Fuerzas políticas y sindicales españolas, así como dirigentes y exdirigentes mundiales, han mostrado su rechazo al Golpe de Estado contra Evo Morales. El ya expresidente marchó a México para garantizar su integridad física y la de su familia, tras los asaltos a su vivienda y la de sus familiares, como denunció el propio Evo Morales en redes sociales.

El propio Morales señaló que “denunciamos y condenamos ante la comunidad internacional y pueblo boliviano que el plan de golpe fascista ejecuta actos violentos con grupos irregulares que incendiaron la casa de gobernadores de Chuquisaca y Oruro y de mi hermana en esa ciudad. Preservemos la paz y la democracia”

En unos de los mensajes de Twitter, Evo Morales señaló que “los golpistas que asaltaron mi casa y la de mi hermana, incendiaron domicilios, amenazaron de muerte a ministros y sus hijos y vejaron a una alcaldesa, ahora mienten y tratan de culparnos del caos y la violencia que ellos han provocado. Bolivia y el mundo son testigos del golpe”

También narró como fue su primera noche, antes de salir de Bolivia: “después de dejar la presidencia forzado por el golpe de Mesa y Camacho con ayuda de la Policía. Así recordé tiempos de dirigente. Muy agradecido con mis hermanos de las federaciones del Trópico de Cochabamba por brindarnos seguridad y cuidado”.

Asilo político en México

La Secretaría de Relaciones Exteriores informó que el avión de la Fuerza Aérea Mexicana ha trasladado al expresidente de Bolivia, Evo Morales Ayma, a México, quien le ha concedido asilo político.

En una jornada donde los acontecimientos se precipitaron con una gran velocidad, la OEA difundió el resultado de la auditoría sobre el recuento electoral pactada con el gobierno de Bolivia, donde se certifican irregularidades que, si bien no ponen en duda la victoria de Evo Morales, hacen imposible certificar que la diferencia era suficiente para confirmar su victoria en primera vuelta. Ante esta situación, el presidente de Bolivia decidió convocar nuevas elecciones, garantizando la total renovación del cuestionado tribunal electoral.

Sin embargo, las exigencias de la ultraderecha boliviana, personificadas en el levantamiento promovido por el dirigente ultra cristiano Luis Fernando Camacho, y ante el silencio del candidato derechista Carlos Mesa, continuaron en una clara intencionalidad violenta y golpista, finalmente apoyada por el ejército boliviano, quien pidió la renuncia a Evo Morales.

Ante este claro gesto golpista del ejército y de la descontrolada represión, apoyada por la policía, desatada contra miembros del gobierno, de diferentes instituciones de la democracia boliviana y de simpatizantes del partido gobernante, tanto Evo Morales como todos los miembros de su gobierno decidieron renunciar, alegando que en el contexto actual ésta era la única decisión posible que pudiera detener la violencia del ejército, la policía y militantes derechistas en Bolivia.

UGT rechaza el Golpe de Estado en Bolivia

La Unión General de Trabajadores rechaza el Golpe de Estado contra Evo Morales en Bolivia, promovido por la ultraderecha racista con el apoyo evidente del ejército y amplios sectores de la policía boliviana.

Desde UGT, rechazan “el golpe cívico militar en Bolivia” y llaman “a que las instituciones democráticas del país andino retomen el control de Bolivia para resolver, en un marco de elecciones libres y justas, y no violencia, la situación”. Asimismo, “manifestando nuestro profundo rechazo contra la violencia ejercida por la ultraderecha y la policía bolivianas, exigimos que se respete la integridad física de los miembros del gobierno presidido por Evo Morales y por sus simpatizantes, incluyendo a nuestros compañeros sindicalistas bolivianos, que también han sido víctimas de episodios de violencia”, han señalado desde la secretaría de Internacional del sindicato.

Por último, instan al gobierno de España y a las instituciones europeas para “que asuman una posición de respeto a la democracia boliviana, con una clara condena al golpe y la realización de los esfuerzos suficientes para garantizar la paz y elecciones libres en Bolivia”.

IU “denuncia y condena” el golpe de Estado en Bolivia

IU “denuncia y condena” el golpe de Estado en Bolivia y reclama al Gobierno español y a la UE que “exijan a los golpistas el cese inmediato de la violencia y la represión”

La Comisión Internacional de Izquierda Unida Federal advierte sobre el “peligroso silencio internacional” ante la “violencia de los golpistas, que han asaltado la casa de Evo Morales e incendiado la de su hermana”, mientras que “formaciones y algunos medios de comunicación españoles, tan sensibles en otros casos en Iberoamérica, guardan ahora silencio frente a los asaltos contra televisiones públicas y radios populares bolivianas, cuyos profesionales sufren desde hace días amenazas y agresiones”.

Podemos

Pablo Iglesias, secretario general de Podemos, mostro su absoluta repulsa al “Golpe de Estado en Bolivia. Vergonzoso que haya medios que digan que el ejército hace dimitir al presidente. En los últimos 14 años Bolivia ha mejorado todos sus indicadores sociales y económicos. Todo nuestro apoyo al pueblo boliviano y a Evo Morales”.

El presidente electo de Argentina, Alberto Fernández, y la vicepresidente electa y expresidenta, Cristina Kircner, mostraron también su apoyo a Evo Morales y al pueblo boliviano.

El expresidente de Brasil, Lula Da Silva, mostro su apoyo a Evo Morales, tras la renuncia como presidente de Bolivia; “Acabo de escuchar que hubo un golpe de estado en Bolivia y Evo Morales se vio obligado a renunciar. Es lamentable que América Latina tenga una élite económica que no sepa cómo vivir con la democracia y la inclusión social de los más pobres”.

El Expresidente de Uruguay, Pepe Mujica, envío un video a través de las redes sociales para mostrar también su apoyo a Evo Morales y en contra del golpe en Bolivia.

La expresidenta de Brasil, Dima Rousseff, mostró su “total solidaridad con el legítimo presidente de Bolivia, Evo Morales. quien fue depuesto por un golpe militar, hizo que su casa fuera allanada por la policía y sufrió una orden de arresto ilegal. Un ataque muy serio contra la democracia en América Latina y la violencia contra el pueblo boliviano”.

El presidente de la Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, mostró su rechazo, porque supone un “golpe al corazón de la democracia y de los pueblos de nuestra América en Bolivia. (…) Se quebró la legalidad y se debe velar por la integridad física de Evo, otros líderes y pueblo boliviano”.

El exprimer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, quiso expresar su solidaridad y “todo mi respeto a Evo Morales y al pueblo de Bolivia al frente a todos intentos a regresar los días oscuros de los golpes del Estado y de la violencia. Que gane la democracia. #EvoNoEstasSolo”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

2 Comentarios

  1. Y porque lo rechazan? …hay que ser mas tolerantes…los sudacas son lo que son, e historicamente demuestran que no dan para mas.. hay que aceptarlos asi, sin criticarlos..

  2. He tenido que releer tu comentario. Estaba seguro que te referías a los borbónicos castellanos.Estos són como son y no se puede esperar nada mejor.Los sindicatos, «normales»incluso los castellanos/madrileños suelen ser aceptablemente democráticos.Lógicamente no aprueban los golpes de estado. Claro que con el «golpe» a la República Catalana no alzaron mucho su voz. Los bolivianos son demasiado ricos. Trump no puede evitar robarlos, aunque sea a costa de una guerra.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

veinte + 17 =