral

Inés Arrimadas anda como loca buscando la fórmula mágica del crecepelo que rescate a Ciudadanos de su destino inexorable y fatal, que no es...

El Repaso del 23 de julio: la importancia del oxímetro, quinta ola, reducción del precio de la luz

En El Repaso de hoy hemos hablado de la importancia que supone tener un oxímetro en casa, cómo funciona y para qué sirve. También...

A la Nietísima le quedan cuatro telediarios de duquesa

A la Nietísima se le acaba el chollo. Carmen Martínez Bordiú y otros 35 grandes de España podrían perder sus títulos nobiliarios en aplicación...
- Publicidad-

Me van a disculpar si el provocador título de este artículo, que no tiene intención de soflama, hiere su sensibilidad. Pero ciertamente el hartazgo que a uno le provocan determinadas miopías hacen que los vocablos versátiles de mis artículos alcancen cierto cabreo de molestia no camuflada ante la victoria de la mediocridad en la vida pública, privada y social.

No cabe dudas, de que España es un país único, capaz y con grandes potencialidades, un territorio diverso que en su pluralidad destaca por su capacidad de generar proyectos empresariales únicos, iniciativas innovadoras transformadoras del territorio así como exportables a otros continentes, una nación capaz de atesorar una creatividad disruptiva de la que sentirse orgullosos. Pero por contra, parece que estamos obcecados por imposibilitar el despegue de nuestro territorio, ese que siempre y hoy más que nunca viene de la mano de la generación de oportunidades para quienes con su talento son capaces de generar cambios en nuestro tejido productivo, de investigación y empresarial.

Y es que el carácter patriótico de un país como España debería medirse por la inversión tangible en talento, ese que debería apoyarse a través de medidas legales, económicas y de políticas de inversión capaces de hacer de la creación de espacios de desarrollo del talento una realidad cotidiana. Sería ese el mejor altar a la defensa de los valores patrios en una época de incertidumbre y cambio socioeconómico en el que el talento se presenta como el veraz aliado frente a los mares de un siglo XXI apasionante.

Así, en un mundo en donde el mayor valor para las empresas e instituciones es el que representan las personas parecería como algo necesario y urgente la puesta en marcha de un gran plan nacional por el desarrollo y apoyo al talento. Un plan este, que tuviera como ejes fundamentales en primer lugar el de la retención de quienes con sus capacidades atesoran las aptitudes y competencias necesarias en sectores como en el de la industria 4.0, la biociencia , la ingeniería o la investigación en general junto en segunda lugar con una estrategia de incorporación del talento femenino de manera plena a las empresas.

- Publicidad-

Acciones estas unidas a una tercera que debería ser la de lograr el retorno del talento emigrado, medidas todas ellas que requerirían de un gran pacto político de las fuerzas con representación en la cámara, al efecto de coordinar con todas las comunidades estas acciones que deberían ir además unidas a crear hubs especializados de talento en los territorios según las características de los mismos. Pero esto, que parecería lógico se aleja de la realidad cotidiana y mundana de una España que parece centrada más en la defensa de las banderas, el envite político y la radicalización de posturas alejadas del consenso, mientras que el exilio intelectual y la falta de apoyo a las capacidades de nuestro país se muestran en su cruda realidad. Y es que, los datos no engañan, hoy España pierde anualmente 156 millones de euros por la falta de incorporación del talento femenino al mercado empresarial y laboral, algo que si se activase por el contrario generaría así un 14% más de crecimiento de nuestro PIB . Pero junto a esta crudeza numérica otras dos, la pérdida de más del 10% de las personas investigadoras en España o la del padrón de españoles/as residentes en el exterior con altas capacidades formativas y de talento que superan hoy ya las 450 mil personas, con difícil retorno a un país anclado más en el patriotismo barato de por España pero sin España, esa nueva proclama adaptada a unos tiempos de absurdez y visión pérdida.

- Publicidad -

Relacionadas

- Advertisement -
- Publicidad -

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

Los últimos muertos en Valencia por Covid19 se habían negado a vacunarse

Las últimas personas fallecidas en la Comunidad Valenciana a causa del Covid19 no estaban vacunadas, porque habían decidido no hacerlo. Así lo ha desvelado este sábado el presidente...

Adriana Cerezo pierde el oro a tres segundos del final

¡Qué duro puede llegar a ser el deporte! Adriana Cerezo lo tenía. El oro estaba en sus manos. La madrileña estaba un punto arriba...

Adriana Lastra señala que Casado ha decidido seguir el camino del rencor y la desesperanza

Adriana Lastra, vicesecretaria general del PSOE, ha instado a Pablo Casado a construir una España sin enfrentamientos y a que entienda que ningún futuro...

Garzón «promovemos hábitos de consumo que nos permitan vivir dentro de los límites del planeta»

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha trasladado a los representantes de las organizaciones ecologistas que el objetivo del Ministerio de Consumo es “promover...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Los últimos muertos en Valencia por Covid19 se habían negado a vacunarse

Las últimas personas fallecidas en la Comunidad Valenciana a causa del Covid19 no estaban vacunadas, porque habían decidido no hacerlo. Así lo ha desvelado este sábado el presidente...

Adriana Cerezo pierde el oro a tres segundos del final

¡Qué duro puede llegar a ser el deporte! Adriana Cerezo lo tenía. El oro estaba en sus manos. La madrileña estaba un punto arriba...

Adriana Lastra señala que Casado ha decidido seguir el camino del rencor y la desesperanza

Adriana Lastra, vicesecretaria general del PSOE, ha instado a Pablo Casado a construir una España sin enfrentamientos y a que entienda que ningún futuro...

Garzón «promovemos hábitos de consumo que nos permitan vivir dentro de los límites del planeta»

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha trasladado a los representantes de las organizaciones ecologistas que el objetivo del Ministerio de Consumo es “promover...