domingo, 20junio, 2021
16.1 C
Seville

Pascua Militar: Ni una palabra de condena contra las amenazas de la ultraderecha a la democracia

Ni el rey, ni la cúpula del Ejército, ni los representantes políticos invitados han desautorizado la apología del golpismo lanzada por representantes de Vox, tanto civiles como militares, en los últimos días

- Publicidad -

análisis

Teorías de la conspiración: de la locura al genocidio

Con este libro, Alejandro M. Gallo demuestra que no es solamente un autor de novela negra, sino un pensador con un amplio conocimiento de...

Ayuso deja compuesto y sin cargo a Toni Cantó

Isabel Díaz Ayuso deja compuesto y sin cargo a Toni Cantó, pero sí incluye a la ex de Ciudadanos, Marta Rivera de la Cruz, para...

Llega San Juan: una noche de pólvora, diversión y miedo

La verbena de San Juan se caracteriza por un desmesurado uso de la pirotecnia y los fuegos artificiales. El cielo se llena de dibujos...

Los españoles «indultan» a Felipe VI

El rey Felipe celebra su séptimo aniversario en el trono de España. La efeméride coincide con una encuesta de Metroscopia sobre cómo valoran los...
- Publicidad-

Tras la algarada cuartelera montada ayer por las tres derechas en el Congreso de los Diputados, hoy tocaba el día solemne de la Pascua Militar. A nadie se le escapa que en los últimos meses el ambiente en los cuarteles es de cierta tensión ante la situación política que vive el país, y esa etapa enrarecida se respiraba hoy en la recepción oficial. El rey Felipe VI ha recordado el compromiso de las Fuerzas Armadas con España y la Constitución, alabando los valores militares de “profesionalidad, sentido del deber y del honor” que demuestran la “constante y generosa entrega al servicio del pueblo español”.

Las palabras del monarca ensalzando el orden constitucional llegan en un momento especialmente sensible para el Ejército, justo cuando algunos de sus altos mandos han mostrado su malestar por la crisis de Cataluña y sus simpatías por Vox, el partido que representa la nostalgia del franquismo. Ahí están las recientes declaraciones del general retirado Fulgencio Coll, jefe del Ejército de Tierra entre 2008 y 2012 y actual portavoz del partido de Santiago Abascal en el Ayuntamiento de Palma de Mallorca, quien cree que Pedro Sánchez es “un problema para la seguridad nacional” y que “los poderes del Estado no deben permitir” que el presidente del Gobierno en funciones “ponga impunemente en peligro la legitimidad institucional” o negocie con otras fuerzas políticas para quebrar el orden constitucional. El ex mando militar ha llegado incluso a plantear que se debería estudiar el procesamiento del líder socialista por sus negociaciones con Esquerra Republicana de Catalunya.

Pero no ha quedado ahí la cosa. El eurodiputado de Vox Hermann Tertsch puso de manifiesto hace unos días, en redes sociales, la “necesidad” de la intervención de las Fuerzas Armadas para interrumpir el “obvio proceso golpista de voladura de España como nación”. “En estos días parece que todos los cómplices de Zapatero, desde el etarra Otegi a los comunistas Iglesias y Garzón se esfuerzan por hacer inevitable la aplicación del artículo 8 para que las Fuerzas Armadas interrumpan un obvio proceso golpista”, según una información que publicó el diario El Plural.

Desde aquellos primeros años de la Transición, cuando el ruido de sables era especialmente intenso, el franquismo sociológico no se había mostrado tan explícito y liberado de complejos a la hora de hablar de una hipotética intervención militar para frenar la supuesta “ruptura de España”. Hoy, entre los asistentes a la Pascua  Militar, estaban Pedro Sánchez; los ministros de Defensa y de Interior, Margarita Robles y Fernando Grande-Marlaska; y la cúpula militar. Ninguno de ellos, quizá por precaución ante la decisiva jornada de investidura de mañana, ha dicho ni media palabra sobre las amenazas golpistas que se han sucedido en los últimos días y que ayer volvieron a aflorar entre los diputados más “cafeteros” del PP y Vox. El rabioso pataleo, los puñetazos contra el escaño, los insultos al presidente Sánchez y a los diputados de izquierdas y los gritos marciales de “Viva España, viva el rey”, helaron la sangre a todo aquel que se siente demócrata. El espectáculo fue denigrante y bochornoso para el parlamentarismo nacional y la democracia, pero precisamente para eso ha llegado la ultraderecha, para enterrar lo que ellos llaman “consenso progre” (en realidad se refieren al sistema democrático) y para señalar con el dedo y apuntar en la lista negra a todo aquel sospechoso de rojo separatista.

Hoy, en tono bastante más calmado y tolerante que aquellos que dicen defenderlo con tanto entusiasmo y ahínco, el rey ha dicho: “Las Fuerzas Armadas y la Guardia Civil sois hoy reflejo de una sociedad moderna, capaz y solidaria que, además, sabe reconocer y agradecer siempre vuestro compromiso con el interés general de nuestra nación. Un compromiso que demostráis con vuestra profesionalidad, sentido del deber y del honor, que acreditáis con vuestra lealtad y vuestra constante y generosa entrega al servicio del pueblo español”.

Es cierto que el Ejército de hoy ya no tiene nada que ver, por fortuna, con el de 1975, pero corren peligrosos vientos del pasado que deben alertar y poner en guardia a las fuerzas democráticas de este país. Las palabras solemnes como “patria”, “lealtad institucional” y “compromiso” han estado presentes en todo momento durante el acto castrense, pero ningún responsable militar, ni político o civil, ni tampoco el rey, ha tenido la valentía de recordar que la soberanía nacional reside en el pueblo español y se manifiesta en las urnas. De ninguna manera el Ejército debería ser garante ni tutor de nada. Ya lo fue en 1936 y así nos fue, por lo que deberíamos aprender la lección de la historia. De forma ciertamente sonrojante para una democracia avanzada, nadie presente en ese acto ha condenado las amenazas a las libertades públicas que desde la ultraderecha se han lanzado sin pudor estos días. Y el silencio cómplice en este asunto resulta intolerable. Porque si dejamos que los nostálgicos del pronunciamiento decimonónico y del golpismo fascista puedan desahogar a placer sus impulsos e instintos más bajos, sin que nadie, ni siquiera la Fiscalía, les pida cuentas por ello, podremos empezar a decir que España ha vuelto a las andadas.

- Publicidad -

Relacionadas

- Advertisement -
- Publicidad -

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

Israel advierte relación entre la vacuna de Pfizer y daños en el corazón

Israel ha ido muy por delante en el proceso de vacunación a nivel mundial durante la pandemia de COVID-19. El margen que ha tenido...

Teorías de la conspiración: de la locura al genocidio

Con este libro, Alejandro M. Gallo demuestra que no es solamente un autor de novela negra, sino un pensador con un amplio conocimiento de...

El tren AVLO circulará desde el miércoles con cuatro circulaciones diarias entre Madrid y Barcelona

El tren Avlo se estrena el próximo miércoles, 23 de junio, con cuatro circulaciones diarias por sentido entre Madrid y Barcelona, y con precios...

Vyrtual Xperience: el futuro de las ferias de muestra

En España, una de las noticias que anunció la llegada de algo peligroso e importante fue la cancelación del Mobile World Congress que debía...
- Publicidad -

lo + leído

Israel advierte relación entre la vacuna de Pfizer y daños en el corazón

Israel ha ido muy por delante en el proceso de vacunación a nivel mundial durante la pandemia de COVID-19. El margen que ha tenido...

Teorías de la conspiración: de la locura al genocidio

Con este libro, Alejandro M. Gallo demuestra que no es solamente un autor de novela negra, sino un pensador con un amplio conocimiento de...

El tren AVLO circulará desde el miércoles con cuatro circulaciones diarias entre Madrid y Barcelona

El tren Avlo se estrena el próximo miércoles, 23 de junio, con cuatro circulaciones diarias por sentido entre Madrid y Barcelona, y con precios...

Vyrtual Xperience: el futuro de las ferias de muestra

En España, una de las noticias que anunció la llegada de algo peligroso e importante fue la cancelación del Mobile World Congress que debía...